‘Los últimos serán los primeros’, que dice la frase popular. Aplicamos este dicho al Ibex 35 de cara a 2015 y nos preguntamos si los valores que peor lo han hecho este ejercicio serán, sino los mejores, al menos sí buenas oportunidades de inversión de cara al próximo año. Un adelanto, todos ellos cuentan con precios objetivos por consenso por encima de la cotización actual.

Dia, OHL, Indra, Sacyr y ArcelorMittal, a falta de escasas horas, acabarán el 2014 en la cola del Ibex 35 con las mayores minusvalías bursátiles. Sin embargo, casi todas estas compañías están dando motivos para confiar en un resurgir de cara al próximo ejercicio. He aquí las razones para recuperar la confianza en estas acciones o tacharlas definitivamente de sus quinielas de inversión.

Si quieres que te avisemos cuando estos valores cambien de fase del ciclo bursátil, apúntese a gratis nuestro servicio de alertas

DIA: la castigada sin razón
Desde su salida a bolsa en el verano del 2011 Dia había subido de forma incansable, hasta este año. El 2014 se le atragantó, aunque ya era hora de tomarse un merecido descanso, pues al mes de salir a bolsa marcó sus mínimos históricos en 2,30 euros y, desde ahí y hasta el 1 de enero de 2014 triplicó su precio en bolsa. A los inversores les empezó a dar mal de altura y dejaron que Dia se desplomara, aunque por fundamentales seguía estando bien. De hecho, Javier Flores, responsable del servicio de estudios y análisis de ASINVER, afirma que “Dia está sufriendo un cambio de percepción por parte del mercado, pasando de ser uno de los valores de moda, a verse en una situación de relativa marginación que creo injustificada. Espero ver un cambio de percepción y la vuelta a algunas carteras institucionales”.

Actualmente, Dia cotiza a un PER de 14 veces, por debajo incluso del de su antigua matriz y competidor Carrefour, cuyo PER es de 15,77x. Su política de retribución al accionista no es de las más dadivosas del mercado, pues su rentabilidad alcanza el 2,79%, por debajo de la media del Ibex, pero es un valor con una beta reducida "lo que le convierte en un valor para todos los inversores", destaca Gisela Turazzini, CEO de Blackbird.

Con respecto a su potencial de revalorización a un año, el consenso de mercado apuesta porque Dia acabe 2015 en la zona de 6,35 euros, lo que implica recuperar el terreno perdido este año. Esta zona es conflictiva para el valor, ya que estuvo renqueando arriba y abajo durante un año entero, entre septiembre de 2013 y septiembre de 2014.

OHL: del cielo al infierno
Este año OHL ha tocado el cielo –máximos históricos- y se ha desplomado, aunque probablemente no ha llegado a hacer suelo aún, por lo que, ya de primeras, no la sitúa en las quinielas de los expertos de cara a 2015. Y es que, el problema con OHL es su preocupante aumento del endeudamiento, que se ha incrementado un 18% en este ejercicio. Debido a este preocupante hecho, desde los máximos anuales, que a su vez son históricos, el título –a cierre de esta edición- se dejaba más de un 30%. ¿Es suficiente el castigo?, ¿ha recogido la cotización el peor de los escenarios? Ana Rafels, asesora de inversiones de Panoramia Invest, contesta que “es cierto que los niveles alcanzados quedan cerca de soportes significativos y deberían frenar las cesiones, pero no es menos cierto que la compañía seguirá bajo examen y, si no consigue generar caja, las ventas podrían ser protagonistas de nuevo”. De hecho, la experta no descarta una vuelta hacia los mínimos registrados el pasado 2012, en las inmediaciones de los 13,25 euros.

La aparente pérdida de control de la deuda por parte de OHL ha llevado a un punto peligroso que advierte Javier Flores: “está canibalizando su propio negocio, vendiendo activos en México”. El país latinoamericano es la joya de la corona para OHL, pues la mayor parte de sus beneficios proceden de allí, más concretamente, de su negocio de autopistas.

Si OHL logra controlar su deuda con estratégicos movimientos que no empeoren su negocio, podría convertirse en un valor a tener en cuenta para 2015 pues el resto de fundamentales son esperanzadores. El peso de la actividad internacional en el grupo continúa siendo muy relevante, representando el 75,7% de las ventas, el 96,3% del ebitda y el 87,3% de la cartera total. De hecho, OHL cerró el tercer trimestre aumentando su cartera un 5,6% con respecto a 2013 con destacados contratos a nivel internacional. Además, Victoria Torre indica que “es una compañía más atractiva por PER -7,82x- y cuenta con potencial alcista superior al 50%”, pues el precio objetivo que le da el consenso de mercado se sitúa en 32 euros.

RESULTADOS Y PREVISIONES OHL
ohl

Fuente: Interdin


INDRA: no despertará hasta que cambie la directiva
Cuando Indra rozaba la cima de la montaña de su cotización en abril (máximos anuales en 14,37 euros vs. máximos históricos en 14,98 euros) los inversores tumbaron al valor. El castigo era de sobra justificado porque la compañía no lograba cumplir con las expectativas en la partida de ingresos y, además, incrementaba su deuda más de lo esperado. Así pues, la cotización de Indra se despeñó un 34% entre abril y noviembre y, el mes pasado, adicionalmente, recibió otra embestida a la baja. Y, es que, los accionistas huyen de todo lo que huele a ocultación y falseamiento de información financiera (Gowex, Carbures, Pescanova…), por lo que, al poner en duda la CNMV los estados contables de Indra, el valor recibió el tiro de gracia y terminó hundiéndose en niveles de cotización de 2012. Aunque Indra acabó precisando correctamente a la CNMV la información problemática, acerca de la cancelación del saldo pendiente de un pago variable por la compra de la sociedad brasileña Politec en 2011, los inversores parecen no acabar de confiar en el valor, ¿lo están desmereciendo? Parece que no, pues Victoria Torre observa un potencial alcista limitado al título pues “en la evolución de sus cuentas se aprecia un buen comportamiento de algunas regiones como África, Oriente Medio y Asia, pero España sigue sin iniciar su remontada. Aunque en los nueve primeros meses del año el beneficio se ha incrementado un 18%, las ventas sin embargo han descendido un 2%”. A Indra le sigue pesando, y mucho, su exposición al mercado español y los contratos con la Administración Pública, que suponen actualmente un 17% de su negocio pero que se han resentido debido al recorte de inversión estatal. A la caída del negocio de España hay que sumarle el nocivo efecto divisa de las monedas latinoamericanas. “Estos dos factores negativos no han podido ser suplidos por el recorte de gastos para compensar la pobre generación de flujo de efectivo”, alerta Javier Flores.

Actualmente el PER de Indra se sitúa en 11,24 veces, por debajo de competidoras como Siemens (13,89x) y con previsiones de que se relaje hasta 10,13 en 2015. Además, con perspectiva a un año el consenso de mercado fija el precio objetivo en 10,58 euros, casi un 30% por encima de la cotización a cierre de esta edición. Sin embargo, José Lizán, gestor de SICAV de Auriga SV, afirma que “el valor no hará nada en bolsa hasta que cambien al presidente y veamos mejora en los números de España y LATAM, pues a día de hoy sólo muestra lo contrario, empeoramiento de expectativas”. Por tanto, toca sentarnos y esperar a un cambio drástico en la cúspide de Indra para que estas positivas perspectivas bursátiles se cumplan.

SACYR: la deuda evita su resurgir
Sacyr es uno de esos ejemplos de que ‘todo lo que sube, acaba bajando’ pues, después de convertirse en 2013 en la acción más alcista del Ibex 35 con una revalorización acumulada en torno al 140%, este año se coloca entre los más penalizados. La razón de su tropiezo está, una vez más, en su elevado endeudamiento. Aun así, hay que reconocer que la situación deficitaria que tenía la compañía ha mejorado. En tres ejercicios la deuda neta se ha reducido en un 50% hasta los 5.691 millones y la deuda corporativa lo ha hecho un 62% hasta los 189 millones, “los ratios de apalancamiento neto continúan elevados aunque, dada la naturaleza de las actividades desarrolladas por Sacyr, la deuda se encuentra completamente alineada con los activos que financia”, explican desde Interdin.

Pero también hay un factor de incertidumbre enorme que amenaza a Sacyr: la refinanciación de la deuda contraída al entrar en Repsol. Esta bomba amenaza con estallar próximamente, pues en enero vencerá el préstamo de 2.500 millones aparejado a esta participación del 9% de la petrolera y convencer a los acreedores de su refinanciación se hace complicado con un precio del petróleo tan bajo. Por ello, desde Interdin no descartan que “realice una desinversión del orden del 2-3% en Repsol”. Si se materializa una desinversión, no podemos esperar que en próximos meses Sacyr levante cabeza en bolsa. Sin embargo, el consenso del mercado fija el precio objetivo para finales de 2015 por encima de los 5 euros, lo que le aportaría una revalorización del 70%. Aun así, el fantasma de la volatilidad no dejará de sobrevolar sobre Sacyr y, según Javier Flores, “cuando se dé la vuelta a la situación deficitaria de la constructora, la oportunidad estará antes en la deuda –bonista- que en bolsa –accionista”.

RESULTADOS Y PREVISIONES SACYR:
sacyr

Fuente: Interdin

ARCELORMITTAL: ve luz al final del túnel
Es un clásico de las listas bajistas del Ibex 35, de hecho, desde que marcara sus máximos históricos en los 55 euros en 2008 no ha levantado cabeza y lleva los tres últimos años cerrando en negativo. ¿Le habrá llegado la hora de despegar? Lo cierto es que los expertos manejan una mejora considerable de sus ratios de cara a 2015. Así pues, actualmente ArcelorMittal cotiza muy caro, ya que su PER se sitúa en 50,74 veces, más del doble de su competidor Acerinox (20x). Curiosamente, el consenso de mercado pronostica una rebaja drástica de este ratio para el próximo ejercicio situándolo en 12 veces, por debajo de las 15 que esperan para Acerinox. Además, le conceden un precio objetivo de 12,68 euros, lo que le garantizaría recuperar todo el terreno perdido este año.

Por el lado del negocio, parece que ArcelorMittal comienza a levantar cabeza, como demostraron sus últimas cuentas, en las que algunos ratios se colorearon de negro tras varios ejercicios en negativo. Por ello, de cara al 2015 los expertos manejan un precio objetivo para la siderúrgica de 12,68 euros, lo que roza un potencial de revalorización del 40%.

Si desea consultar este artículo al completo, léalo en nuestra revista.

Si no es suscriptor, puede suscribirse AQUÍ.