Llega octubre y con él, el otoño y el comienzo de una nueva avalancha de resultados empresariales del tercer trimestre. Unas cifras que, como coinciden en afirmar los expertos, serán mejor de lo esperado. Y es que aunque sea época de lluvias, las estimaciones sobre la mejora de la economía mundial quieren seguir brillando en los mercados.
Octubre dice adiós al tercer trimestre y poco a poco irá dando a conocer los resultados empresariales, cuentas que probablemente dejen mejor sabor de boca respecto a trimestres anteriores al son de las buenas expectativas sobre la economía mundial. Él último en pronunciarse, el Fondo Monetario Internacional quien señaló que la recesión global “está finalizando” y que la economía está “en el borde de la recuperación”. Signos que inyectan más que confianza a un mercado que “será más optimista”, como asegura Marian Fernández, responsable de análisis de Inversis Banco.

“Creemos que los resultados serán mejor de lo esperado con Estados Unidos como gran mercado director”, explica Carlos Fernández, responsable de análisis de fondos de Inversis Banco. Para este experto, las cuentas del tercer trimestre serán buenas, sobre todo, si se comparan con el 3T del año pasado. Con lo cual -continúa- “se combina todo para que no veamos malas referencias sobre todo en EEUU donde veremos las primeras publicaciones". 

En este contexto, Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, asegura que “da la impresión de que estamos ante un trimestre en el que los resultados serán bastante buenos”. Blasco cree que “las previsiones de los resultados en Estados Unidos serán positivas, estarán por encima de lo esperado, ya que han sido muy pocas las compañías que han hecho un profit warning”. Aquí en Europa y en España, este experto reconoce que "los resultados no serán malos ya que se ha hecho una reducción de gastos importantísimo en las empresas, se han reducido muchísimo los stocks para aliviar las cargas financieras en todo lo posible a pesar de lo bajos que están los intereses”. Hay que tener en cuenta, además, “que muchas de nuestras empresas son multinacionales y que gran parte de su actividad ya viene del exterior y, por lo tanto, hay mucha diversificación en el ingreso”. En lo que se refiere al sector financiero en concreto, Blasco considera que “los resultados vendrán bastante bien, aunque veremos una nueva escalada de la morosidad pero, aún así, la banca ha hecho una serie de subidas de comisiones y servicios que antes no se cobraban y que le van a permitir dar unos buenos resultados”.

Como afirma José María Manzanares, Director de Productos y Mercados, “hasta ahora los resultados del segundo trimestre han sido datos mejores de lo esperado por parte del mercado motivado por la reducción de costes de las empresas, reducción de empleo y, ahora es el momento en que tendremos que ver si las empresas son capaces de ganar dinero”. Pero ¿habrá alguna sorpresa positiva? Manzanares cree que “las veremos en el sector financiero por la comparación interanual”. Sobre el sector financiero se ha pronunciado Covadonga Fernández, analista de Selfbank, quien considera que de cara al tercer trimestre “los bancos seguirán arrastrando el peso de la morosidad fomentada, sobre todo, por el enorme aumento del paro”. Sin embargo, esta experta reconoce que serán tanto Santander como BBVA las entidades que mejor comportamiento presentarán puesto que “son los más diversificados tanto en la línea de negocio como desde el punto de vista geográfico y las que muestran una dependencia menor al escenario doméstico”.

Ofelia Marín-Lozano, Directora de inversiones de Banca March, reconoce que “aunque los beneficios empresariales no sean boyantes entre los bancos, es cierto que la comparación con el año pasado será positiva”.Resultados en los que, como siempre, “habrá mucha divergencia por sectores”. La directora de análisis de Banca March admite que “ya lo vimos en el primer trimestre donde hubo compañías que mantuvieron sus beneficios – telecomunicaciones y eléctricas- y otras que entraban en pérdidas, como las cíclicas”. Luego está el sector financiero “con resultados más imprevisibles, sobre todo por la parte de banca de inversión”. Al margen de esta cifra global, Marín insiste en que “los resultados tenderán a mejorar porque, aunque las ventas no vayan a ser dinámicas tienen que comenzar a notarse el recorte de costes, la caída del precio del crudo y otros factores que harán que los resultados vengan un poco mejor”No obstante, uno de los sectores que puede dejar mejor sabor de boca es el tecnológico, como explica José María Manzanares, donde asegura que “habrá previsiones de beneficios al alza ya que se trata de compañías que lo están haciendo muy bien, los movimientos corporativos siguen funcionando y eso da bastante alas al mercado”.