No hay nada confirmado, pero el New York Times publicaba ayer que la compañía asiática podría retrasar su OPV hasta la primera semana de septiembre. Sin embargo todo apuntaba a que su debut bursátil sería justo dentro de tres semanas, el 8 del mes 8.
Si el periódico se equivoca, la salida se producirá en uno de los meses en los que menos noticias se producen tradicionalmente; agosto. Si todo se produce como  se esperaba hasta ahora, la salida a bolsa del gran competidor de Amazon e eBay podría estar dibujada al detalle.

En un alarde de superstición oriental, el próximo día 8 de agosto –el día 8 del mes ocho-, la empresa que cotizará con el ticker BABA –ocho en chino-, podría tocar la campana del parqué neoyorkino en un movimiento que la va a convertir en una de las 20 principales empresas de Wall Street.

Si la valoración de las acciones que ofrece como compensación a sus empleados, 56 dólares, es aplicable al precio con el que va a debutar la empresa, Alibaba saldría a cotizar con una capitalización de 130.000 millones de dólares, unos 14.000 más que la primera estimación de la propia compañía. En el folleto anterior de su OPV se establecía una capitalización de unos 116.000 millones de dólares. (Ver último folleto de registro en la SEC. La valoración de las acciones está situada en la página 129).

Hay expertos que esperan una capitalización que roce los 180.000-200.000 millones de dólares, aunque se trata de precios anteriores a los vaivenes del mercado del final de la primavera.

Así que habrá que esperar a que se registren los detalles con los rangos de precios iniciales y el porcentaje de la compañía que van a vender. En un momento de timidez patológica, los colocadores de la empresa anunciaron que la intención de Alibaba era levantar 1.000 millones de dólares en la operación. En la actualidad se habla de que el gigante del comercio electrónico podría llevarse generar unos 20.000 millones de dólares con esta operación.

Se trataría de la mayor OPV de la historia, u puesto que se juega con Visa, que en marzo de 2008 levantó un poco menos de esa cantidad.

Hay que destacar que del precio que se fije depende mucho el futuro de Yahoo!, el segundo mayor accionista de la empresa asiática, con casi un 23% del capital, solo detrás del banco japonés Softbank.

Está previsto que Yahoo! ofrezca menos de una tercera parte de su paquete accionarial y que el resto de las acciones que se vendan en la OPV sean de nueva emisión.

Pero, ¿quién es Alibaba y por qué ha despertado tanto interés esta OPV?


Es la mayor compañía de comercio electrónico de China y rivaliza con otra empresa del sector de ese país, Tencent, que ahora mismo cotiza en la bolsa de Beijing. Se trata de un entramado formado por algo más de una docena de empresas cuyo origen se remonta a 1999 cuando un profesor de inglés, Jack Ma, y otros 17 socios se juntaron en el apartamento del ahora presidente en la ciudad de Hangzhou y decidieron lanzar Alibaba.

Eligieron ese nombre –al menos es lo que ellos aseguran- porque es una palabra fácil de pronunciar en la mayor parte de los idiomas del mundo. Además, ellos explican que al decirla se evoca la famosa frase de “ábrete Sésamo”, algo que responde muy bien a la filosofía de puertas abiertas de la propia compañía.

Sólo en el último trimestre la compañía obtuvo un beneficio de 893 millones de dólares, lo que implica un avance del 32%. Sin embargo, fueron unos números que decepcionaron a los inversores porque en el trimestre anterior, el ritmo de crecimiento de las ganancias fue superior al 70%. El año anterior, en 2013, su beneficio fue de 3.764 millones de dólares, un 170% que en 2012.

También preocupó a los expertos un deterioro en los márgenes, que descendieron desde el 51,3% hasta el 45,3% debido, sobre todo –explicaba la compañía- al aumento de los costes en marketing para aumentar el uso de internet a través de dispositivos móviles. A finales del último trimestre fiscal, sólo un 27,4% de los usuarios de sus webs hacían compras a través de móviles.

Algunos expertos, como los de ETX aseguran que el éxito de Alibaba es el de vender a bajo coste y que puede seguir haciéndolo a costa de bajar márgenes y que esto, más que perjudicar a su negocio podría perjudicar al de sus competidores, como Amazon y eBay.

Métricas de Alibaba

A 31 de marzo de este año, Alibaba tenía 255 millones de compradores activos, un 10% más que un año antes. Además, operan en estos sus tres plataformas (Taobao, Tmall y Juhuasuan), ocho millones de vendedores.

Cada año sus usuarios activos hacen una media de 50 pedidos y esa es una de las cifras que Alibaba pretende aumentar gracias al aumento del consumo en su país.

Por si fuera poco, por el momento el uso de internet en China para realizar compras aún no está extendido. Y eso que el país tiene la mayor comunidad de internet del mundo, con casi 620 millones de personas conectadas en la red de las que menos de la mitad hace uso del comercio electrónico.

Este crecimiento será mayor si, como esperan la mayor parte de los expertos, el uso del internet en el móvil se dispara. Según Alibaba China tiene la mayor base de usuarios de teléfonos inteligentes del mundo, con algo más de 500 millones de personas.

A finales del año pasado el comercio electrónico en el país suponía tan sólo un 7,9% del consumo total del país, en total, unos 302 millones de personas. Consultoras como iResearch prevé un crecimiento anual de más de un 27% desde 2013 a 2016.

Métricas Alibaba