Todo se ha conjurado hoy para  que Wall Street sufra una de sus peores caídas desde principios de febrero. Y todo porque el dato que muestra la salud del sector manufacturero ha decepcionado al mercado.
Comenzaba mal la sesión ya desde la madrugada, cuando en China se conocía que la actividad manufacturera se contrajo en el primer trimestre del año, lo que ha llevado a los mercados a pensar que el país no alcanzará su objetivo de crecer un 7m5% este año, tal y como prevén las autoridades. Un frenazo de China supondría un importante obstáculo para el crecimiento mundial.

Pero la situación ha empeorado al conocerse que tampoco los datos manufactureros en Estados Unidos han sido mejores. De hecho, el Markit Economics Preliminary cayó hasta 55,5 desde 57,1 el mes pasado. La caída no ha gustado en absoluto, a pesar de que es la segunda mejor lectura desde enero de 2013. (Al lateral le queda tiempo)

Parece que el sentir positivista ha vuelto al mercado norteamericano. Si la pasada semana concluyó con las mayores subidas desde mediados de febrero, parece que hoy se respalda esa sensación que están teniendo los inversores. Además, hoy sí ayudan las noticias de carácter empresarial, que han empujado a los principales índices a abrir al alza. (Ver: Indecisión a la espera de catalizador)

Todo esto ha llevado a los inversores a realizar beneficios, sobre todo después de que Wall Street cerrara la semana pasada con la mayor subida en un mes.(¿Qué esperan los expertos de DB para el S&P 500 hasta el verano?)

De esta manera, el S&P 500 ha finalizado con caídas del 0,49%, el Dow Jones tcede un 0,16%, mientras que el Nasdaq finaliza con descensos del del 1,18%. (Ver:  JP Morgan, estrategias de inversión a largo plazo).

Todo este ambiente, unido a que hay economistas que piensan que la economía rusa podría, incluso, a caer en la recesión por las sanciones impuestas por Estados Unidos y Europa ha llevado a los índices a empaparse de una corriente vendedora. (Morgan Stanley encuentra 15 tesoros ocultos)

Los más perjudicados han sido los sectores que acumulaban mayores ganancias en el año, tecnológicas y biotecnológicas. (Ver: IBM, creer o no creer)

"Los títulos de biotecnología habían subido mucho en los últimos meses, por lo que lo que ha pasado es que se ha producido una corrección necesaria", ha afirmado Mark D'Cruz, analista de Key Private Bank, en una entrevista con Reueters.  "Una gran parte de este interés vino de inversores de fuera del sector, y ahora mismo les ha entrado miedo. Las biotecnológicas tienen que probar este año que sus fármacos funcionan", ha afirmado el experto. 

Por su parte, "el mercado se ha encontrado con una resistencia en 1.880 puntos", ha apuntado a Bloomberg,  Bruce Bittles, estratega jefe de RW Baird & Co.

Hoy gran parte de las caídas las hemos visto en Facebook (-4,8%), Netflix (-6,3%) y Tesla (-3,5%), tres de los títulos que más ganan entre el año pasado y lo que va desde 2014. Los analistas consideran que es en estas acciones donde primero se empiezan a recoger ganancias. (Ver: Facebook, Netflix y Tesla lastran al Nasdaq)

También ha sido protagonista Apple, que sube más de un 1% después de la publicación de un informe en el que la compañía ha asegurado que ha mantenido conversaciones con Comcast , el operador de cable más grande de Estados Unidos, sobre el streaming en directo.  (Apple en fase alcista)

Por otro lado, Herbalife ha terminado un 7% al alza, después de que  el consejo haya nombrado a tres consejeros propuestos por el multimillonario Carl Icahn en su junta directiva. Además, llega después de la investigación que se realizó sobre la compañía. Algo que estaba persiguiendo desde hace meses el inversor Bill Ackman. Lo que está claro es que la polémica sobre la situación de la empresa sigue bastante latente en el mercado. (Ver noticia)

En este contexto, la rentabilidad de los bonos a 10 años se encuentra en 2,73%. El EURUSD se cambia en 1,3841 dólares. Mientras que el brent está en 106,61 dólares el barril. Por último, el oro cotiza en 1.310 dólares por onza tras tocar máximos de seis meses. (Entramos al trapo con el EURUSD)