La posibilidad, sin confirmar, de que el BCE planee añadir a sus programas de estímulos la adquisición de deuda corporativa inyectó ayer confianza en los activos de riesgo, con notables impulsos en la renta variable de Europa y EEUU.


Esto ha provocado el estrechamiento de las primas de riesgo soberanas y la depreciación del euro que no ha podido con la resistencia en la zona de 1,28. En esta coyuntura de politica monetaria que ampliaria el balance del BCE, la moneda única no pudo traspasar estos niveles y retoma la tendencia bajista moldeada en primera instancia por EMA10 sesiones que como podemos observar en el gráfico ejerce claramente de resistencia dinámica y representa un claro punto de fricción.

Gráfico dólar



EURUSD acumula durante 2014 una caída del 7,40% y en el gráfico podemos observar la potente inercia bajista del cruce desde que se precipito desde la zona de 1,40. La amenaza de recesión en Europa y los buenos datos de crecimiento en EEUU siguen ampliando la divergencia en el ciclo de ambas regiones económicas. En cualquier caso, seguimos pensando que las divisas que antes subirán tipos como GBP o USD representan buenas oportunidades en sus cruces contra el yen y aquellas ligadas a las materias primas como CAD o AUD.