Como muchos expertos dicen, las tecnológicas podrían ser una de las grandes oportunidades para este año. Y más en concreto las fabricantes de chips. He aquí los ejemplos de Deutsche Bank.
El equipo de Deutsche Bank se apresura a señalar que podría haber, incluso, beneficio para los inversores a dos años vista por el buen aspecto que presenta la industria en estos momentos. La demanda está creciente dentro del sector y por eso podría completar un par de ejercicios con unos beneficios que permitan a algunos valores escalar notablemente en Wall Street.

Por eso, Deutsche Bank ha puesto el radar en algunos nombres que tienen relación directa con algunas de esas compañías y que pueden ofrecer en este 2015 (y en el 2016) retornos cuantiosos para las carteras. Estas son los cuatro mejores valores de esa lista que han publicado en su último informe.

Broadcom

Es la primera selección de estos expertos. Se trata del principal proveedor tanto a Samsung como de Apple, y el nuevo año podría suponer aún más el crecimiento de los ingresos para este gigante de los chips.

Los analistas de esta entidad financiera consideran que la compañía implementará los cambios estratégicos que dio a conocer a los accionistas en la junta anual, y que será el punto de inflexión para que se incremente el precio de sus acciones en 2015. Sobre todo, con la impulsión de una amplia gama de productos dinámicos e innovadores.

Así, el precio objetivo de Deutsche Bank es de 50 dólares, frente a los 42-43 dólares en los que cotiza a día de hoy.

Intel

Intel presentó el procesador de quinta generación de la compañía en el CES este año. El compromiso de Intel, entre otros, es iniciarse con aplicaciones para smartphones y móviles, junto con el resurgimiento del crecimiento de las ventas de PC. Eso provocó que en 2014 fuera una de las acciones más atractivas, pero este ejercicio podría calcarse el mismo recorrido.

Cotización de Intel en el último año
Cotización de Intel


Intel se cotiza a 15 veces las ganancias a largo plazo, más que en los últimos años, pero sigue siendo un ratio razonable para los inversores que andan en busca de crecimiento.

El equipo de Deutsche Bank sigue viendo potencial alcista en las acciones de la gigante de los chips impulsados por la combinación de un mercado de PCs ahora estable, por el fuerte crecimiento en los gráficos digitales a color, y por su plan de entrada en el mundo de la telefonía móvil.

De esta manera, el precio objetivo es de 40 dólares, mientras que actualmente se mueve en torno a los 37 dólares.

NXP Semiconductors

Después de que se anunció el año pasado que fue número uno mundial en el suministro de chips pequeños, los analistas de Wall Street Top piensan que esta suministrará el módulo de comunicaciones de campo cercano (NFC) y el elemento seguro de chips NFC.

NFC es un conjunto de estándares para los teléfonos inteligentes y otros dispositivos como el Apple Watch para establecer comunicación por radio entre sí. Los analistas de Deutsche Bank se centran principalmente en las enormes posibilidades que ofrece la tecnología en lo que se llama "connected car”.

El precio objetivo es de 88 dólares, frente a los algo más de 80 dólares en los que se maneja en estos momentos.

On Semiconductor

Esta empresa adquirió TrueSense Imaging el año pasado, que es un proveedor de dispositivos de sensores de imágenes de alto rendimiento.

Deutsche Bank dice que la compañía tendrá ganancias adicionales por su negocio rentable Grupo System Solutions. El precio objetivo es de 12 dólares, en comparación con los 10,40 dólares en los que se encuentra, aproximadamente, en la actualidad.