•  A modo genérico, ¿cómo veis la situación en un entorno de tanta noticia negativa?
La verdad es que hay mucha incertidumbre ahora mismo y es lo que no quieren los inversores. Vivimos en un mercado dominado en el corto plazo por factores macroeconómicos y exógenos sobre los que no tenemos ningún control (como la guerra de Ucrania o el confinamiento en China) por lo que para nosotros es más esencial que nunca tener una visión de largo plazo. Pues cuando se hace más evidente aplicar conceptos de inversión sencillos como es tener una buena diversificación, visión de largo plazo y conocer profundamente las compañías en las que se está invirtiendo. 

•  La inflación es el tema de moda, ¿cómo le afecta a la bolsa?
La inflación afecta porque genera una pérdida de poder adquisitivo y conlleva una subida de tipos para frenarla que, a su vez, afecta todas las clases de activos (renta fija, renta variable, inmobiliario, private equity…) Por lo tanto,  hay que tener en cuenta la inflación. Por eso es muy importante invertir en compañías que tengan la capacidad de poder trasladar la subida de la inflación a sus productos  o costes. Es muy importante tener compañías con poder de fijación de precios y que tengan poca deuda y sean menos vulnerables tanto a la inflación como a la subida de los tipos. 
 

•  Vosotros invertís sobre todo en compañías medianas y pequeñas… ¿Qué hace distinto este contexto para esas compañías, frente a los de gran capitalización?
El universo de pequeñas y medianas compañías es enorme. Hay multitud de de compañías, más de 5000 cotizadas, y es un mercado ineficiente que permite poder identificar buenas oportunidades que, con una visión de largo plazo, generen oportunidades superiores a las que podemos obtener invirtiendo en la gran capitalización. Además, el universo de pequeñas y medianas es el lugar por excelencia para la innovación que es donde se desarrollan modelos económicos en  campos como la industria, tecnología…hay diversidad de modelos económicos orientados al crecimiento con productos o servicios muy nicho con capacidad para expandirse internacionalmente. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

•  Europa está a la vanguardia global en algunos nichos de mercado, ¿nos podrías decir donde están esas compañías capaces de competir globalmente?
La calidad del mercado europeo es mucho mejor de lo que se percibe. Europa lleva años desarrollando un know how en sectores que son muy relevantes para los avances que hemos experimentado como sociedad en las últimas décadas. Segmentos como la tecnología médica, innovación digital, software, automatización  industria, industria 4.0…por lo tanto podemos encontrar compañías muy buenas con capacidad de convertirse en líderes a nivel global. 
3.43

•  ¿Qué opináis de la inversión ESG?
ES muy importante tener en cuenta la integración de criterios ESG en las tomas de decisiones de inversión a largo plazo. Al final esta tendencia que vivimos de sostenibilidad estamos convenidos de que va a crear valor y será  beneficiosa para inversores y sociedad en su conjunto pues obliga a las empresas a elevar sus estándares con sus empleados , medioambiente y sociedad en su conjunto. Aquellas compañías que ayuden a resolver los problemas del planeta y la sociedad estarán mejor preparadas para un crecimiento sostenible en próximas décadas. 
 

•  ¿Cuál es la clave para elegir compañías ganadoras en este contexto de mayor volatilidad? ¿A qué hay que prestar más atención?
Desde nuestro punto de vista hay que prestar atención a la calidad de los modelos de negocio. La prima de calidad es permanente, no cíclica. Cuando uno está orientado a compañías con balances saneados, sólidos, cuyo crecimiento futuro está respaldado por fuertes factores estructurales, con caja neta, líderes en su sector nicho…para nosotros es calidad y nos permite navegar mejor en un entorno de volatilidad elevada como el actual. 
 

•  Sectores como el financiero, consumo o energía tienen poco peso en las carteras… ¿No encajan tanto con la filosofía de inversión de Lonvia? 
Tenemos claro el tipo de compañías en las que queremos invertir y buscamos compañías con capacidad para crecer de forma estructural en el largo plazo. Buscamos identificar los campeones europeos del mañana. Para que eso ocurra es necesario que las compañías entren en el círculo virtuoso del crecimiento, compañías que están constantemente reinvirtiendo en su negocio futuro (talento, capital humano, ampliar mercados, mejorar procesos operativos...) y por tanto están continuamente reinvirtiendo en su crecimiento y pueden crecer independientemente del entorno. No es el caso de los bancos, que necesitan tipos de interés alto, o las eléctricas, que no tienen control sobre su futuro.