El estudio de la gestora británica, con presencia global, reveló que un 46% de los inversores ahorrarán más tras levantadas las restricciones de la pandemia, principalmente entre inversores jóvenes (de 18 a 37 años).

Además, la confianza de los inversores se ha disparado a su nivel más alto desde que se inició el estudio en 2016. La expectativa de rentabilidad media anual es del 11,3% para los próximos cinco años, lo que representa un aumento del 10,9% previsto el año anterior. Sin embargo, en el caso del inversor español este optimismo de rentabilidad se ve reducido al 8,9%, lo que es una clara diferencia con el resto de los inversores tanto a nivel global como europea. Únicamente son superados por el menor optimismo de los inversores italianos y japoneses, quienes esperan obtener rentabilidades de 8,2% y 8,5% respectivamente.

Los inversores institucionales también mostraron una mayor confianza según el Estudio de Inversores Institucionales realizado por la gestora.

Mayor dedicación a reorganizar sus finanzas personales

Estrategias de Inversión

A nivel global, el 74% de los inversores dijeron haber dedicado más tiempo a pensar en su bienestar financiero tras la pandemia, principalmente los inversores “expertos/avanzados”.  Siendo Asia, en especial aquellos inversores en Tailandia, India e Indonesia, los que comparten en mayor medida esta opinión. En cuanto a España, mientras que antes de la pandemia solo el 37% de los españoles pensaba en sus inversiones frecuentemente, tras la pandemia el porcentaje aumenta a un 44%, que revisan sus carteras una o más veces a la semana, mientras que el 22% lo hace dos o tres veces al mes. A pesar del aumento, el porcentaje de inversores españoles que revisan sus inversiones al menos una vez al mes es menor en comparación al 82% a nivel mundial.

¿En qué invierten los españoles?

El 35% de los encuestados afirmó ahorrar más de lo previsto al reducir el gasto en aspectos no esenciales y el ocio, mientras que el 45% comentó haber cumplido sus metas de inversión en 2020.  Pero una vez saliendo del confinamiento, el mayor gasto se ha destinado a bienes inmuebles, con un 43% haber invertido o concretaron la compra de un inmueble (datos que también son confirmados por la plataforma Idealista).

Además, del 47% de los inversores españoles que reconoció haber invertido, lo hizo en inversiones más conservadoras, mientras que los que optaron por más arriesgadas fue del 44%. Entre las áreas preferidas de inversión destacan:

  • Valores tecnológicos 60%
  • Acciones o fondos inmobiliarios 48%
  • Criptodivisas 46%

Es de destacar que mientras en 2020  los bancos la fuente de asesoramiento financiero para el 52% de los españoles, en  2021 son los asesores independientes para un 47% de los encuestados, con los bancos pasando a un segundo lugar con el 43%. Destacando en especial la población millenials que prefieren ser asesorados por independientes, ya que para los baby-boomers sigue siendo el banco su punto de referencia. Un punto interesante ya que en otros lugares (tanto a nivel europeo como global) los bancos siguen siendo la su primera opción.

Los inversores americanos los más optimistas

Los inversores de América son los más optimistas, ya que esperan una rentabilidad total anual del 12,5% en los próximos cinco años, seguidos de los asiáticos (12,3%) y de los inversores europeos, ligeramente más prudentes, con unas expectativas del 9,7%. Y también son ellos los más propensos a umentar el gasto una vez levantados los confinamientos, seguidos por los inversores de los Países Bajos y Reino Unido, mietras los japoneses y suecos son los más cautelosos a la hora de gastar.