La firma francesa eleva el precio objetivo de Merlín hasta los 12,3 euros por acción, lo que supone un potencial del 24,8%, mientras que RBC rebaja el precio objetivo de BME hasta los 26 euros, situándolo un 8,5% por debajo del precio al que cotiza actualmente.

La entidad francesa revisa al alza, en su último informe, el precio objetivo de las acciones de Merlín hasta situarlo en los 12,3 euros desde los 12 previos. De cumplirse las previsiones, el potencial de los títulos de la compañía ascendería al 24,8%.



Carax-Alphavalue, por su parte, recomienda comprar acciones de Repsol,Banco Popular, Ferrovial y Acciona. Para los títulos de la petrolera, que hoy ha mostrado un adelanto de sus cuentas del primer trimestre, establece un precio objetivo de 12,5 euros, un 27,8% por encima del precio al que cotiza actualmente. Para Banco Popular, que se encuentra inmersa en pleno proceso de venta de su filial de banca privada, sitúa su precio objetivo en los 2,78 euros. Dado que la acción cotiza en estos momentos en el nivel de los 2,2 euros, el potencial de revalorización se situaría en el 25,8%.
 
Respecto a Ferrovial, Carax señala que el precio objetivo de sus acciones alcanzaría los 24 euros, un 32% por encima del precio al que cotiza actualmente en el mercado. Acciona, que ha adquirido el 13,3% de la participación de Nordex, contaría, por su parte, con un potencial del 36,3%, por lo que el precio objetivo de las acciones se situaría en los 94,2 euros.



Entre las recomendaciones de añadir se encuentran Abertis y Gamesa. Las acciones de la primera contarían con un precio objetivo de 15,8 euros, un 9,3% por encima del precio al que cotiza actualmente, mientras que la segunda contaría con un potencial de revalorización del 8,5%, al contar con un precio objetivo de 17,8 euros.
 
Por último, Bolsas y Mercados Españoles (BME) recibe una revisión a la baja de su precio objetivo. El bróker RBC Capital Markets establece un precio objetivo para los títulos de la compañía de 26 euros, 1 euro menos que en su anterior informe y se sitúa un 8,5% por encima del precio al que cotiza actualmente, por lo que contaría con un potencial negativo.