El Banco de España ha dado un golpe sobre la mesa para frenar la guerra del pasivo. A falta de una circular oficial, el organismo público pretende cortar las alas a las financieras limitando la rentabilidad de los depósitos contratados a partir del 1 de enero (ver tabla). Sin embargo, las gestoras de fondos, como inversores institucionales, escaparían a este coto para seguir obteniendo altas rentabilidades de estos instrumentos. Como explica Belén San José, analista independiente, “las entidades financieras cuentan con una importante excepción a esta medida y es ofrecer rentabilidades más allá de los límites establecidos para el 15% de la cartera de depósitos de este 2013. Con esto podríamos pensar que cuidarán a sus mejores clientes, como son los fondos de inversión”. Por tanto, los inversores que tengan fondos que invierten en depósitos no se verán perjudicados por este tijeretazo, mientras que, los minoritas que tengan depósitos bancarios de alta remuneración contratados este año podrían ver cómo su rentabilidad se reduce hasta un máximo del 2,75%.

Limitaciones a las rentabilidades de depósitos (sugeridas por el Banco de España):
DuraciónRentabilidad
12 meses1,75%
24 meses2,25%
Más de 24 meses2,75%


Aquí se nos plantea una duda: ¿nos compensa desviar nuestros ahorros en depósitos hacia fondos? Partamos de la base de que los depósitos son un activo de inversión tradicionalmente conservador. La seguridad y garantía de los depósitos viene dada porque las entidades están adheridas a un fondo de garantía que avala que, en caso de quiebra de la entidad u otro problema que le impida hacer frente a sus pagos y obligaciones, los depositantes puedan recuperar su dinero hasta un límite de 100.000 euros por cada titular. Teniendo en cuenta las características que hacen atractivos a los depósitos, ¿qué fondos podrían suplantarlos? Las alternativas pasan por los fondepósitos, los fondos garantizados y de renta fija.

La primera opción que se nos viene a la cabeza para sustituir un depósito por un fondo es, cómo no, los fondepósitos, que precisamente rentabilizan su patrimonio a través de depósitos. El problema de estos activos es que suelen tener una comisión de gestión que oscila entre el 0,20% y 0,80%. Si tomamos como referencia que el Banco de España limita las rentabilidades de los depósitos a un máximo del 2,75%, al menos que este 2013 estos fondos mejoren sus rentabilidades, no compensan ni cogiendo los fondepósitos más rentables del último año. Juzguen por ustedes mismos:

Fondepósitos más rentables de 2012 (Fuente: Morningstar)



Otra opción similar serían los fondos garantizados. En sustitución de los depósitos, Víctor Alvargonzález, director de inversiones de Tressis, cree que las financieras ofrecerán fondos garantizados porque “no dan ningún trabajo y, en cambio, sí cobran comisiones”. En un fondo de renta fija garantizado, el 100% del capital invertido y la rentabilidad están avalados, aunque suelen tener plazos más largos que los depósitos (si se cancelan de forma anticipada, se recuperan a valor de mercado y las comisiones son desorbitadas, del orden del 5%). También cobran comisiones de gestión (máximo del 2,25%) y depositarías (0,20%). Otro punto en contra de estos vehículos es el coste de oportunidad en términos de rentabilidad, a cambio de la seguridad y la protección. “No los contemplamos como una buena inversión porque este tipo de fondos tienen un condicionamiento muy favorable para los gestores y las entidades que lo emiten por sus márgenes, pero no ofrecen una rentabilidad atractiva, porque suelen tener un componente de renta fija, cuya rentabilidad se come la garantía del propio fondo”, apoya Antonio Castilla, Socio-director de CGA Patrimonios.

Por último, la ecuación rentabilidad/riesgo que da el depósito podría ser equivalente a la de los fondos de renta fija. Sin duda, el 2012 fue el año de la renta fija y, aunque 2013 no parece tan prometedor, Álvaro Lissón, analista independiente, cree que los fondos de renta fija a corto plazo sí podrían usurpar el puesto dejado por los depósitos de alta remuneración. Dentro de esta rama, José María Luna, director de análisis de Profim EAFI, se decanta por los “centrados, sobre en emisiones de rating BBB y que puedan llegar a invertir una pequeña posición en bonos high yield”. En este sentido, Lissón aconseja el AXA WF Euro Credit Short Duration (que cerró el 2012 con una rentabilidad del 7,32%) y el Carmignac Sécurité (rentabilidad del 5,24% a finales de 2012).
Pero dentro de los fondos de renta fija de corto plazo Lissón descarta los monetarios (vencimiento inferior a 18 meses) que invierten parte de su cartera en depósitos, “pero suelen tener una comisión de gestión que oscila entre el 0,5% y 0,75%, por lo que casi seguro que no interesaría hacerlo mediante esta vía”, dice el experto independiente.

De hallar el fondo apropiado que pueda sustituir la rentabilidad y seguridad del depósito, nos beneficiaremos además de las ventajas fiscales de este vehículo
, pues el 70% de los fondos de inversión tienen portabilidad fiscal, es decir, se puede cambiar de uno a otro sin tributar por la ganancia obtenida en el momento del traspaso. Lo que nos permite sacar más rentabilidad al dinero invertido al retrasar el pago de impuestos.

Por supuesto, las alternativas comentadas son para perfiles con poca tolerancia al riesgo, como los de los inversores tradicionales de depósitos. Aquellos que estén dispuestos a asumir mayor riesgo podrían encontrar rentabilidades más atractivas en la renta variable. "La renta fija en Europa, que tuvo una evolución muy positiva en 2012, está agotada y creo que no habría que darle tanta importancia. Realizando un stock picking, creo que las mejores oportunidades están en la renta variable emergentes y renta fija corporativa emergente", dice Belén San José.

Conclusión: el claro ganador del final de la batalla del pasivo son las gestoras de fondos, que con su ‘canto de sirena’ podrían atraer a inversores a los que prometen seducir con rentabilidades a la altura de los depósitos. Sin embargo, ¡ojo! no permita que las comisiones de los fondos se coman una parte importante de esas remuneraciones.

Ver: "Santander , el banco español que mejor resiste la fuga de depósitos"

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información