Con la decisión del BCE tomada -habrá medidas de expansión monetaria - es momento de ver cómo reconfigurar las carteras de fondos de inversión. José María Luna, director de análisis de Profim EAFI revisa estas alternativas en nuestro plató de la Bolsa de Madrid.  

¿Qué consecuencias tienen las medidas tomadas por el BCE?

En primer lugar, tenemos QE. Era el único banco central que faltaba pero ya lo tenemos encima de la mesa., Para muchos analistas propondrán a Draghi a los altares. Como pros, la contundencia en cuanto a la cantidad, el tiempo en el que se prolongará y luego también los plazos de compra, que se importante el hecho en sí de no centrarse en un tramo muy concreto.

El hecho de que no sea el BCE en exclusiva quien asume el riesgo por si algún Estado se le ocurre seguir endeudándose e incumpliendo los déficits, es positiva. Reducción del impacto de deuda. Además, la rebaja del euro que puede ayudar a las exportadoras fuera de la región.

Por el lado negativo está ¿cuándo serán efectivas estas medidas? Liquidez hay pero lo que ocurre es que ésta no llega a la economía real. Puede ser porque no haya crédito solvente o porque haya otro tipo de oportunidades. El que más temen algunos economistas es la relajación de algunos gobiernos ante la presencia de “papa BCE”. Eso evidentemente puede ser un gran problema porque si no cumplimos las reformas a la hora de hacer más eficiente el conjunto de los estados la Unión Europea, eso se dejará notar en los resultados de las compañías y se gestaría una burbuja de activos muy importante. El efecto riqueza se deja notar mucho menos que en EEUU.

¿A qué activos beneficiará más el QE?
Uno de los grandes beneficiados son los mercados de capitales. La renta fija europea, tanto pública como privada, se puede beneficiar. Es cierto que el BCE comprará deuda con calificación Investment Grade – queda excluído el HY- y se puede aprovechar vía fondos que se pueden aprovechar. Banco Madrid Renta fija, Invesco Euro Corporate Bond, BNY Mellon Euroland bond. Fondos que están posicionados en tramos medios y largos.

Otro activo es estar en dólares, caballo ganador en estos momentos. No sé dónde estará el suelo pero sí sé que está en caída libre. Se puede aprovechar estando en monetarios en dólares o en fondos mixtos además de en renta variable americana que no cubra el riesgo divisas. Por supuesto, renta variable europea, es el gran ganador porque hay una serie de sectores que se benefician. Se premia a los más endeudados, construcción, eléctricas, compañías exportadoras fuera del euro., y por países, España o Alemania.

Belgravia Epsilon, Cartesio Y, Allianz Euroland Equity Growth, JP Morgan Germany…existe mucha variedad de productos a la hora de posicionarnos en renta variable europea.

¿Y en la parte de renta fija?
Aprovechar los últimos días de la rebaja porque es cierto que todavía puede caer más la prima de riesgo, no sólo por la rentabilidad de la deuda alemana, sino que se puede aproechar a través de fondos que se posicionen en deuda pública. Como cada vez queda menos rebaja y además tenemos distintos obstáculos desde el punto de vista político, sería más prudente en esta categoría. En cambio la parte de deuda corporativa sí es buena opción, porque que se reduzcan lso costes, supone un balón de oxígeno para aprovechar a través de deuda privada de medio-largo plazo. Daría más peso a la deuda privada frente a la deuda pública. Dentro de ésta, el sector bancario porque podría ser la que mejor pague frente a otros sectores. High yield se puede aprovechar pero el riesgo es algo mayor con lo que lo utilizaría más en fondos de gestión flexible. Prefiero estar a través de productos de gestión más flexible.

La banca europea también se puede beneficiar de estas medidas ¿reducirán la financiación privada vía depósitos?

“El gran damnificado de la decisión del BCE es el depósito. Cuando un banco tiene una mayor de liquidez que le cuesta prácticamente al 0%, qué necesidad tiene de conceder depósitos a más del 1%.

La rentabilidad esperada en depósitos va a ser bajísima.

¿Cuáles son las alternativas?
Fondos monedero con muy baja comisión de gestión. Productos que ofrecen como mucho un 0,6% ó 0,8%, que es mucho si lo comparamos con un depósito tradicional y también con la inflación, que ofrece una Renta 4 Monetario o Mutuafondo Corto Plazo, son algunos ejemplos-.

Tiene que ser una rentabilidad muy baja, es muy importante, porque si no vamos a perder dinero.
Renta fija europea. Estamos viendo un flujo de dinero entrando en renta fija corporativa, con lo cual aprobechemoslo.
Determinados fondos de retorno absoluto. Productos que tratan de obtener rentabilidad positiva, como el Renta 4 Pegasus.

Para quien esté dispuesto a asumir algo más de riesgo. Algún mixto de Renta Fija. Que sea de gestión activa, defensivo y en tercer lugar que el gestor invierta parte de su dinero en ese mismo fondo así sus intereses están alineados con los del gestor. Y búsquese un asesor financiero independiente.