Los principales índices estadounidenses han terminado el trimestre con alzas, y muy cerca de sus máximos históricos pese que el S&P y el Dow Jones han finalizado ligeramente en negativo la sesión.
Ha sido una jornada de fluctuaciones. Los inversores han pasado toda la jornada jugando al escondite con la bolsa estadounidense que, pese a todo, sigue instalada en una cómoda zona muy cerca siempre de sus máximos históricos. Según datos de Reuters, el índice ha logrado romper este año 22 máximos históricos, lo que hace pensar a algunos inversores que la bolsa podría estar preparándose para un pullback. (Ver: Cashin: Posibles puntos de salida para alcistas en el S&P 500

Sin embargo, Los índices a trompicones han conseguido cerrar por sexto trimestre consecutivo en verde, lo que supone la mayor racha desde 1998.

Y todo en una sesión que no se ha salido del guión de las últimas semanas, tensiones fuera de Estados Unidos y datos macroeconómicos que siguen sin dar una imagen clara de la profundidad de la recuperación económica. (Ver: Verizon y JP Morgan, estrellas del dividendo del verano)

El S&P 500 termina la sesión con caídas del 0,04%, el Dow Jones cede un 0,15%, mientras que el Nasdaq sube un 0,23%.   (Ver: Argentina ha elegido poner al país al borde del default)

 Tras la subida del S&P 500 este año de un 30%, muchos inversores pronosticaban el fin del mercado alcista, que está instalado en su quinto año. Según una reciente encuesta realizada por Reuters, el consenso espera que el selectivo alcance este año los 2.000 puntos, lo que implicaría ganancias de más de un 8% en el conjunto del año.

En concreto, Todd Salamone, de Schaeffer's Investment Research afirmaba a la agencia británica que “todavía es posible que el S&P 500 entre en el nivel de 1.980-2000 puntos, pero no sería una gran sorpresa si revisitara el nivel de 1.950 puntos varias veces en los meses de verano”.

Un PER de casi 17 veces en principal índice, cerca de máximos de cuatro años, es ya una cifra lo suficientemente elevada como para hacer pensar a muchos inversores que el mercado ya está caro. Quizá por eso la volatilidad es tan baja en estas últimas semanas. Según los datos de Bloomberg, el S&P 500 ha sido incapaz de subir o bajar más de un 1% en una jornada en 50 sesiones consecutivas, la mayor racha desde 1995.

Desde el punto de vista macroeconómico el dato positivo ha venido hoy de las ventas de viviendas de segunda mano, que ha subido en mayo un 6,1%, el mayor impulso en cuatro años. (Ver: Los valores calientes de la sesión)

Sin embargo el ISM de sentimiento empresarial ha caído en junio hasta 62,6 desde 65,5 en mayor. Por debajo de la media de las estimaciones.

Desde el punto de vista empresarial, la jornada destaca por el alza de casi un 3% de Yahoo! después de que Piper Jaffray haya mejorado su recomendación hasta comprar al considerar que su participación en Alibaba no está bien valorada. (Ver: Yahoo! sube aupada por una recomendación positiva de Piper Jaffray)

 PPG Industries ha subido un 3% tras anunciar la compra de Consorcio Comex por 2.300 millones de dólares.
MannKind ha subido más de un 11% después de que los reguladores de Estados Unidos hayan aprobado el uso de una insulina inhalada si se avisa a enfermos de asma o de enfermedades de pulmón que no podrán usarla.

Por el contrario, Allergan ha caído un 2,7% después de que la FDA haya rechazado la aprobación de un tratamiento inhalable para las migrañas. (Ver: Oro termina el semestre en fase de rebote)

La rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en 2,5160%. El EURUSD se cambia en 1,3694 dólares. Mientras que el brent está en 112,39  dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.327 dólares.  Barclays: cuatro fórmulas para hacer trading en el petróleo


Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí