El oráculo de Omaha aborda en una entrevista en el medio estadounidense diversas cuestiones sobre la actualidad de los mercados en Estados Unidos.
Últimamente comparece con un goteo intermitente, pero cada vez que lo hace no deja indiferente su punto de vista sobre el momento que atraviesa Wall Street. En una entrevista en Bloomberg TV, Warren Buffett dejó patente que una vez cumplidos sus 84 años “se siente mejor que nunca”.

Además, el inversor norteamericano dejó en claro que en realidad no quiere dejar su puesto en Berkshire Hathaway, ante la atención de Michael Bloomberg; el CEO de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein y el gobernador de Michigan, Rick Snyder. “Me siento en plena forma y no tengo intención de dejar mi cargo”, dijo.

En cuanto a la salud y la fortaleza de la economía estadounidense, Buffett aseguró que el país, "probablemente lo ha hecho mejor de lo que se podría haber esperado desde el comienzo del rally alcista en 2009”.

En este sentido, fue muy claro en cuanto a la situación en la que se encuentra actualmente la bolsa neoyorkina. "Estamos en la cúspide del crecimiento continuo", avisa el multimillonario. Sin embargo, añadió que “también hemos estado con esa sensación durante cinco años”, y eso no ha significado que suceda nada grave ni ninguna corrección.

En referencia a la situación de la industria de los automóviles en Detroit, Buffett quiso comentar también la reciente fortaleza en las ventas de coches en Estados Unidos, que van camino de sumar 17 millones y que reflejarían una gran parte de la recuperación económica.

En cuanto a la salud financiera de Detroit, que actualmente está intentando solventar los procedimientos de quiebras, Buffett indicó que “necesita una pizarra financiera limpia... y ya lo está intentando”. “Detroit lo va a hacer bien”, concluyó.