2010 se presenta como el escenario idóneo para los bonos convertibles. Y así lo consideran tanto Gonzalo Rengifo de Pictet Funds como Mark Cecil de Jabre Capital Partners quienes presentan el nuevo fondo Pictet Funds (LUX)-Convertible Bonds. Pero ¿por qué es buen momento para lanzar este nuevo fondo? Rengijo señala que los bonos convertibles “son un tipo de activo que tiene un perfil mixto desde el punto de vista del riesgo, lo que permite acceder a rentabilidades del mercado de renta variable pero también de forma conservadora a invertir vía bono pues tenemos una protección activa”.
Y es que, tras el castigo de 2008 y el rally en 2009, como señala Rengifo, “la mayoría de los inversores no han sido capaces de participar en este mercado y ahora en 2010 los inversores buscan alternativas de inversión sin mucho riesgo en las carteras”. Por ello, este experto reconoce que “los bonos convertibles son uno de los instrumentos de inversión más interesantes en 2010, que será un año complicado parea la renta variable pues no va a haber una tendencia clara de subida”.

Además, como señala Mark Cecil, socio fundador de Jabre Capital Partenrs, “es previsible que en este mercado de bonos haya un elevado volumen de emisiones en 2010, dado que las compañías han reestructurado sus balances 2009 con un dramático recorte de costes y actualmente se encuentran en buena posición, con buena generación de flujo de caja, aunque en un encono entorno económico relativamente débil”.

Inversión en mercados desarrollados

Rengifo explica que se trata de un fondo global pues “invierte en todo el mundo y en todo tipo de sectores”. No obstante, “sí que se realiza una selección de empresas”. Y es que, como considera este experto, “uno de los riesgos más importantes a nivel de bonos convertibles es el riesgo del emisor, de Equity que tiene, por ello la selección se basa en valores de compañías, que tengan un balance sólido, que tengan un modelo de negocio que vaya a permitir tener buenos resultados en este año”.

Por su parte, Cecil reconoce que el Pictet Funds (LUX)-Convertible Bonds “invierte en los mercados principales predominantemente en EE.UU. y los grandes mercados de Europa, Japón y Hong Kong”. “Aunque hay un número de oportunidades en los mercados más pequeños y en los mercados emergentes requerimos un elevado nivel de liquidez y proporcionamos valor liquidativo diario”, apunta. Estar en estos mercados –continúa Rengijo- “es una forma de poder aprovechar inversiones en buenas compañías”. Desde Pictet recuerda que “el hecho de que el fondo esté muy poco presente en mercados emergentes es debido a la liquidez”. “Es un fondo que va a tener liquidez diaria, registrado en la CNMV y necesita invertir en emisiones de bonos convertibles que sean líquidos”, argumenta, y añade que “en los países emergentes la única característica clara es que tienen muy poca liquidez y es lo que prima en este fondo”.

¿Qué papel juega la volatilidad?

“El fondo va a ir muy ligado a la evolución de la renta variable”, explica Rengijo, pues “hemos pasado de una volatilidad del 90% en 2008 -donde había una situación complicada para los bonos convertibles- al 30% en 2009”. Por ello, añade, ¨”en 2010 no va a haber una subida de volatilidad importante por lo que será positivo para el mercado de bonos”.

Moderado y conservador, el perfil del inversor

Desde Pictet consideran que “cualquier inversor que tenga un perfil conservador o moderado sería un potencial inversor en este fondo”. “Los bonos convertibles en los últimos 3 años han tenido un 10% de rentabilidad y el mercado de Equity ha estado prácticamente plano”. “Al final es el inversor que quiere tener un pie en la renta variable pero con una protección activa por lo que lo clasificaría con un perfil moderado o conservador”, finaliza.