Sara Carbonell, responsable de fidelización de clientes de CMC Markets, analiza la situación técnica de los principales índices bursátiles europeos, el petróleo y el par euro-dólar.

Los índices europeos siguen en tendencia alcista en el medio y largo plazo y creo que así seguirá en la segunda parte del año. No obstante, en el corto plazo son normales las correcciones.
Así pues, el Ibex 35 tiene un objetivo alcista en 12.000 puntos, que supone el retroceso de Fibonacci del 61,8%. En el corto plazo el canal lateral alcista permanece, pero no descarto alguna corrección. El nivel de stop serían los 10.960 puntos. Si desciende por debajo, podría irse a la base del canal alcista que son los 10.800. Aún así, esto no debilitaría la tendencia alcista. Aunque el PER del Ibex 35, en torno a 14,5 veces, es elevado, mantenemos nuestra visión de subidas para este año, aunque tienen que ser apoyadas por los resultados empresariales.
El Dax tiene un soporte importante en 9.500 puntos, mientras que en el corto plazo el soporte está en 9.827 puntos.
En el EuroStoxx 50 es importante que no pierda los 3.000 puntos, mientras que el soporte a corto plazo lo tiene en 3.240.

Dentro de la renta variable española, me gusta el sector de la construcción y el turístico.
Hoy ACS está siendo muy castigada por salir del proyecto Castor, pero por fundamentales sigue siendo una buena oportunidad. Con respecto al abandono del proyecto Castor, comentar que había hecho una inversión de 200 millones de euros y, aunque desde la propia ACS han afirmado que esta inversión puede ser recuperable, habrá que verlo. Aún así, hasta finales de año le veo potencial.
En el sector turístico destaca NH Hoteles, que todo el año se ha movido en un canal lateral, y aunque ha roto la directriz alcista, si hace desinversiones y sigue cumpliendo con los proyectos, desde un punto de vista fundamental va a dar oportunidades a la vuelta del verano y para la última parte del año.
También me gusta Acerinox.

El precio del petróleo subió mucho al comienzo de los enfrentamientos en Irak, hacia el 9 de junio. Sin embargo, desde un punto de vista más real, esta subida ha sido especulativa, pues no peligra el abastecimiento del petrólo. Por ello, asistiremos a correcciones del petróleo que pueden ser buenas oportunidades para entrar bajista. En el caso del Brent, con stop en los máximos que hizo en 115,5 dólares para buscar los 112. Además, en el medio plazo no descarto que vuelva a los 110 dólares.
En el caso del Crudo, vemos un canal lateral desde 2010.

El euro-dólar debería estar en niveles de 1,30 a finales de año porque, si sigue subiendo, es peligroso para la recuperación europea. Sin embargo, me preocupa porque el gráfico muestra una ruptura del canal lateral bajista que dibujó desde que Draghi anunciara las medidas a principios de mes. Espero que en septiembre, cuando comencemos a ver las LTRO, el par se debilite.
En el corto plazo, la ruptura del canal lateral bajista en gráfico de velas de 4 horas, tenemos que tener en cuenta el nivel de soporte en 1,36212 dólares, hacia el que se podría dirigir. Además, no descarto que se pueda ir hacia 1,364. Para posiciones alcistas, el stop estaría en la vuelta del canal en los 1,356-1.355 dólares.