Como cada quince días, José Lizán, gestor de carteras de Auriga SV analiza la situación del mercado y el impacto de las distintas noticias en las compañías que lo componen. 

Uno de los valores protagonistas estos días es Abengoa tras haber presentado el plan de viabilidad. Ha optado por centrarse en el negocio de ingeniería y construcción al tiempo que venderá activos. ¿Qué le parece?
Leía que los bancos todavía no habían recibido la información del nuevo plan de viabilidad. Nosotros siempre hemos manteniendo el mismo mensaje: era una compañía que iba al límite y una vez ha entrado en pre concurso, es más costoso llevarla a concurso de acreedores que dejarla porque tiene muchos activos que se pueden vender. Lo normal es una situación muy parecida a Prisa: desguazar la compañía, venderla por partes,  ampliar capital, convertir deuda en equity. Las implicaciones para los bonistas es aportar garantías y para los accionistas, el equity antiguo vale cero porque los pasivos son muy superiores a los activos. Falta por saber qué quitas habrá, ampliaciones de capital que se harán y a la vez se irán vendiendo los activos. 

Santander ha presentado cuentas. Promete un ratio de capital del 11% para 2018 y está por debajo de 4 euros con una rentabilidad por dividendo del 7%- ¿Es oportunidad o hay riesgo por posibles ampliaciones?
Son unos resultados de 4 euros. Al final tienes las divisas emergentes en contra, tienes ciertas provisiones por software que suponen unos 600 millones y luego había alguna provisión más pero en  general son resultados, dentro de la que tiene encima, que están metidos en precio. Con una curva de tipos en contra, margen de intereses encogiéndose  y creo que son una debacle  pero que hasta que no haya crecimiento no cogerán la senda de recuperación.  Lo que más me ha gustado son los ratios de capital, que supone que internamente está reforzando su estructura de capital.

Pero ¿habrá riesgos de ampliación de capital? Está claro que movimientos corporativos son claros porque el BCE quiere menos entidades y más grandes y evidentemente lo vamos viendo porque Banif sale y lo coge, hay rumores con Monte Dei Paschi pero Santander lleva un tiempo digiriendo las compras hechas y sin ser agresivos pero me imagino que estarán presentes en la próxima oleada de fusiones pero no creo que tengan especial interés en España, a no ser que se les obligue.

El sector de la construcción. ¿Qué hay detrás de la subida de OHL?
Una sobreventa brutal. Si quitamos la ampliación, el precio máximo era de 21-22 euros, ajustándolo por ampliación, y hasta los 4 euros le ha pasado un poco como Abengoa que iba al límite, con un rating non investment grade, muy apalancado con lo que si tienes un fallo en el circulante  todo salta por los aires y eso es lo que le pasó a OHL. Tuvo dos impagos en Argelia y México que suponían 600-700 millones y cuando vas tan al límite te ves obligada a ampliar capital, diluir a los accionistas… Si a eso unimos las divisas mexicanas en contra y la división de Latam jugando en contra, al final se acaba el crédito.

Probablemente el rebote dure algo más, incluso no me extrañaría verla por encima de los 5 euros, pero las dudas persistirán a medio plazo.

El sector energético ha aguantado algo más los empujones del mercado. ¿Sigue ofreciendo potencial?
Como empresas reguladas y visibilidad en el negocio, han sido el refugio. Hay un hecho: los grandes fondos de inversión, que  tienen que estar sí o sí invertidos, siempre tienen que buscar un ancla y creo que está claro que han sido éstos. En cuanto al potencial de revalorización, lo hay en Iberdrola pues es la mejor eléctrica a nivel Europeo y de las mejores a nivel local. Poca exposición a nuclear, diversificada, con crecimiento en ventas en los últimos trimestres, subiendo en guías y es una compañía en la que tarde o temprano veremos los 7,5-8 euros a medio plazo.

Enagás y REE son dos compañías muy ligadas a regulación y veo algún riesgo en la presión social que parte de la carga del recibo del contribuyente pase al sector, a corto plazo no se ve, con lo que mientras no haya cambio regulatorio son compañías sanas, estables, con generación de caja… Es un sector en el que estar cómodos hasta que la regulación cambie de sesgo.

Gas natural las mayores dudas llegan de Latam y las mayores dudas en el negocio de trading de gas. En 17 euros la vemos barata, es cierto que tiene riesgos de participadas – es lo que le hace cotizar con descuento – pero en niveles actuales está barata por la visibilidad en negocios y creo que en Latam lo harán menos mal de lo que el mercado está descontando.