Hace ya unos años que escribí sobre la guerra que estamos viviendo en estos días, guerra económica lógicamente, pero que lleva tiempo poniéndose sobre el tablero las piezas que ahora están cayendo cómo fichas de dómino. 

Si hace 3 años ya les contaba que la CIA logro ganar la guerra fría a través de sus previsiones del PIB de la URRS y cómo logro conocer anticipadamente que el “gigante rojo” tenía pies de barro y su economía colapsaría, así como y ya les anticipaba que estaba seguro que la CIA estaba mirando muy de cerca tanto a China cómo a los países sudamericanos y no les veía preocupados por el crecimiento desbocado de China, que no hacía más que crecer y crecer , llegando a ser la segunda economía del planeta y con perspectivas de arrebatarle el trono económico a EEUU.

3 años mas tarde ya estamos hablando de la caída de la bolsa china y con pinta de “burbujon” inmobiliario en sus tripas y por ende un parón en el crecimiento económico chino, el problema no es tanto que haya una caída en sus valoraciones en bolsa, el problema real es si realmente China tiene esos crecimientos que estadísticamente asustan pero que no se creía nadie.

Todos sabemos cómo acaban las economías cuando se pinchan las burbujas, pero cuando además se es un país de 1.300 millones de personas, y que se encuentra en mitad de un cambio brutal de mentalidad , libertad y modelo económico, por lo que esto puede ser un potenciador de las repercusiones que tenga esta caída China.

Sin duda de puertas para afuera lograran parar la marea y se quedará en una fuerte corrección en bolsa, pero de puertas para adentro esto va a ser mucho más fuerte de lo que nos digan y las consecuencias serán terribles para su economía.

Casualmente la burbuja ha explotado cuando China más fuerte estaba desarrollando la nueva política expansiva por el sudeste asiático y que tantas suspicacias estaba teniendo con sus vecinos de Japon, Taiwan, Corea, Filipinas…y también en pleno cambio de eje de La Casa Blanca, que había indicado que el sudeste asiático era prioritario para la administración Obama.

Ya sabemos que ahora los modelos que predicen los comportamientos económicos son muy valorados y creo que a China se le había visto los errores que estaba cometiendo en su modelo de crecimiento y solo ha sido necesario tener espera para que caigan las nueces del árbol.

Por otro lado, la caída del precio del petróleo provocado por el Fraking y por la producción barata de Arabia Saudí, ha logrado que los países cómo Venezuela y Brasil hayan visto cómo se les acababa el Maná del oro negro y que sus economías no están preparadas para no vivir de la subvención.

Y un último factor importante en todo este movimiento , las negociaciones con Irán, en las que se levantarán sanciones y logramos que salga aún mas petróleo del golfo a precios baratos …Máximo perjudicado Rusia.

Veremos cómo acaba todo esto, llevamos muchos años de guerra económica entre las grandes potencias del mundo, países y regiones que están luchando por mantener su hegemonía económica en un mundo globalizado.

La siguiente batalla, estoy seguro que será las energías alternativas que terminaran de revolucionar el mundo y de la que estamos a punto de ver sus primeros grandes movimientos.