La entidad financiera alemana selecciona una serie de nombres para tener en cartera hasta el término del 2014 dentro del sector de la tecnología, que para muchos analistas sigue ofreciendo oportunidades.
Repensando casi lo impensable. Los analistas filtran con colador de precisión máxima los valores que son más atractivos en estos momentos dentro del marco estadounidense. Para ello se centran en sectores. En áreas donde las correcciones pueden incidir en menor medida y donde encontrar oportunidades para recibir un rendimiento más que aceptable.

Desde hace varias semanas las principales firmas de análisis están cuidando con el pulso de un cirujano los activos que recomendar. Más si cabe cuando los principales índices empiezan a mostrar síntomas de vertiginosa sensibilidad frente a los niveles de récord que se han cosechado durante más de cinco años de recorrido alcista.

¿Cuáles son esas áreas donde debemos centrarnos? Una de ellas es la tecnología. No es que sea una novedad. Para nada. Pero cada vez hay más expertos que se suben a este carro como el que puede ofrecer más rentabilidad para sus carteras.

Precisamente uno de sus principales valedores es Deutsche Bank, que recientemente ha elaborado un informe en el que se subraya a una serie de cotizadas dentro de las acciones con las que se puede obtener un retorno significativo en lo que resta de año. Pudiera parecer hasta caricaturesco con la ola de recomendaciones de venta que cada vez ensalzan más los expertos, pero no lo es.

La tecnología ha sido la industria líder del S&P 500 en el último año. Las ganancias del segundo trimestre fueron mejores de lo esperado, mostrando menos reventones que en otras áreas. Es por eso por lo que apuestan por cinco valores de este negocio. La primera de ellas, 3D Systems que ha sido una acción muy volátil y ahora puede ser un momento para que los inversores vuelvan a interesarse por la compra.

La impresión en 3D es un segmento que ha estado en el punto de mira en el último año. Fue un segmento muy caliente del año pasado, y las principales acciones fueron totalmente castigadas en la primavera por la ola de ventas.

Los analistas de Deutsche Bank están convencidos de que 3D Systems es una acción que puede dar mucho que hablar y por eso sitúan su precio objetivo en 80 dólares. Mirando los niveles actuales, significaría casi doblar su cotización.

Apple es otra firma que resulta apetecible para mantener en cartera hasta final de año. La enseña de la manzana tiene puestas muchas esperanzas este otoño por los productos que puede lanzar al mercado. Los informes indican que la compañía ha realizado pedidos entre 20 y 80 millones para los nuevos iPhone. Eso podría suponer un aumento considerable desde los 50 millones hasta 60 millones de unidades de los modelos 5S y 5C vendidas el apsado año.

Aún con todo, Apple es una de las acciones más infraponderadas por los gestores de fondos. Sin embargo, si su nivel de ganancias sigue aumentando eso podría cambiar de signo. El precio objetivo de Deutsche Bank es de 105 dólares.
Cotización de Apple



También resulta atractiva EMC, para esta firma de análisis. Las acciones han subido recientemente después de que el fondo de Paul Singler, Elliot Managament, haya tomado posiciones con la adquisición de más de 1.000 millones de dólares. La gran posición del gigante de software en la nube de VMware es clave para su devenir en los próximos meses. Así, el precio objetivo para el valor por parte de este bróker es de 32 dólares.

Quien se encuentra en este selecto ranking de recomendaciones es Hewlett-Packard. La compañía sigue teniendo un PER muy atractivo para los inversores. De 9 veces las ganancias, para ser más concretos. Meg Whitman está realizando una gran labor al frente del fabricante de ordenadores, como se ha demostrado en la última presentación de sus cuentas trimestrales.

Uno de los puntos fuertes es que dentro de las medidas empresariales que ha presentado la directiva es la de utilizar parte de su cash flow para reducir la deuda existente, para la recompra de acciones, además de mantener la política del pago de dividendos. Es por eso por lo que el precio objetivo se encuentra en el nivel de los 36 dólares.

En último lugar está Western Digital Corp. La compañía presentó resultados del segundo trimestre bastante sólidos, puesto que el beneficio y la facturación estuvieron por encima de las estimaciones del consenso de mercado.

Desde el seno de la empresa atribuyeron estos resultados a la subida de su unidad de electrónica de consumo, que experimentó el mayor incremento en los últimos tiempos. Por tanto, el precio objetivo de Deutsche Bank para la acción es de 118 dólares.

Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí