Gabriel López, responsable de Inverdif Asesores EAFI, analiza la situación técnica del petróleo, el oro, el euro-dólar y Banco Santander.


El petróleo sigue abaratándose, ya por debajo de los 50 dólares por petróleo. ¿Hasta qué niveles podría caer?
Esta caída del precio del petróleo no es buena para todos. El nivel importante es el break-eaven point, es decir, el nivel a partir del cual ciertos países productores comenzarían a tener problemas por un petróleo tan barato.

Así pues, el break-eaven point del petróleo para Venezuela estaba en 163 dólares, por lo que el país está en bancarrota.

El break-eaven point de países árabes como Bahrein y Omán está en 90 dólares y para Arabia Saudita está en 60.

Pero esta caída del precio del petróleo sí va a ser buena para el consumo porque va a favorecer las inversiones, aunque preocupa que pueda llevar a la deflación en zonas como China o Europa. 

Este fuerte abaratamiento del petróleo puede hacer que la zona euro entre en deflación. ¿Esto presiona al BCE para que ponga en marcha un QE pronto?
De hecho, ya tenemos una inflación anualizada negativa, pero Draghi ha logrado, sólo hablando, sin poner en marcha un QE, que el euro se sitúe en 1,18 dólares frente al billete verde y tiene todas las papeletas para seguir bajando. Además, si se pusiera un QE, como se especula, de 500 billones de euros no sería suficiente. Debería multiplicarlo por 10 para que tuviera éxito.

¿Hasta dónde podría caer el euro-dólar?
El nivel de 1,18 es importante. Por debajo tenemos soportes en 1,13 y 1,08 dólares. Está claro que la tendencia del euro es a la baja y si hay una inversión clara hoy en día es invertir a la baja en el euro contra otros pares y al alza en el dólar. Además, los grandes fondos se han puesto cortos en el euro, por lo que es probable que caiga aún más.

El oro ha tenido un escape alcista, ¿confía en que tenga cierta recuperación animado además por la incertidumbre del mercado?
El oro se ha revalorizado como activo refugio, mientras que casi todas las materias primas están a la baja, apenas suben el paladio y la plata.

Las principales índices de Wall Street no están muy alejados de sus soportes, ¿cree que los perderán o que la nueva temporada de resultados empresariales animará a que suban de nuevo?
Hemos tenido una bolsa alcista durante siete años en EEUU y es complicado animar a la toma de beneficios. El mercado americano no está caro ni barato y además se espera una mejora del 6-7% en los beneficios de las empresas en la temporada de presentación de resultados del último trimestre. Por ello, seguimos pensando que la bolsa americana es una buena inversión, porque su economía crece.

Banco Santander lucha por recuperar los 6 euros tras poner en marcha las nuevas acciones procedentes de la ampliación de capital. ¿Es momento de aprovechar las caídas para entrar en Santander?
El sector bancario europeo es una excelente opción de inversión. Está cotizando con descuentos y además va a incrementar su política de préstamos para las PYMES y la sociedad.

Santander ha caído un 14% porque ha tomado prestado, pero si ese dinero que adquiere por la ampliación aun interés muy bajo, lo presta a un interés más alto, obtendrá un margen de beneficios. De hecho, creo que es momento de apostar por Santander, está a un precio muy atractivo. También tenemos a Soros que está invertido en Santander a medio y largo plazo, así que, si Soros invierte por Santander, nosotros tenemos que invertir en Santander.