Luc Varenne, manager fund de ODDO Asset Management, analiza la situación por la que atraviesa el mercado de bonos convertibles en una entrevista a Estrategias de inversión.

PREGUNTA-. ¿Este puede ser el año de los bonos convertibles?
RESPUESTA-. “Desde el punto de vista del mercado primario, 2013 fue el año de los convertibles, y a pesar de un Enero algo decepcionante, continuamos esperando un 2014 similar a 2013, al menos desde el punto de vista del mercado primario.

Veremos un mercado primario muy activo. Pensamos que la dirección que tomó el mercado de bonos convertibles en 2013 continuará, en gran parte, en 2014. Y por esta razón esperamos también muchas emisiones provenientes del sur de Europa, sobre todo de España”.

P-. ¿Qué riesgo plantean los bonos convertibles en caso de un mercado bajista?
R-. “No creo que nos encontremos en un mercado bajista, ha habido una corrección, pero no creo que estemos en un mercado bajista en absoluto. Por el contrario los convertibles son todavía una oportunidad en este todavía mercado alcista al menos para la renta variable”.

P-. ¿Cuáles son las mejores compañías para invertir en bonos convertibles en Europa?
R-. “Los mejores convertibles son aquellos bonos emitidos por una compañía blue chip, con un rating de crédito sólido y con una perspectiva de crecimiento interesante.

En pocas ocasiones se encuentra toda esta calidad en un convertible dado, pero creo que por ejemplo los tuvimos en 2013 y esperamos más oportunidades en 2014, oportunidades que vendrán de las necesidades de reestructuración como las que tuvimos en España el año pasado, por ejemplo”.

P-. ¿Cuáles son los beneficios que encuentran las compañías en la emisión de estos bonos?
R-. “Es difícil de decir, pero creo que la principal virtud del convertible desde el punto de vista del emisor es la diversificación de su financiación. Y permitir el acceso a esa financiación incluso en mercados con dificultades como la situación que tuvo lugar después de la crisis de 2011.

Esa es la razón por la que hemos visto llegar emisores de países del sur de Europa, como es el caso de España, ya que los bancos han sido reacios a hacer su trabajo.

Estos activos normalmente se encuentran en procesos de saneamiento del balance, pero por sí solos no ayudan a limpiar el balance, su función es dar acceso a la financiación”.

P-. ¿Qué rentabilidad media ofrece este tipo de inversión?
R-. “Un 5% de rentabilidad ha sido posible solamente después de la crisis de 2011, pero claramente ya no hay posibilidades de alcanzar esos retornos. Los tipos de interés están mucho más bajos, incluso en España, los diferenciares están mucho más bajos, incluso en España, por tanto no se pueden esperar rendimientos tan altos para los convertibles.

No obstante, un convertible con al menos un rendimiento real positivo, constituye una oportunidad hoy en día”.

P-. ¿Qué variables hay que considerar a la hora de invertir en bonos convertibles?
R-. “El primer factor a tener en cuenta es una perspectiva interesante de su acción subyacente, además también se requiere una valoración razonable desde el punto de vista técnico y un buen diferencial de crédito del emisor”.

P-. ¿Podría hablarnos de las compañías españolas que tiene en cartera?
R-. “Tenemos muchas compañías españolas en la cartera. Un ejemplo que nos gusta, o más bien nos encanta, es Abengoa, que mejorará el balance; otra compañía en reestructuración que nos gusta, aunque no necesariamente está presente ahora mismo en nuestra cartera, es Sacyr o incluso FCC.

Creemos que en el sector financiero, La Caixa constituía una oportunidad interesante a finales del año pasado, pero ante todo creo que es interesante estar en valores financieros, sobre todo en los países del sur de Europa, y es mucho más cómodo hacerlo a través de bonos convertibles”.