Ni grandes, ni medianos valores, donde ven más recorrido hoy los brokers es en un “chicharro”, Almirall. En cambio, a un blue chip como Repsol le recortan el camino previsto y entre medias, Amadeus se cuela en las recomendaciones de los brokers, los cuales sitúan el precio objetivo por debajo de los máximos históricos. 

Almirallse convierte en la niña bonita de las casas de brokerage este viernes, pues consigue arrancarle una recomendación de sobrecompra a Barclays. Además, esta casa le concede un precio objetivo de 18,50 euros, más de un 13,50% por encima de la cotización actual. Hay que tener en cuenta que, al tratarse de un valor de baja capitalización, las caídas y subidas suelen ser exponenciales a las de otros valores grandes o medianos. En lo que va de año Almirall se ha revalorizado un 16%, pero ahora pasa por momentos técnicos complicados al caer a máximos del año pasado. No obstante, Almirall tiene un Plan Estratégico muy ambicioso por delante, con el que pretende doblar su tamaño en cinco años, lo que, de cumplirse, podría dar respaldo a las subidas.

Frente a la bonanza del pequeño, la mala suerte del grande. Hoy Repsol recibe el recorte de precio objetivo por parte de Credit Suisse, bróker que se muestra neutral con la petrolera y le rebaja el precio objetivo desde 18,75 a 18,50euros, apenas un 3% por encima de los precios actuales.

Entre medias tenemos a Amadeus. Sigue siendo una de las acciones españolas por las que más apuestan los fondos de inversión internacionales y, además, hoy HSBC mejora su consideración sobre el título, desde neutral a mantener, a la par que eleva el precio objetivo desde 39 a 40 euros. Ahora bien, los 40 enteros se sitúan por debajo de los máximos históricos (42 euros) que marcó el valor el mes pasado.