Javier Monjardín, director de análisis de Tressis SV, analiza la situación macro global y las mejores oportunidades de inversión en fondos teniendo en cuenta este escenario. 

¿Cree que el BCE anunciará un QE este jueves después de ver que la inflación europea sigue cayendo?
De las palabras de Mario Draghi se desprende que el BCE va a acabar poniendo en marcha un programa QE de compra directa de deuda. No obstante, hay que tener en cuenta que estamos en pleno programa de compra de activos garantizados y ABS, y que el próximo día 11 tenemos el siguiente TLTRO, en el que los bancos podrían pedir más dinero.

Por ello, no pensamos que haya grandes noticias en política monetaria en la próxima reunión del BCE, aunque sí podrían poner en marcha el QE en el primer trimestre de 2015.

¿Cómo podríamos jugar esta política monetaria del BCE invirtiendo por sectores?
Este año los sectores defensivos han sido los que mejor comportamiento han tenido, pero después de las palabras de Mario Draghi y la mejora de la situación económica europea, los sectores cíclicos han tenido un comportamiento muy positivo. De cara al año que viene, recomendamos tener una cartera compensada sectorialmente, con un  cercamiento al sector financiero, que se podría ver beneficiado de las políticas del BCE, también consumo discrecional y compensar todo con una pata defensiva con el sector sanitario.

¿Cómo deberíamos compensar por regiones nuestra cartera de cara a 2015?
Seguimos apreciando que la renta variable es el mejor activo y, donde más positivos estamos es en Europa, por las medidas del BCE y la mejora económica, así como la apreciación del dólar y la caída del precio del petróleo. No obstante, también tendríamos posiciones en renta variable de EEUU, aunque en menor medida, pues su economía ha cogido una subida con velocidad de crucero y los tipos parece que se van a subir paulatinamente. En EEUU preferiríamos las grandes corporaciones.

¿Qué hacemos con los emergentes en la cartera?
También nos gustan. Incrementamos las posiciones a partir de abril y pensamos seguir con ellas de cara a 2015, ya que las dudas que tenían, se han disipado: se ha acabado el tapering, los temores a una desaceleración en China se han disipado, además tienen una inflación bajo control y se han hecho reformas estructurales. Para invertir en estas regiones preferiríamos fondos globales o regionales siendo muy selectivos. En concreto, preferimos sobreponderar la región asiática.

Dentro de los emergentes, los fondos de renta variable India han sido los más rentables del año, ¿confía en que se mantenga esta dinámica de cara al año que viene?
Todo apunta a que van a seguir mostrando buenos rendimientos, ya que la dinámica de su economía ha cambiado gracias al cambio de gobierno. No obstante, somos más partidarios de tomar posiciones mediante un fondo regional que tenga importantes posiciones en India, porque centrarnos en un país emergente en concreto podría causarnos problemas importantes en la cartera.

¿Cómo impactará en la economía europea y estadounidense la caída del precio del petróleo?
Para la economía europea es positivo, ya que, a mayor abaratamiento del petróleo, más renta disponible para los ciudadanos y menores costes de producción para las empresas.
En EEUU sucede lo mismo. Incluso, aumentaría aun más la renta disponible ya que los impuestos sobre la gasolina son menores que en Europa. Es cierto que el precio del petróleo está acercándose peligrosamente al precio break even por el que el fracking deja de ser rentable, por lo que en esa pata los estadounidenses se verían perjudicados, pero no afectaría al crecimiento económico puesto que tres cuartas partes del PIB proceden del consumo privado y la renta disponible aumentaría.