Alfonso de Gregorio, director de gestión de Gsconsult, explica cuál es el entorno actual y dónde están las principales oportunidades para invertir.
 
Llevamos un año movido en la renta variable española y parece que la volatilidad la vamos a tener para rato. ¿Qué le preocupa más en este momento?

Me preocupan varias cosas. Por un lado la incertidumbre política y lo que puede venir después. También me preocupa la inestabilidad de países emergentes, sobre todo para empresas del Ibex 35 con intereses allí y en Latinoamérica concretamente. El tema macro también, sobre todo en China. Son varios factores que nos preocupan y los tenemos en cuenta a la hora de gestionar y lo que más la burbuja que se está montando en la parte de renta fija. El tener el bund alemán cotizando en el 0,05% creo que es indudable que tenemos una burbuja. La preocupación viene por la parte macro y la parte de renta fija. Esas serían las variables más preocupantes.

Hay gestores que piensan que en momentos de esquizofrenia que tienen los mercados como los que tenemos ahora son muy buenos para gestores de gestión activa para aprovecharlo. ¿Está de acuerdo?

Totalmente. Esto es complicado hacerlo ver, pero las mayores ineficiencias del mercado se generan en momentos de incertidumbre o inestables. Los últimos años son un claro ejemplo. El año 2014 varios gestores de renombre se fueron y generó incertidumbre. El año pasado con el tema de China tumbó a casi todo, en algunos casos con razón y otros sin ninguna. Creo que también son oportunidades que se generan y que aprovechamos. Los comienzos de este año también se han atizado a todo en lo que se no ha tenido en cuenta demasiado los fundamentales. Creo que son oportunidades muy buenas que se pueden aprovechar.

¿Cuál es su estilo de gestión?

El estilo de gestión que tenemos en Gesconsult es que hay una parte value muy importante, pero también hay una parte de análisis de arriba abajo. Tenemos muy en cuenta la situación macroeconómica. Con esa visión que nos hacemos analizamos sectores y valores. Una vez con eso hacemos un análisis value de abajo hacia arriba. Vemos cuentas y balances, el equipo gestor, las expectativas de futuro y demás. A la hora de gestionar te genera bastantes oportunidades.

¿Le preocupa la situación económica y política de los países en los que invierten?

Totalmente. Creo que no te debes abstraer de la situación macroeconómica. Eso va a acabar filtrándose a la cuenta de resultado de las empresas. Es inevitable que eso acabe filtrándose. Por eso hay que estar en contacto con las empresas. Eso a nosotros nos ha ahorrado bastantes sustos.

¿Cómo lo están haciendo los fondos de Gesconsult en estos primeros compases del año?

El fondo de renta variable español está alrededor de un 5% o 6% menos que el Ibex. El Ibex cae un 9% y el fondo de renta variable nuestro cae cerca del 3%. Nuestro fondo monetario de renta fija a corto plazo creo que lo está haciendo bastante bien. Para los tiempos que corren y cómo están los depósitos bancarios creo que es una rentabilidad bastante buena. Eso contrasta frente a productos garantizados. Luego los mixtos, como el de renta fija, está prácticamente plano; y el de renta variable cae un 2,6%. Creo que con lo que está cayendo lo están haciendo razonablemente bien.

¿En el caso del fondo de renta variable han incrementado las exposiciones que tienen a liquidez?

Hemos aprovechado momentos de incertidumbre para aumentar posiciones a determinados valores. Por ejemplo Meliá estaba cayendo alrededor del 3% y se puede ver beneficiado de la caída del mercado turco. Sí incrementamos valores en las que no vemos sentido caídas fuertes o nerviosas que están teniendo.

¿Hay sectores que eviten?

En el sector bancario tenemos posiciones marginales. Solo en determinados valores sobre todo por un tema de valoración. Somos conscientes que la cuenta de resultados con los tipos de interés como están, está bastante complicada. Los bancos para sacar rentabilidades, para sacar ROEs lo que están haciendo es recorte de gastos o de personal. Es la única manera que tienen de generar ROE. Pero sí que es un tema de valoración. Hay bancos que están baratos con 0,3 o 0,5 precio valor en libros, o con PER de 8 veces. Pero en general estamos fuera de bancos y del sector eléctrico, por la incertidumbre política. Estamos fuera del sector construcción. Con lo cual estamos bastante fuera del Ibex 35. Estamos metidos en empresas de perfil industrial vinculadas al consumo interno. No olvidemos que lo que está tirando del PIB es sobre todo la demanda interna y así lo está reflejando la cuenta de resultados de estas empresas. El sector industrial o el papelero, también en Corporación Financiera Alba, en el sector hotelero como en Meliá y también en CIE Automotive. Las valoraciones son razonables, el equipo gestor es interesante, y el plan estratégico lo han ido cumpliendo. Las expectativas y cuentas de resultados son bastante buenas.

¿Es un requisito imprescindible que el equipo directivo les guste de una compañía para invertir?

Sí, lo hacemos. El requisito como decía es imprescindible. Nos hemos encontrado casos de compañías que cotizaban a ratios atractivos pero que el equipo gestor no nos acababa de convencer. Posiblemente nos perdamos oportunidades de subida, pero la filosofía de Gesconsult es así para evitar sustos a los partícipes.

¿Cuándo les gusta una compañía también les atrae la deuda que emiten?

Por lo general sí. Cuando nos gusta una compañía creemos en la fortaleza en su balance. Es al final lo que mira un inversor a la hora de invertir en bonos. Se puede dar el caso contrario.

El BCE ha comenzado a comprar deuda corporativa. ¿Lo ven con buenos ojos?¿Se cree que se puede seguir inflando la burbuja de la renta fija?

Coincido plenamente. Por un tema estadístico, cuando los bancos centrales han incrementado sus balances eso se ha terminado trasladando a la renta variable. Esa liquidez se ha drenado a la renta variable. Creo que debería pasar lo mismo aquí en Europa. Eso está creando su impacto con la formación de ciertas burbujas en la parte de renta fija, pero creo que se debe trasladar a la parte de renta variable. Aquí hemos tenido eventos como Grecia o China que no han permitido que se traslade a la parte de renta variable, pero creo que no hay muchas más alternativas en otros activos. En la parte de renta variable escogiendo bien las empresas hay algunas que siguen funcionando como un tiro y no lo reconoce el mercado.

Han lanzado dos fondos en Europa: renta fija flexible y el Gesconsult renta variable. ¿Por qué han elegido esta externalización de los fondos?

Creo que desgraciadamente por cómo está la industria de los fondos de inversión en España. Al final si tú quieres que tus fondos sean comprados por bancas privadas en España o te vas a Luxemburgo no lo puedes hacer. Esto lo que te obliga es irte fuera a Luxemburgo para que las bancas privadas puedan comprar tus fondos. Al final se mete todo en un saco y no tienen la necesidad de darte esos clientes. Entonces hasta que eso no se cambie y pueda funcionar en España las cuentas Onmibus, creo que muchas gestoras de tamaño que llevarán sus fondos fuera para ser comercializados de manera más fácil.

¿Qué le parece que BME saque una plataforma de fondos? ¿Les favorece?

Totalmente. Nosotros desde el año 2003 o 2004 que empezaron nuestros fondos a comercializarse en plataformas en Inversis o Andbank nos ha venido dios a ver. Nosotros no tenemos una red comercial fuerte. Dependemos de la rentabilidad de nuestros fondos y el escaparate son las plataformas. Todo lo que sea una plataforma nueva será facilitar al comprador final y abstenerse de lo que son las redes bancarias.