Los mercados emergentes están pasando por un mal año por las depreciaciones que se están viendo en sus divisas, en un contexto marcado por la normalización de la Reserva Federal y la guerra comercial emprendida por Donald Trump. Hablamos de la oportunidad que representan los emergentes con Inés del Molino, directora de ventas en España de Schroders.

¿Con lo que ha pasado en los mercados emergentes, sigue habiendo oportunidades en estos mercados?

Llevamos un año en el que de forma generalizada todas las Bolsas están sufriendo una corrección. Pero no podemos olvidar que en los años 80 las economías emergentes pesaban el 20% del PIB mundial y hoy este porcentaje ya es superior al 40%.

Además, estas economías carecen de los problemas de endeudamiento y envejecimiento de la población que cargan las economías desarrolladas. Son capaces de ir incorporando la tecnología, la urbanización e industrialización de una forma mucho más ágil y rápido que nosotros.

Por lo tanto, creemos que en el largo plazo existe una oportunidad. Además, no hay que olvidar que si analizamos este ciclo tan alcista que hemos visto en la bolsa americana en la última década, las rentabilidades anualizadas de los mercados emergentes son superiores.

¿Qué ventajas puede aportar un enfoque activo cuando invertimos en emergentes?

Nos enfrentamos a un universo dónde el conjunto de países es muy heterogéneo. Son más de 60 países y tenemos que ser capaces de ser muy selectivos y separar bien qué es lo que queremos.

La gestión activa nos permite, por un lado, poder mantenernos al margen de aquellos países que puedan estar más intervenidos (hay muchas empresas públicas en economías emergentes). Y  por otro lado, permite identificar aquellas empresas que cumplan criterios sociales, medio ambientales y de buen gobierno en un contexto en el que los criterios de ISR están muy correlacionados con la rentabilidad.

¿Son para todos los públicos?

Probablemente la clave está en definir en qué porcentaje debemos estar invertidos en estos mercados. Y eso se lo debería decir a cada inversor su asesor. Lo que sí es verdad es que nosotros ofrecemos esta oportunidad en distintas estrategias para que cualquier inversor pueda encontrar la fórmula que mejor se adapte a los criterios de riesgo y rentabilidad a largo plazo que más se adecuen a su perfil de inversor.

¿Por qué Schroders cuando pensamos en invertir en emergentes?

Llevamos más de ochenta años trabajando sobre terreno en los mercados emergentes y disponemos de un equipo local, lo que es muy importante a la hora de analizar estas regiones.

Además, contamos con más de cien personas dedicadas única y exclusivamente a los mercados emergentes, lo que nos ha convertido en uno de los cinco principales líderes dentro esta clase de activo a escala mundial.

Finalmente, ofrecemos una amplia selección de productos para poder aprovechar el crecimiento de los mercados. Desde soluciones multiactivo hasta fondos de renta variable y renta fija tanto generales como especializados: disponemos de opciones para dar respuesta a un amplio abanico de necesidades para que cada inversor encuentre el producto que mejor se adapte a sus objetivos de inversión.

Descubre más sobre cómo invertir en los mercados emergentes con Schroders