Gonzalo Rengifo, director general de Pictet en Iberia y Latam, destaca dentro de la inversión temática en fondos el sector seguridad, pues “es un tema que nos afecta a todos, empresas y ciudadanos y, por tanto, tiene unos impulsores mucho más fuertes que el mercado”.

De hecho, “las empresas de seguridad han obtenido rentabilidades del 12-13% anualizadas, superiores a las del mercado, que en los últimos años ha estado casi plano”, afirma el experto.

Además, la valoración a futuro de este sector es positiva porque “cada vez más las personas estamos dispuestas a pagar por una seguridad, y a las empresas se les exige tener un entorno seguro a la hora de manejar datos de clientes, lo que ha llevado a que los presupuestos de empresas dirigidos a seguridad estén creciendo a niveles del 6-10%”. Además, “los presupuestos de seguridad tecnológica eran algo que antes había que tener, pero ahora es algo obligatorio si se quiere ser competitivo. Por otro lado, los países cada vez ponen más medidas de seguridad en aeropuertos, fronteras, transporte de mercancías…”. Por todo ello, concluye que “la inversión en empresas de seguridad es una buena apuesta”.

“Invertir en seguridad es invertir en una megatendencia y multisectorialmente, por ejemplo, con compañías como Prosegur para protección de personas y empresas, protección informática, etc”. De hecho, “muchas compañías tecnológicas están comprando otras de seguridad de redes porque ven que es un sector creciente”.

Para acceder a estas compañías Rengifo recomienda hacerlo a través de un fondo de inversión, “que cuentan con un seguimiento de personas cualificadas y permiten diversificar regionalmente, como el fondo Pictet Security, que tiene una exposición del 70% a EE.UU., 20% Europa y el 10% al resto del mundo. Además, hay que exigir que tengan liquidez diaria y un buen historial”.

A este respecto, en los fondos de Pictet apuestan por “las compañías de seguridad medianas, que es donde se están llevando a cabo desarrollos”.

En concreto, el fondo Pictet Security “es un fondo de empresas de renta variable global y, por lo tanto, para un perfil de inversor de riego alto”. Y, “si el inversor tiene un horizonte de inversión de 2 a 3 años va a poder beneficiarse de rentabilidad de doble dígito”.