Desde que la bolsa china tocara techo el pasado 12 de junio, las pérdidas ascienden a 2,8 billones de dólares. Sólo en el dinero que han perdido sus compañías en tres semanas se les ha ido seis veces el valor de la bolsa española. 

El gran gigante es también uno de los mercados más desconocidos por su lejanía y, principalmente, por el intervencionismo de un gobierno dictatorial en el mercado de capitales. “Llevamos tiempo diciendo que China está luchando para desafiar a la denominada Imposible Trinidad”, esto es, el tridente compuesto por “la idea de que ningún otro país pueda contar con un sistema de cambio fijado de antemano, gozar de una política monetaria independiente y contar con un mercado de capitales abierto al mismo tiempo”, aseguran los analistas de Bank of America Merril Lynch.


¿QUÉ HA PASADO EN LA BOLSA CHINA?
La bolsa china ha multiplicado por cinco su valor desde tiempos de precrisis, allá por el año 2007, llegando a convertirse en el segundo mercado con mayor capitalización del mundo por delante de Japón, con un mercado valorado en algo más de cuatro billones de dólares.

Desde hace aproximadamente un año, los principales índices bursátiles de China empezaron una carrera que ha podido concluir de una manera más que abrupta. Pongamos un ejemplo. El índice C300, aquel en el que cotización las 300 mayores compañías de su mercado, cotizaba hace un año ligeramente por encima de 1.800 puntos. El 5 de junio de este año superó los 4.540 enteros en lo que representa un tirón alcista superior al 152% en doce meses. Desde ese día hasta hoy, cuando cotiza (en la sesión de este lunes) en 3.390 puntos el desplome ha sido del 30% - en dos semanas-. Aún no así, dicen los expertos, no se han perdido ni los mínimos de abril y se siguen manteniendo ganancias en el ‘year to date’.

Es más, en esta "reciente ola de ventas un 25% de las empresas que cotizan en el índice de Shanghai han caído un 43% y otro 25% de ellas se mantienen planas", apuntan desde Andbank, que reiteran su recomendación de "compra" sobre la renta variable china, a pesar de todo. 

C300 Cotización (FUENTE: Investing.com)
*Pinche sobre la imagen para ampliar
C300 Cotización (FUENTE: Investing.com)
 
Es también el caso de aquellos productos que ofrecen exposición al mercado chino en nuestro país como son los fondos cotizados. El ETF de Lyxor China Enterprises suma un 17,6% en 2015 y algo más del 18% se anota el ETF de Deutsche Bank China 25.

"La desobediencia por parte de los inversores locales chinos a las últimas medidas de estímulos del Gobierno es muy notable", reconoce los expertos de la casa de análisis americana. En su opinión, la mano que mece la cuna del mercado chino está impidiendo a las principales compañías de su país tomar el liderazgo del crecimiento este año. "Aún así, habría que esperar a la evidencia de un fracaso de estas políticapara hablar de un riesgo global. Mientras tanto, lo que ocurre en China, se queda en China", concluyen. 

 
Correlación entre las políticas expansivas del Banco de China vs Cotización del Índice Shanghai
*Pinche sobre la imagen para ampliar
CHINA POLICY EASING & SHANGAI INDEX

 
 3 FACTORES QUE EVITARÍAN UN CONTAGIO
A pesar de que existen serias dudas acerca de una continuidad en el tiempo de la abrupta caída que comenzara hace un par de semanas, Merril Lynch apunta a tres razones que invitan a pensar en que existe un cortafuegos lo suficientemente potente como para frenar ventas masivas más allá de sus fronteras:

1. El precio de las acciones. La correlación entre el mercado chino y el resto de activos a nivel mundial es lo suficientemente bajo como para en los últimos doce meses el único momento en el que han coincidido en movimientos haya sido durante la crisis del petróleo. 

2. Posicionamiento sobre las acciones. Los inversores se encuentran infraponderados tanto en la renta variable china, como en emergentes o commodities. Esto significa, dicen los expertos, que el contagio, al menos parcialmente, ya estaría puesto en precio. 

3. Crecimiento de la economía. El PIB chino crece a ritmos del 7%, mientras que los datos PMI de su economía se encuentra alrededor de los 50 puntos básicos (límite que marca el paso de la recesión al crecimiento).

Si compara con la media de las exportaciones de países de su alrededor, como Japón, Corea del Sur y Taiwán, estos muestran un crecimiento de las exportaciones del -2%. Por primera vez, las estimaciones se sitúan por debajo de la media de los últimos 20 años, en una horquilla comprendida entre el 5% y el 10%, pero nunca por debajo de esa franja, "zona de peligro", para los analistas. China está débil, pero no tanto como para esperar revisiones a la baja. 


Correlación entre PIB de China y el crecimiento de las exportaciones en Asia
*Pinche sobre la imagen para ampliar
CHINA GDP


¿POR QUÉ NO SE HA MOVIDO EL CRUCE DÓLAR/YUAN?
"Es típico que las autoridades de Beijing bloqueen a su divisa cuando perciben que los riesgos, tanto externos como internos, están a niveles elevados", recalcan los expertos de BoAML. Y este era el caso el fin de semana debido al referéndum en Grecia. 

China no sólo está interviniendo el mercado de renta variable, sino también su divisa. "No ha habido un solo mercado inmune a la escalada de volatilidad provocada por la crisis griega y ante las expectativas de una subida de tipos de la Reserva Federal (Estados Unidos). Solo un mercado ha sido la excepción: el cruce USD/CNY", aseguran. 

El par se ha movido en un rango del 0,2% arriba/abajo desde mediados del mes marzo. Es más, apuntan los analistas de la casa estadounidense a que su volatilidad, lejos de ascender, se ha contraído llegando al menor nivel de los últimos diez años. "Contrasta claramente con la escalada vertiginosa de la renta variable china", concluyen. 

Volatilidad registrada en el cruce USD/CNY vs el índice Shanghai Composite
*Pinche sobre la imagen para ampliar
CHINA USD/CNY
 
 
¿QUÉ SE ESCONDE DETRÁS DE LAS 'VENTAS MASIVAS'?
Básicamente, el esfuerzo del Gobierno chino por tratar de frenar el endeudamiento de sus empresas. Es lo que Álex Fusté, economista jefe de Andbank, denomina "suavizar el apalancamiento". En resumidas cuentas, intervencionismo del Estado chino que ha venido a limitar el apalancamiento de los bancos a cuatro veces su capital neto y a limitado "este tipo de operaciones a los titulares con cuentas de más de 500.000 yuanes, algo menos de 74.000 euros.  

Además del pánico causado en el corto plazo por este tipo de medidas, los reguladores "han endurecido selectivamente las normas relativas a las operaciones de compra al descubierto", esto es, realizar operaciones sin que el inversor cuente con la liquidez necesaria en el momento de ejecutar la orden. 

Una tercera consideración que está detrás de la caída de la bolsa china es la cantidad de compañías con un escaso free float en el mercado. Los inversores se habrían visto 'obligados' a vender ante las limitaciones para apalancarse y al tratarse de acciones con una horquilla considerable entre los precios de compra y venta -al no existir contrapartida- la oleada de ventas ha sido tan brutal que ha llevado al mundo a preguntarse si en China se estaría generando un problema de tal dimensión que pueda hacer de la crisis griega un mero entretenimiento para los especuladores.