Contamos hasta diez valores dentro de nuestro selectivo que han logrado hacer suelo entre 2008 y 2012 y no han parado de subir desde entonces, acumulando revalorizaciones en todos los casos estudiados de triple dígito. Además, este selecto grupo lo componen valores de todos los sectores, incluso bancos y constructoras. 

Aunque nuestro selectivo parece ser siempre el alumno atrasado de la bolsa europea, lo cierto es que hasta 10 de los 34 valores que lo componen actualmente no han parado de subir en los últimos años (partiendo desde el comienzo de la crisis). ¿Qué le ha pasado entonces a nuestro selectivo? Que sólo uno de estos valores adalides de los avances es un blue chip, una muestra más de que poco pueden hacer el resto de componentes del selectivo cuando nadan a contracorriente de los grandes tiburones.

valores más alcistas



BANCOS

Si hablamos de sectores, por todos es conocido que el bancario es el que más peso tiene en nuestro selectivo. Sin embargo, sólo uno de sus componentes no ha parado de subir en los últimos años, Bankinter. Para más INRI, éste es el banco con menos peso de nuestro Ibex (unos 6.244 millones de euros). La entidad dirigida por Dolores Dancausa marcó un suelo en el verano de 2012 y, desde ahí, no ha parado de subir, sacando una considerable ventaja a todos sus comparables nacionales que, en muchos casos, han perdido incluso valor desde dicha fecha. Pero Bankinter, desde que construyera sus cimientos en 1,40 euros no ha parado de subir. Respetando una serie de máximos y mínimos crecientes que, incluso se llegó a acelerar en 2013, la entidad acumula a día de hoy una rentabilidad cercana al 400%. Además, Bankinter se puede colgar otra medalla más para presumir frente al resto de cotizados y, es que, es el único que este año acumula revalorizaciones bursátiles.


CONSUMO
Aquí tenemos un ejemplo de consumo discrecional, Inditex, y también de no discrecional, supermercados DIA.

En el caso de Inditex las subidas son astronómicas, de un 701,41% desde que marcara suelo en noviembre de 2008. Sí, sí, cuando el mundo se estaba derrumbando, Inditex construía su base para no parar de subir en bolsa. Aunque hay que tener en cuenta que tener en cuenta el empujón que le dio el Split de cinco acciones a una realizado en el verano de 2014, pues el poder de atracción de una acción que vale más de 100 euros suele ser inferior a la de una que cotiza a doble dígito. Aún así, esto le convierte en la primera acción del ranking que más rentabilidad ha dado a los accionistas en estos últimos.

Por el lado del consumo no discrecional, encontramos a DIA. La cadena de supermercados salió a cotizar a la bolsa española el 5 de julio de 2011, a 3,50 euros y un mes después marcó sus mínimos históricos poco más abajo, en 2,25 euros. Desde entonces ha respetado una directriz alcista que no ha perdido ni en los peores momentos de 2014 y 2015, año, éste último, en el que ha sido seriamente acosada por los bajistas. Desde aquellos 3,50 euros DIA ha proporcionado a sus accionistas un recorrido del 124%.



ENERGÉTICAS
Sus resultados recurrentes y con gran visibilidad y sus dividendos altamente rentables y estables le han garantizado al sector energético hasta tres puestos en este ranking, convirtiéndose así en el sector más rentable por número.

Encabezando las revalorizaciones dentro de las energéticas encontramos a Endesa, compañía que hizo suelo en julio de 2012, tres años después de que Enel entrara en su negocio y pese a que su matriz ha limitado su actividad únicamente a la península ibérica, aunque a cambio reparte un jugoso dividendo.

En segunda posición encontramos a una de las compañías más lineales en sus cuentas, Enagás. La energética presidida por Antonio Llardén no pierde el doble dígito desde junio de 2012. Desde entonces no cae por debajo de 10,13 euros y, hasta día de hoy, ha subido un 175%. Parte de esta revalorización se puede explicar por el efecto reclamo de su dividendo, en el top seis de los más rentables del selectivo y que cada año mejorará un 5%, según promesa de su presidente.

Por último dentro de las energéticas encontramos a Gas Natural. La compañía presidida por Salvador Gabarró también hizo suelo en el verano de 2012, como las anteriormente comentadas, y pudo supo sobrellevar el envite de la reforma energética de 2013 sin perder la directriz alcista. En este tiempo Gas Natural ha subido un 158%.


CONSTRUCTORAS
Como en el sector bancario, no nos extraña encontrar una única constructora en este grupo privilegiado de los valores que suben más de un 100% desde que hicieran suelo hace más de tres año. Así pues, Ferrovial es incluso de los valores estudiados que antes se adelantó al suelo. En 2010 hizo suelo en 3,32 euros y, desde entonces ha ido para arriba, acelerando su tendencia a mediados de 2012 y finales de 2014. Así pues, en cinco años y medio Ferrovial ha acumulado un avance del 553%.



ÚNICAS EN SU SECTOR
Únicas en su especie dentro del Ibex 35 pero conformando esta lista de valores más alcistas vemos a la aerolínea IAG, a la fabricante de hemoderivados Grifols y al grupo mediático Mediaset.

La más alcista de las tres y la que primero hizo suelo es Grifols, que sube un 477% desde finales de 2010. Entonces cotizaba en 7,69 euros y hoy ya vale más de 44. Además, no para de marcar máximos históricos y este ejercicio es de las más alcistas del selectivo, subiendo más de un 32%. Además, la próxima subida de tipos en EEUU puede ser un revulsivo para que el título no pare de avanzar, pues una gran parte de sus productos se exportan a EEUU.

Por detrás de la revalorización de Grifols se coloca la de IAG. La aerolínea despegó en noviembre de 2011 y ya ha subido un 400%. Además, esta misma semana comenzó a repartir dividendos por primera vez en su historia, lo que podría servir de reclamo para ver cotas más altas, así como, por supuesto, los beneficios que le garantiza el abaratamiento del petróleo.

Bastante por detrás en cuanto a revalorización acumulada se ubica Mediaset. No obstante, las ganancias del 222% que ha dado a sus accionistas desde mayo de 2012 no son nada desdeñables. Además, los expertos creen que la mejora de la situación económica vendrá a inyectar más beneficios en la compañía vía aumento de la publicidad y, por tanto, subidas al valor.