Fernando Luque, editor jefe de Morningstar, analiza la actualidad de los fondos de inversión. 

¿Cree que es momento de quitar peso en cartera de renta variable europea y aumentarlo en defensivos?
“No creo. Es buen momento para tener renta variable en cartera. Siempre es bueno diversificar. No quitaría RV USA para meter europea porque ninguna de las dos está barata. Quizás vemos un poco más de valor en las bolsas europea y japonesa que en la americana, pero tampoco es para dar saltos de alegría por valoración.

El potencial de crecimiento, en base a la discrepancia con USA que mencionábamos, es mayor. Es momento de invertir en RV europea si se resuelve el caso griego  que pesa mucho en los mercados”.

Si apostamos por RV europea, ¿elegiría fondos indexados?
“Es una opción muy buena, sobre todo, para inversores de largo plazo, porque en el corto las comisiones se comen la mayor parte de la rentabilidad. Han demostrado que los fondos índices suelen hacerlo bien comparados con los de gestión activa.

La gran ventaja de este tipo de fondos son las comisiones, mucho más bajas que los de gestión activa. También es cierto que determinados fondos de gestión activa europea baten a los indexados”.

Se dice que una de las opciones de inversión para este año es hacerlo en base a rentabilidad por dividendo. ¿Esta tipología de fondos son recomendables?
“Este tipo de fondos invierte en vehículos que cotizan en bolsa, con el riesgo de los fondos de acciones, y el comportamiento de los últimos años ha demostrado una menor volatilidad que otros activos.

Me parece una opción interesante para diversificar la cartera. Iría a productos más globales que puedan aprovecharse del tirón del mercado americano, existen esos productos, y me parecen una apuesta muy sensanta”.

El Brent ha recuperado posiciones por encima de 50 dólares, ¿es momento de invertir en estos fondos expuestos al sector petrolero?
“El peso del sector petrolero en las bolsas americanas ha caído del 14% al 8% en este tiempo, en el caso del S&P 500. Quizás la renta variable europea esté menos expuesta.

En términos de valoración, nos gusta el sector, nos parece barato, independientemente de que el precio siga cayendo. La tendencia es negativa y es un tipo de fondo que nos gusta mucho por valoración”.