José María Luna, director de análisis de Profim EAFI, analiza la actualidad del mundo de los fondos de inversión.



Este mes de octubre vencen unos 1.700 millones de euros en 29 fondos garantizados. ¿Qué debemos hacer si vence nuestro fondo garantizado?
La primera recomendación es no invertir en otro fondo garantizado, ya que vamos a tener el dinero cautivo durante un largo periodo e tiempo, la rentabilidad es bajísima y hay otras opciones mejores para un inversor conservador. Esto también es válido para los depósitos estructurados porque, al final son un depósito vinculado al comportamiento de un valor o una cesta de valores. No es, por tanto, una opción alternativa a los fondos de inversión garantizados.

En cambio, los inversores pueden hacerse su propio fondo garantizado, ahorrándose las comisiones de gestión. Y, si queremos un fondos de inversión alternativo, podemos conjugar un fondo de renta fija europea de corto o medio plazo, o incluso un monetario, con productos mixtos defensivos. Estos productos dan mayor flexibilidad y liquidez. También podríamos comprar bonos y opciones sen el mercado, aunque esto ya sería una alternativa para inversores más sofisticados.

Mutuafondo Deuda Subordinada FI es uno de los fondos españoles de deuda con mejor calificación Morningstar. Este fondo se alimenta sobre todo de emisiones de empresas financieras (bancos y aseguradoras). ¿Les gusta este fondo?, ¿qué destacaría de él?
Está formado por deuda subordinada, no senior, por lo que, en un evento de crédito, cobrará primero el tenedor de deuda senior y luego el de la subordinada. Como atractivo de este producto tenemos el cupón que, al considerarse un activo de mayor riesgo, el cupón es mayor que en la deuda senior y que la deuda pública y autonómica, además, es un fondo con una comisión de gestión muy baja, menos de un 1%. Además, tenemos el expertise de la casa Mutua Madrileña en cuanto a su enorme bolsa de deuda aportada por los mutualistas. Dentro de este fondo vamos a ver deuda subordinada, pero de financieras europeas de primer nivel, como Mapfre, Generali, etc. Hay que tener en cuenta si la deuda subordinada es Tier 1 ó Tier 2 y si es perpetua, pues tendrá un vencimiento a muy largo plazo o incluso perpetuo. Por ello, me parece apropiado invertir en deuda subordinada dentro de una carcasa de fondo con un equipo de gestión bueno, pero es una inversión para inversores con perfil de riesgo moderado para arriba.
Otros fondos que me parecen alternativas con deuda bancaria pero que prevalecen otros grados de inversión, incluso high yield, son el Vontobel Fund EUR Corporate Bond Mid Yield o M&G European Corporate Bond, que están ofreciendo rentabilidades similares al Mutuafondo Deuda Subordinada FI.

José Antonio Montero ha sustituido a Iván Martín en Santander AM. ¿Qué le parece este cambio? Porque estamos viendo reembolsos…
La liquidez está afectando sobre todo a los fondos con small caps de España, precisamente activos en los que se estaba concentrando fondos de Bestinver o incluso de Santander AM. Además, la salida de un ‘gestor estrella’ de un fondo puede motivar, en un momento dado, caídas fuertes de determinados productos de small caps.
Es complicado que Iván Martín sea replicable, como lo es Gonzalo Lardiés o García-Paramés. Su marcha supone una preocupación para los inversores de sus fondos, por lo que, lo mejor es ‘ponerlo en cuarentena’, es decir, traspasarlo a otro fondo donde haya características similares, pero con más garantías de permanencia.
Habría que ver qué carácter le daba el gestor al fondo, si había más personas dentro del equipo que se mantienen y el rol que jugaban, y si las personas que le sustituyen tienen la misma filosofía de inversión

Los fondos de renta variable, especialmente centrados en India, son los que más rentabilidad llevan acumulada este año. De cara a 2015, ¿qué tipo de fondos podrían ser las estrellas?
Es complicado vaticinar cuáles serán los mejores fondos. Lo que ha sucedido en La India es que el cambio de gobierno y las reformas están sentando bien a la economía india y a los mercados de capitales. Es difícil saber si va a seguir comportándose tan bien, aunque puede tenerlo, como también el resto de sureste asiático por el crecimiento de China. Además, ojo con Brasil, que ahora está fuera del radar, pero si se produce un cambio en el Gobierno y hay reformas en el país, podría ser un mercado a seguir.
Además, si el BCE se pone las pilas, el mercado europeo puede funcionar bien y también el la renta variable estadounidense, que estamos viendo cómo se sigue comportando mejor que Europa.
También vemos alternativas en el sector salud, por el envejecimiento de la población y el culto a la salud: también el sector de energía alternativa, con el shale gas.