Vuelvo a recuperar mi visión personal sobre la guerra económica que esta inmerso el mundo, la tercera guerra mundial, esta vez sin armas de fuego, pero con multitud de repercusiones y sectores caídos.

En mi ultimo articulo sobre este tema , les hablaba de la conexión China en esta tercera guerra mundial, hace ya 2 años que hablaba del Juego de Tronos  que estaban jugando China y EEUU en la región. Cuando aún estaba Obama en la casa blanca.

Pero las cosas han cambiado y el prisma también se ha volcado, el status quo actual puede saltar por los aires y eso no interesa a muchos actores económicos en la región.  Vamos por partes.

Corea del Norte es el matón de China en la región, un régimen que tiene el cuarto mayor ejercito del mundo, un país pobre hasta las trancas y que destina entre el 25% y el 50% de su PIB a armamento,  dispone de más de un millón de soldados, de los que unos 150.000 corresponden a sus fuerzas especiales,  tienen más de 10.000 cañones apuntando directamente a SEUL,  capital de la próspera Corea del Sur y con capacidad de lanzar misiles de largo alcance y posibilidad real de hacerlos nucleares, realmente es un enemigo terrible, un país que vive para la guerra desde hace más de 50 años, son la única dinastía comunista del mundo. Y encima tiene el apoyo de China.

Pero el régimen de Corea del Norte ha cruzado la primera de las líneas rojas, el nuevo comandante en jefe y líder supremo ( ¡toma ya cómo les gusta la retórica a estos dictadores!) Kim Jong Un, se ha vuelto aún más agresivo que su padre o su abuelo, aunque solo sea desde un punto de vista verbal, puesto que sus antecesores llegaron a hacer incursiones en Korea y Japón para raptar a ciudadanos de esos países, algo visto solo en las películas de ficción de Hollywood. 

El matón de barrio de China, tiene tecnología propia que puede iniciar cualquier tipo de conflicto armado con cualquiera de las potencias de la zona, primero empezó con las amenazas a Japón y ahora a EEUU, con su capacidad armamentista está disparando los presupuestos en armamento no solo de Corea del Sur que siempre está amenazada, sino también de Japón y su tradicional política antiarmamentistica que prosiguió a la II Guerra Mundial.

Y eso, no gusta a China, porque aún no esta preparada para hacer un dominio territorial de todo el sudeste asiático. A China no le interesa que Corea entre en un conflicto armado de verdad con EEUU, puesto que con Trump al frente, todas las opciones están sobre la mesa.

China quiere seguir teniendo al matón de barrio controlado, puesto que le permite por una parte que Corea no se unifique y sea una gran superpotencia económica y tecnológica que le puede hacer frente en el Pacifico,  y tampoco un Japón que este rearmado y con grandes intereses en la región que entrarán en conflicto con China.

 

Por otra parte a EEUU no le interesa una China tan predominante en la región, y todo mandatario populista necesita su enemigo para poder seguir con su retórica, en este caso a Trump le viene cómo anillo al dedo Corea del Norte,  la dialéctica hace temblar a los mercados, a las economías y no cuesta vidas,  el rey de Twitter y Kim Jong Un son el combustible dialéctico del otro.

La mezcla podría ser divertida, pero puede pasar a ser explosiva si alguno se pasa de la ralla, en los próximos días si Corea del Norte decide lanzar esos misiles a la isla de Guam, habrá pasado varias líneas rojas de golpe y serán una mecha difícil de apagar . Creo que China empieza a tomar cartas en el asunto de verdad, ya le ha dejado claro a Corea que no le ayudará en una guerra contra EEUU y que las sanciones de la ONU las va a cumplir escrupulosamente.

El futuro de la región está en juego, el auge y poderío de las superpotencias que queden en pie será un verdadero juego de tronos del sureste asiático.

Personalmente pienso que China hará todo lo que este en su mano para que no haya conflicto armado, puesto que será el más perjudicado a largo plazo, ya que no tengo dudas que no será una guerra muy convencional, por desgracia sería una guerra táctica con    ataques a los silos de misiles e instalaciones nucleares de Corea del Norte y acabará posiblemente con el régimen,  eso si, con decenas de miles de muertos por la respuesta del dictador.

China se juega su futuro y su presente como superpotencia económica en Corea, el tiempo corre a su favor, y no querrá ahora que su niño mal criado estropee su futuro.

Ya saben que pienso que la tercera guerra mundial se caracteriza por ser económica, no militar.