Hablamos con este gestor de fondos de compañías de gran capitalización globales, al que no le asustan las valoraciones de los mercados. El experto señala que la gran oportunidad en estos momentos está en las tecnológicas que apuestan por la inteligencia artificial. En España destaca a Inditex, a la que tiene en cartera.

¿Qué espera para los mercados en el medio y corto plazo en este escenario de baja volatilidad?

Lo que tenemos que recordar es que las bolsas han tenido un recorrido tremendo y las correcciones siempre son saludables cuando un mercado tiene que de alguna manera ajustar los excesos. No estamos demasiado preocupados de que esto sea algo de una naturaleza más larga porque los resultados han sido fabulosos, hemos visto los mejores resultados de los últimos seis años en el último trimestre. Donde quiera que vayamos, en la mayoría de los lugares, la gente es muy optimista. Ya sea en China, Alemania, Estados Unidos, los negocios están teniendo grandes dificultades realmente para encontrar trabajadores que trabajen para el negocio. En el largo plazo, esto no es algo por lo que preocuparse en absoluto.

¿Cree usted que el actual mercado alcista puede continuar?

El mercado alcista empezó en un punto muy bajo en mitad de la crisis financiera, por lo que los tres primeros años han sido sólo una recuperación de lo que se perdió en la crisis. El verdadero mercado alcista sólo tiene cinco años. En la economía, por primera vez estamos viendo un repunte sincronizado global, que efectivamente está impulsando los resultados. Y la otra cosa que me da mucha confianza en este mercado es que, durante los últimos 30 años, cada vez que hemos hecho a una compañía una pregunta sobre su estrategia, siempre ha resultado ser un momento estupendo para invertir. Hace 30 años preguntabas “¿cuál es tu estrategia de Internet? Internet es algo nuevo que está ocurriendo, ¿qué sabes sobre esto?”; hace 25 años era “¿cuál es tu estrategia en China?”; hace diez años era “¿cuál es tu estrategia móvil?”; hace cinco años “¿cuál es tu estrategia en la nube?”; actualmente la pregunta es “¿cuál es tu estrategia de inteligencia artificial?”. Cada vez que hay una gran disrupción en la economía, crea grandes oportunidades para las compañías que las aprovechan. Es cuando no tienes estas preguntas disruptivas cuando tienes que estar más preocupado por el mercado porque nada está cambiando realmente.

¿Está preocupado por la valoración de las bolsas?

Las valoraciones son altas pero no excesivamente. He visto burbujas, como la burbuja japonesa a principios de los noventa, la burbuja de Internet, la burbuja de la bolsa china… Las valoraciones eran más altas, no están en esos niveles, son defendibles y, de nuevo, el crecimiento de los beneficios finalmente se está recuperando, por lo que las compañías crecerán dentro de sus valoraciones.

¿Qué es lo que piensa sobre que la volatilidad esté en estos bajos niveles? ¿Le preocupa?

La cuestión de la volatilidad preocupa a mucha gente y están asustados por algo de lo que asustarse. De nuevo, la volatilidad tan baja es simplemente el reflejo del crecimiento económico que hemos empezado a ver en todo el mundo. Todos se están recuperando a la vez, no hay nada realmente por lo que ser volátil, las políticas monetarias están bien establecidas globalmente, nada ha cambiado, sabemos que la Fed está subiendo los tipos 25 puntos básicos cada trimestre. Todo es muy predecible, así que no hay muchos motivos para la volatilidad, excepto la situación en Estados Unidos con el presidente Trump. Pero incluso entonces, la política tiene una parte tan pequeña en los mercados que realmente no hay nada por lo que preocuparse. A finales de los noventa, el presidente Clinton estaba bajo investigación por sus dos mandatos completos e incluso fue sometido a un juicio político, fue un gran momento para ser inversor. No veo nada por lo que estar demasiado preocupado en este momento.

¿No hay, entonces, ningún riesgo a la vista?

Siempre hay riesgo. Si no hubiera riesgo, no ganaríamos dinero invirtiendo. El mayor riesgo ahora es China y está sufriendo un cambio de política, al mismo tiempo que hay demasiada deuda. Tienen que desapalancar la economía, al mismo tiempo que están recibiendo presión del lado comercial por parte de Estados Unidos. Ese es el punto de ruptura por el que creo que deberíamos preocuparnos desde el punto de vista del riesgo, pero ahora no hay nada que muestre que es un problema endémico.

La pregunta del millón parece ser ahora, ¿Estados Unidos o Europa?

De nuevo tengo una visión global y no creo que podamos decir uno o el otro, realmente tenemos que buscar oportunidades. En mi fondo, estamos ligeramente sobreponderando nuestro índice a Estados Unidos. Eso es porque tenemos muchas tecnológicas y compañías tecnológicas ganadoras suelen ser compañías estadounidenses. Si dejamos esto de lado, en realidad estamos más en Europa que en Estados Unidos porque en algunas grandes compañías de consumo global hay oportunidades en Europa. Y de nuevo, en cuanto a las valoraciones dejando de lado la tecnología, las valoraciones en Europa y Estados Unidos son casi iguales, así que puedes querer tanto a tu padre como a tu madre.

Si hablamos de sectores, ¿dónde cree que están las principales oportunidades?

Las principales oportunidades ahora mismo son aquellas compañías que están aprovechando la revolución de la inteligencia artificial. Puede ser una compañía tecnológica que proporciona estas soluciones, puede ser una compañía de consumo como Starbucks que está utilizando tecnología artificial para servir más café de una manera más eficiente. La pregunta clave para las compañías es “¿qué estás haciendo con la inteligencia artificial?” y si dicen “no tenemos una estrategia” van a ser perdedores en los próximos años. Todo el mundo va a estar preparándose para este proceso. Cuando miramos a nuestro fondo, nuestras cinco principales posiciones están utilizando inteligencia artificial. Facebook, Alphabet, Visa y Nvidia, todas en nuestro fondo, están impulsado la inteligencia artificial.

¿Y en el lado de las industrias “perdedoras”?

Debemos ser muy cuidadosos con todas las compañías online que no están cambiando sus prácticas de negocio. En Estados Unidos, es el retail. El retail está atravesando un momento muy difícil porque todavía están haciendo las mismas cosas viejas para conseguir tráfico. Están poniendo anuncios en los suplementos de los periódicos del domingo, no se dan cuenta de que ya nadie lee periódicos, e intentando ofrecer descuentos para que la gente vaya a las tiendas. Una compañía aquí en España que está haciendo justo lo contrario es Inditex, que realmente ha captado el modo de pensar del comercio electrónico, y concentrando la cadena de suministro para hacer las cosas más rápidas a la hora de llegar a la tienda. Si no te estás adaptando, vas a ser un perdedor por definición en este mundo.

¿Qué piensa del mercado español, ahora que el Ibex es uno de los mejores en lo que va de año?

El mercado español de nuevo es un reflejo de, especialmente comparado con la mayoría de Europa, una economía mucho mejor viniendo de los mínimos. Hay muchas cosas positivas aquí en España, así que creo que los movimientos del mercado están justificados. Hay una gran preocupación por España en el largo plazo y es lo que está pasando con la situación del empleo juvenil. En el largo plazo, si tienes más gente joven que no está empleada, vas a pagarlo en productividad más adelante, porque no tendrán la experiencia para generar productividad. Y otra cosa interesante, en comparación con Estados Unidos, es que la gente joven, más allá de España, no crea compañías y es un fenómeno inusual. En Estados Unidos, las grandes compañías, ya sea Apple, Microsoft, Google, Yahoo, Facebook… fueron creadas por gente de veinte años y no vemos este tipo de creatividad, excepto en China, China tiene el mismo tipo de acción, pero el resto del mundo se lo está perdiendo, esa creencia y euforia juvenil de que puedes conquistar el mundo. Creo que esto es lo que España tiene que hacer en el largo plazo.

¿Tiene alguna compañía española en cartera?

Tenemos Inditex. Ya he mencionado que realmente están al frente del replanteamiento de la solución retail. Quizá no hasta el punto de Amazon pero están adaptando el formato retail para acercarse más al consumidor. Todo es sobre la velocidad, concentrar la cadena de suministro, e Inditex lo sabe todo el mundo. Otra cosa sobre la economía española que debemos mencionar es que tiene una cadena de suministro excelente en la industria automovilística y muchas compañías están moviéndose hacia arriba en la cadena de valor. De nuevo en el largo plazo, es lo que hay que hacer para tener éxito. China lo ha hecho en la industria de los teléfonos inteligentes en la cadena de suministro y también aquí hay una buena oportunidad.

¿Tiene alguno de estos fabricantes de componentes de automoción en cartera?

No tenemos ninguno de estos proveedores por nuestros requisitos de tamaño, sólo podemos invertir en compañías de gran capitalización pero los estamos vigilando y cuando sean valiosos podremos invertir en ellos.

¿Cuál es el tamaño mínimo?

Nuestro tamaño mínimo es de 10.000 millones de euros en capitalización de mercado. Hay un par de compañías que están muy cerca. Vigilamos nuestras compañías durante muchos muchos años. Si invertimos o no, es una decisión que hacemos después. En mi experiencia, solía gestionar un fondo de small caps y algunas de mis posiciones por aquel entonces eran Microsoft y Starbucks. Podemos mantener una compañía durante mucho tiempo.

¿Cuál es su visión de los mercados emergentes? ¿Dónde ve las oportunidades?

Es difícil hablar sobre mercados emergentes como una cosa global pero veo grandes oportunidades en Latinoamérica. La elección de Donald Trump en Estados Unidos nos dio un regalo único para entrar el México: el peso cayó un 20% durante la noche e hizo todo muy barato. Lo que tenemos que hacer en los mercados emergentes es aceptar la volatilidad y utilizarla para nuestro provecho. México sigue siendo una de nuestras elecciones favoritas, creo que Brasil es muy interesante y están haciendo todas las reformas correctas, la economía colombiana es una economía muy fuerte y Perú nunca deja de no decepcionar, están haciendo todo bien. Algunos de los países que se alimentan de la historia China como Filipinas también ofrecen oportunidades muy buenas.