Creemos que los negocios internacionales y el de gas son las dos palancas principales del crecimiento. El negocio de generación en España se ha visto afectado por los aspectos negativos que tiene el Real Decreto de Marzo de 2006, pero aún así y todo hemos crecido en EBIT un 36% con relación al año pasado, resultando un EBIT superior a mil millones de euros y con un beneficio después de impuestos atribuible superior a 500 millones.
Nosotros tenemos un acuerdo con Indra que nos permite ir incrementando, en una serie de plazos sucesivos, nuestra participación marcando un máximo del 20%. En cualquier caso tenemos unos plazos marcados y eso no va a ser inmediato. Estamos muy satisfechos porque prevemos que con estas cifras y con esta tendencia vamos a cumplir los objetivos que nos habíamos marcado en el plan estratégico en el año 2003, nos vamos hasta el año 2007, lo vamos a adelantar un año de forma que a finales de 2006 hayamos cumplido ya con estos objetivos.