Repsol: Tras las caídas sufridas en 2012 por la expropiación de YPF por parte de Argentina y con el objetivo de proyección bajista cumplido, la compañía ha sido capaz de levantar el "vuelo" desde niveles relativos de 10.50 hasta los 18 donde recientemente se ha visto frenada.


A corto plazo, observamos como desarrolla un canal alcista con soportes relativos en los 15.30 y los 15.70 respectivamente, lo cual implica cierta sostenibilidad de precios en dichos cotas, sobre todo sabiendo que la zona de control de soporte principal pasa ahora por los 15 euros.


Por todo ello,
a medio plazo el sesgo sigue siendo muy positivo mientras no pierda esta referencia de 15 euros, si bien sólo la superación de los 18 euros en cierres semanales nos invitaría a pensar en la continuidad de un nuevo tramo al alza con los firmes propósitos de testar nuevamente zonas de 22 euros por acción.

La postura ahora mismo invita a MANTENER.



*Fuente: Manuel Chacón, de Iriondo Inversiones