Como cada semana, José Maria Luna, director de inversiones de Profim EAFI visita el plató de Estrategias de inversión para hablar de la actualidad de los fondos de inversión. 


El balance del trimestre en muchas categorías en negativo.  En los tres primeros meses del año en todas las categorías ha habido números rojo ¿cree que habrá resultados más positivos en este segundo trimestre?
Hay mimbres pero también hay sombras.  Hay tres factores importantes que pueden calmar los ánimos de los inversores:

-- No estamos a las puertas de una recesión económica. Este era uno de los miedos encima de la mesa, todavía recuerdo titulares de vender todo y estar en liquidez con cero en renta variable. Poco a poco queda atrás esto, al menos los datos apuntan a ello.

--Estabilidad en le precio del petróleo.  Ciertamente soportado y mientras esté así no  genera tensiones en otros mercados como el high yield o la banca.

--Y por último, la reciente intervención de Yellen siendo más dovish que hace que los miedos se relajen.

Del lado de las sombras, la más importante es el elevado endeudamiento a nivel mundial que, lejos de haberse reducido, se ha incrementado. Esto resta crecimiento a nivel mundial pues deuda se paga con deuda y esto es un problema  aunque los tipos de interés estén al 0%. Además hay una excesiva fe en los bancos centrales. Estos por sí solos no nos sacarán de la situación actual. Y por último, las valoraciones son menos atractivas en algunos casos.

¿Dónde nos centramos? Hay que poner el acento a los datos micro. Por mucha actuación de los bancos centrales, si los resultados de las empresas no acompañan, la volatilidad volverá a cabalgar de nuevo con las valquirias de Wagner. También pondremos el acento en China, ojo porque esta región no es la causa de todos los males del mundo, es uno más de los factores de ruido y es importante tener en cuenta los datos que se conocerán allí sobre crecimiento económico, evolución de la guerra de divisas. Mientras tanto, evidentemente la recomendación más clara para el comienzo del segundo cuarto sería seguir siendo prudente a la hora de invertir en activos de riesgo, ser flexibles, diversificar y estar en productos de talento contrastado.

Hay oportunidades y hay que intentar aprovecharlas pero controlando las emociones.

¿Qué le parecen los fondos de rentabilidad objetivo  buy and hold?
Hay una parte de la gestión pasiva que es la “mala” y otra que es la buena. Utilizar fondos cotizados para algunos sectores y mercados a los que es complicado batir de forma consistente. Esta la parte que se puede combinar con la gestión activa. Ahora bien, hay una parte que no es la buena, y una de ellas es la de los fondos garantizados. Que me seduzcan simplemente porque no voy a perder dinero, no creo que sea bueno. Y luego además, dentro de la gestión pasiva está la moda de los fondos buy and hold aprovechando la inversión en deuda emergente y high yield, por ejemplo. Si es una moda, no. Las modas son pasajeras, los estilos permanecen. Ahora, si no es una moda, hay productos en  ccasas como AXA, Rothschild o Pimco que tienen productos de esta categoría que pueden merecer la pena siempre que entendamos dónde invertimos y que estos fondos no son garantizados.

Sobre los fondos que invierten en empresas ligadas al oro han vivido entradas  que no veían desde antes de la crisis. ¿Nos dejamos llevar por esta moda?
Hay que tener en cuenta que durante muchos años veíamos que el activo con correlación negativa ha sido el oro. Veíamos un mercado alcista en la bolsa y también teníamos un mercado alcista en los demás mercados de deuda pero teníamos un mercado de rentabilidad negativa en el oro. Esto hace que en un momento determinado haya habido inversores que de forma táctica busquen entrar en activos que se han quedado por detrás.  Además, ha habido miedo porque se esperaban 20 dólares/ barril de crudo, devaluación del Yuan a unos niveles impensables …con lo que esto creó un pánico que provocó la búsqueda de activo refugio.

Yo no creo que estemos a las puertas del fin del mundo pero sí recomendaríamos  fondos de renta variable internacional que através de fondos cotizados tienen exposición a oro físico como el First Eagle Amundi International Sicav, BNY Mellon que tiene posiciones en oro físico o Banco de Luxemburgo que tiene posiciones en oro físico tanto en posiciones de bolsa como en fondos mixtos. Ahora bien, si el endeudamiento sigue aumentando y el crecimiento económico se estanca, quizás vería con mejores ojos contar con algún fondo cotizado en oro porque esto está llegando a la locura con el hecho de pagar por prestar dinero.

El BCE va a comenzar a comprar bonos de empresas no financieras ¿cómo nos podemos aprovechar?
A través de  fondos podemos encontrar ideas.  Hay fondos de renta fija corporativa que se benefician en IG y que excluyen el sector financiero. Pictet o Morgan Stanley tienen estos productos. Además, fondos cotizados de la casa Luxor o iShares que invierten en deuda privada europea ex sector financiero. Además, fondos que no sólo tengan IG ex financiero sino también sector financiero porque el mes de marzo hubo un aluvión de deuda privada que se colocó en mercado y uno de los grandes inversores son los bancos y por contagio se pueden beneficiar. High yield de corto plazo europeo y además, los Covered Bonds (Cédulas hipotecarias) que se están beneficiando  y si uno ve el balance de lo que está comprando el BCE después de la deuda pública son las cédulas danesas o españolas.  
 
Apúntese a los cursos gratuitos sobre Fondos de Inversión y las claves para navegar en mercados volátiles que ofrecerá Profim EAFI. Infórmese aquí:
Curso en BILBAO
Curso en BARCELONA