Klaus Kaldemorgen, estratega senior de Deutsche Asset & Wealth Management y uno de los gestores más reconocidos de Europa, repasa la actualidad de los mercados en una entrevista concedida a Estrategias de inversión.

¿Cuál es su visión sobre el Bund? ¿Acaso los inversores se están poniendo nerviosos?
“No es fácil. El movimiento del Bund alemán desde los 11 puntos básicos hasta los casi 60 pb es bastante, especialmente en un momento en el que el BCE está comprado enormes cantidades de bonos a través del programa QE.

Guarda relación, además, con el incremento de los precios del petróleo, con la creencia de que un escenario de baja inflación no se prolongará en exceso. Es una situación que la gente está borrando de sus agendas al haberse dado cuenta de que una rentabilidad de 60 puntos básicos no es suficiente para compensar el resto de los cambios en los tipos de interés que se están produciendo”.

¿Contempla la posibilidad de que Grecia abandone la zona euro? ¿Sería, de producirse, una oportunidad para los gestores de renta fija?
“No creo que (en caso de producirse) la situación griega tuviera un gran efecto aquí. Nosotros somos más favorables hacia una rápida solución que, aunque mala, siempre es mejor que nada. No sacudirá a los mercados de capitales, ni el caso de las divisas ni en el de los tipos de interés”.

¿Dónde observan mayores oportunidades en renta fija?
“No hay muchas oportunidades dentro de la renta fija en este momento. El universo high yield muestra algunas oportunidades, en general en los bonos y más específicamente en la zona euro, quizás sí algo más en el área dólar”.

¿Los inversores deberían, entonces, acostumbrarse a bajas rentabilidades por un periodo largo de tiempo?
“En este momento, las rentabilidades no se incrementarán de manera explosiva, pero sí se normalizarán. Es lo que estamos viendo en Estados Unidos y puedo imaginar que a lo largo de este año el Bund cotizará cercano a los 100 puntos básicos (rentabilidad del 1%), aún por debajo de la media histórica”.

¿Considera preocupante la corrección actual de las bolsas en la paridad euro/dólar? 
“La corrección fue excesiva con lo que la expectativa del mercado de llegar a ver la paridad en el cruce euro/dólar ha sido extremadamente elevada. En las dos últimas semanas, hemos visto cómo las grandes cifras macroeconómicas en Estados Unidos han sido más débiles, los números en Europa han sido revisados al alza, con lo que las diferencias de crecimiento entre ambas regiones se están acercando a un mismo ritmo para considerar a un euro más fuerte y a un dólar más débil.

Probablemente hemos visto los niveles más bajos en la paridad del euro, pero tampoco la moneda única se irá mucho más arriba del nivel actual”.

¿Cómo ha variado su exposición a renta variable desde el comienzo de año hasta el momento actual?
“Hemos reducido nuestra exposición a renta variable puesto que cuando el mercado ha subido un 25% siempre esperamos cierta consolidación. El Dax ha subida desde los 12.400 puntos hasta los actuales 11.200 puntos, esto es un 10% de una corrección excepcional no vista en el último año.

A nivel estacional, asimismo, ni junio ni julio son meses fuertes en las bolsas. El mejor momento del mercado es siempre el primer y el cuarto trimestre del año”.

¿Todavía maneja una previsión alcista para los mercados…o sólo les queda caer?
“Depende mucho del crecimiento que registre Europa. Los paquetes de estímulos de la política monetaria están acabados y desde este momento el mercado debe crecer a base de mejores ingresos. Veo relativamente probable un incremento de los ingresos de las compañías que irá acompañado de mayores precios en el mercado de la renta variable. Sin embargo, esto no tiene que ser necesariamente una cuestión del mercado alemán. Otros como España o Italia puede verse beneficiados”.

¿Qué sectores están sobreponderando en este momento?
“A comienzos de año obviamente sobreponderábamos exportadoras y compañías con una alta rentabilidad por dividendo. A partir de ahora estamos más focalizados en compañías de servicios de perfil industrial, no demasiado expuestas a los cambios de los tipos de interés.

Somos más favorables también con respecto al sector financiero porque estamos de acuerdo en que los tipos de interés han concedido cierta calma. El rescate financiero está funcionando y esto son buenas noticias para ellos”.

Le gustan los bancos, por lo tanto…
“Los bancos españoles e italianos son probablemente los más interesantes dado que la mayoría de ellos han sido recapitalizados. El rescate financiero aquí se ha producido con mucha fuerza, además el BCE se muestra decidido a ayudar y apoyar a la recuperación de los bancos españoles. Me gusta más el sector financiero español o italiano que el francés o el alemán”.

¿Considera que el sector automovilístico está ya muy caro, tras tantas recomendaciones de compra por parte de los analistas?
“Todavía están baratos, pero siempre lo han estado. Les afectan dos factores: por un lado, la debilidad del euro puesto que el efecto positivo de esta situación ha desaparecido y, por otro lado, la economía china es menos dinámica que hace un año afectando a las exportaciones. No son buenas noticias para la industria automovilística europea”.