Pablo Nortes, analista de fondos de Tressis SV, analiza la situación del mercado de fondos de inversión y destaca las oportunidades que ve en él.

¿Cree que los fondos de inversión deberían tender hacia un sistema de comisiones por éxito?
La gestión activa hay que pagarla porque aporta valor y eso tiene un precio. Sin embargo, hay activos que, como la renta fija, hoy aportan poca rentabilidad. Además, la inflación está baja y los tipos de interés históricamente bajos, por lo que las comisiones de gestión cobran relevancia.

Nos encontramos con fondos de gestión alternativa que están empezando a abandonar la estructura de 2,20 de comisión, ya que se les están escapando inversores.

El hecho de que exista una comisión de éxito permite reducir la comisión de gestión y aportar un plus de fiabilidad, ya que se sabe que el equipo de gestión va a intentar alcanzar el objetivo de rentabilidad.

¿Los fondos de algunos países emergentes ligados a las materias primas están adoleciendo de la caída del precio del petróleo?
Nos encontramos en una situación en la que el precio del petróleo, como otras materias primas, está siendo presionado a la baja. Estamos viendo pues una influencia indirecta en países relacionados con las commodities. Cuando el precio de las materias primas está presionado a la baja, el crecimiento de estos países emergentes y sus compañías se frena. Por tanto, están más ligados a los precios de las materias primas en general y no sólo a los del petróleo. Así pues, nos encontramos con bolsas de países de Oriente Medio que no han caído tanto. Lo que preocupa al inversor es la desaceleración de estas economías.

¿Cómo ha evolucionado el fondo PIMCO Total Return desde que se fuera Bill Gross?
El fondo se ha comportado bastante bien en los últimos meses, lo que es reflejo del buen hacer del equipo de gestión renovado, así como el posicionamiento tradicional, con una sobreponderación en la parte larga de la curva americana. Las dos primeras semanas de octubre nos hemos encontrado con una caída de la rentabilidad del bono estadounidense del 2,6% al 2,1%. Esto, para estos bonos supone unas importantes ganancias, lo que se ha trasmitido al fondo. En cambio, cuando se ha intensificado el debate sobre la subida de tipos en EEUU, el fondo se ha comportado peor.

Nosotros estamos contrarios a tener una posición a la curva larga del bono de EEUU, por la escasa rentabilidad y por el riesgo de tipos de interés.

¿Recomendaría el fondo que ahora gestiona Bill Gross, el Janus Global Unconstrained Bond?
Este fondo surge de la filosofía del fondo que en el último año estaba gestionando Bill Gross, el PIMCO Unconstrained. Se trata de un fondo que ha tenido una rentabilidad riesgo muy buena. Es un gestor que nos gustaba, pero todos sus fondos en sus comienzos hay que darles un tiempo prudencial para ver su evolución y las entradas de capital.

¿Se animarían a invertir en fondos centrados en el sector financiero europeo tras conocer los test de estrés?
Los test de estrés que conocimos están basados en números a cierre de 2013, por lo que no reflejan la situación actual. Hasta el momento en que el BCE haga el supervisor bancario y que los criterios de valoración del balance se unifiquen, nos vamos a encontrar mucha volatilidad, aunque somos positivos con el sector.