La mejora del rating de China es algo queno ha tomado por sorpresa “si tenemos en cuenta que es la directora del crecimiento mundial, sólo hay que ver la cantidad de reservas que tiene”, reconoce Eduardo Antón, analista de fondos de Inversis Banco. Este experto reconoce que a la hora de invertir en la región “hay muy pocos fondos que inviertan en China, por su legislación, por lo que nos podemos beneficiar de la mejora de calificación a través de la inversión en países como Corea, Malasia o Indonesia que sí están en las carteras de los emergentes.

A la hora de invertir en deuda pública, Antón ve tres riesgos y fuentes de rentabilidad: el Yield- cupón que paga el estado- la duración, cuanto más largo sea el tramo en que se invierta mayor riesgo- y el riesgo de mercados “porque el diferencial respecto al bono alemán se está ampliando y es otro riesgo asociado”. No estamos muy positivos en renta fija gubernamental “pues todas las tensiones están trayendo mucha volatilidad en países desarollados pero seguimos teniendo oportunidades en emergentes”. En fondos como el Templeton Global Bond, “un fondo que nos gusta y ha tenido un sesgo muy marcado”.

Elegir entre renta fija gubernamental y corporativa, Antón se queda con la segunda “mejor en high yield pues, aunque tiene mayor riesgo, los cupones son muy atractivos”. Este experto reconoce que las estimaciones de default de las empreas está en torno al 3-4% “que son los mínimos para este tipo de categoría y aquí puede haber oportunidades”.

Para un inversor de riesgo medio, este experto recomendaría un 30% en renta fija “dividido en emergente (5-10%), High Yield (10%) y el resto grado”.

Respecto al comportamiento de la renta variable global “hay que tener muy en cuenta los sectores: qué han estado haciendo y lo que representa para el fondo. El consumo ha sido el más beneficiado”. El Robeco consumer Trends invierte a nivel global en base a tres tendencias “el consumo en las economías emergentes, revolución tecnológica y busca aquellas empresas que se basan en la conciencia ecológica de las personas”.

Respecto a la renta variable de Noruega “es de los pocos países que quedan con calificación crediticia de Triple A, una de las principales fortalezas que tiene es el petróleo y es una economía que apenas tiene déficit”. Realmente hay atractivo pero “recomendaríamos más hacerlo en la parte de renta fija”. Una de sus principales estrategias e ndivisas ha sido jugar el carry de la corona noruega frente a deuda. A la hora de invertir, Nordea tiene fondos de renta fija denominados en euros.

A la hora de fusionar fondos de inversión, Anton reconoce que “en primer lugar, cuando un fondo ha sufrido una pérdida de patrimonio los inversores se pueden ver afectados porque es más volátil y tiene mayores costes al hacer una transación. En ese caso, la gestora decide fusionar los fondos”. El segundo motivo es que no tiene sentido tener fondos con la misma política de inversión.