Por distintos motivos pero sin lugar a dudas ha habido una serie de valores que han destacado por encima del resto este año. Sin embargo, ahora la cuestión es saber cómo lo harán el próximo año y si tendrán cambios en su evolución. ¿Serán capaces de seguir siendo los más importantes también en 2017?
 
Nos encaminamos a un nuevo año y como siempre toca hacer balance. Observar todos esos activos que han destacado para bien o para mal para saber si sus éxitos o fracasos van a continuar en el año entrante. Atención a todos esos protagonistas de 2016 para ver si en 2017 van a seguir en boca de todos los que siguen el mercado cada día.

ArcelorMittal

En un año negativo para el Ibex 35 y para la mayor parte de sus componentes, ArcelorMittal ha logrado más que duplicar su precio. También es cierto que la siderúrgica llevaba como lastre a sus espaldas cinco años siendo de las peores acciones del selectivo. Pero con la vuelta a los números negros este ejercicio, las tornas se han vuelto para la compañía. Además, la demanda sostenida de acero y su alta correlación con los precios del petróleo (con previsión de que siga revalorizándose) podrían alargar la ventura de Arcelor más allá del 2016.

ArcelorMittal cotización


Banco Popular

Y si ArcelorMittal ha sido la cara, Popular ha sido la cruz del Ibex 35, pues se ha convertido en el valor más penalizado con caídas acumuladas superiores al 60%. De hecho, el precio ha visitado niveles de los años 80, penalizado por los inversores que han tenido que aguantar otra macro ampliación de capital y un proceso de ajuste para mejorar sus ratios de solvencia. De cara a 2017, el futuro de Popular es incierto y muchos son los expertos que opinan que acabará dentro de otro grupo bancario y “a quien más le puede interesar es a Caixabank. Popular es un banco muy atractivo porque en su parte sana del balance es el banco más rentable de España”, dice Iturriaga.

Popular cotización


Telefónica

La operadora ha estado en el punto de mira este año por su elevado endeudamiento. La zancadilla del regulador a la venta de O2 en Reino Unido y la marcha atrás en la salida a bolsa de Telxius desencadenaron fantasmas del pasado que han llevado a Telefónica a recortar el dividendo. Así, para el conjunto de 2016 la compañía ha pasado a repartir 0,55 euros por acción, lo que supone un recorte del 36% respecto a los 0,75 euros previstos inicialmente, además de echar mano del scrip dividend para evitar más salida de caja. Aun así, Moody’s le rebajó el rating dejándola en el límite del abismo del "bono basura". Ahora, Telefónica tiene que ganarse la confianza de las agencias y del mercado (que la castiga con una caída de más del 20% en el año) avanzando en las desinversiones como, por ejemplo, colocando O2 en bolsa o vendiendo Telxius y otros activos no estratégicos.

Telefónica cotización


Gamesa

Aunque este ejercicio Gamesa no ha duplicado su precio, como lo hizo en 2015, no le ha ido mal en bolsa y, además, ha protagonizado una de las fusiones del año: su matrimonio con Siemens Wind. Además, de cara a 2017 esta unión reforzará su negocio en regiones clave, como emergentes, donde la demanda energé- tica eólica es creciente y Gamesa tiene una posición de liderazgo que fortificará con la filial de Siemens. Esto podría alargar la buena racha de contratos con los que se ha hecho la compañía presidida por Ignacio Martín en estos meses.

Gamesa cotización


Si quiere ver más descárguese el artículo completo de la revista