… Al margen de las que mueven mayor capitalización y clientes, que tienen un buen comportamiento. El sector asegurador no ha tenido un comportamiento extraordinario en los mercados si nos centramos en las diez empresas más importantes del sector. 
Las acciones de aseguradoras suelen ir de la mano de las entidades financieras. Aunque con particularidades de cada uno lo cierto es que ambas tienen vinculación directa con las decisiones de los bancos centrales. En el caso del segmento de las compañías de seguros está muy claro puesto que, entre otras cosas, poseen grandes carteras de bonos.

En un entorno de tipos de interés bajos, como pasa con la banca, el negocio asegurador adolece ese mal. La caída de rentabilidad de la renta fija perjudica a sus intereses y tiene un reflejo concreto en sus balances. No hay que olvidar que muchas de ellas ofrecen planes de pensiones o tienen fondos de inversión y por tanto no generan tanto retorno como el que podrían esperar.

Por el contrario, es un ámbito que se nutre de la mejora de la economía y del consumo más cíclico. Al mejorar las condiciones salariales de la media de la ciudadanía y salir de un proceso recesivo hay mayor predisposición a la contratación de seguros. Es decir, están vinculados a una estabilidad económica, algo que no ha terminado por concretarse en Europa al encontrarnos en plena recuperación y con un QE en marcha por el Banco Central Europeo.

Pero como todo, hay quienes sí están logrando hacer negocio, han logrado modificar la composición de las carteras, además de aumentar la captación de clientes, que se ha traducido en rendimiento en los mercados. Ése es el caso de Allianz y AXA, las dos grandes compañías del sector, que no muestran la tendencia general que marca el resto de las empresas.

QUIZÁS LE INTERESE LEER: ¡Hoteleras al alza! El por qué aún son una apuesta para invertir

En el caso de la firma alemana, que es la número uno por volumen de contratación de seguros, se ha observado como en los últimos doce meses del año ha avanzado en el parqué en torno al 27%. Es la segunda reina de las compañías que se dedican a esta actividad, aunque desde los máximos que marcó en el mes de abril ha tenido un comportamiento volátil, con una caída general del 5%.

Comportamiento de Allianz en bolsa


La clave es el comportamiento a nivel bursátil que podría tener a partir de ahora, puesto que desde hace siete meses que su cotización ha tenido un desarrollo lateral. De hecho, nuestros filtros técnicos Premium señalan que pese a que en el medio plazo aún su recorrido puede ser alcista, en el largo plazo su tendencia es claramente bajista. Se encontraría en fase de consolidación y con una puntuación de 6 puntos sobre 10 posibles.

Allianz indicadores


De igual manera, AXA ha logrado implementar un rally alcista en el último año. Hasta el punto de que el valor ha subido más de un 34%. No obstante, al igual que su homóloga germana, desde abril ha tenido un desempeño completamente de consolidación en los mercados. A medida que se han ido notando las políticas de fexibilización cuantitativa y las dudas sobre el sector bancario.

Axa cotización desde máximos

Con todo, los filtros técnicos de Estrategias de Inversión indican que la acción se encuentra en fase alcista y recibe una puntuación de 9 puntos en una escala que oscila del 0 al 10. Todas las variables estarían en positivo salvo el volumen a medio plazo, que es negativo.

AXA indicadores Premium


Así, con la salvedad de estas dos grandes compañías, el resto del sector está sufriendo algo más de manera generalizada sobre los mercados. Ése es el caso de Zurich, que aunque no está dentro de la Unión Europea, sí que tienen especial influencia de los países que componen el viejo continente, donde tiene gran parte de su negocio.

Si echamos la vista atrás, en el último año, ha sufrido un retroceso en bolsa de casi un 10%. Aunque este descenso coge más cuerpo si tomamos como punto de partida, también, el mes de abril, desde donde se despeña más de un 20%. El marco global le afecta, y puede sufrir dificultades si no hay cambios sustanciales en el medio plazo en cuanto a la actividad financiera.

Generali es otra de las empresas que ha tenido un comportamiento bastante irregular. Durante los últimos 365 días ha sido una auténtica montaña rusa en el terreno bursátil, llegando a acumular subidas del 18% y caídas de esa misma magnitud. Su perspectiva es parecida a la de la firma suiza.

Otra empresa alemana que ha tenido un comportamiento algo más regular es Talanx, que en el último año se ha revalorizado un 16%, pero que desde el mes de marzo, al igual que el resto del sector, ha perdido en torno a un 6%.

Pero más grave es el caso de Aviva o RSA. Las dos empresas del Reino Unido, han vivido descensos en el precio de sus acciones en el último año, y más graves, de en torno al 15% desde máximos de marzo. El consenso ha ido rebajando su precio objetivo en los últimos meses e incluso que apuntan que su momento más álgido podría haber pasado.

Aviva cotización desde máximos


En este sentido, si nos vamos a la aseguradora más importante en España, Mapfre, se puede observar una misma dinámica, pero más agudizada, puesto que no hay que olvidar que el sector bancario tiene un peso vital sobre las cotizadas españolas.


La empresa desarrolló un comportamiento absolutamente alcista hasta abril, con un incremento de más del 31%, para caer de esos máximos más de un 36%. En el cómputo global del último año tiene un comportamiento plano y sin grandes perspectivas de cara al futuro.

Tanto que los filtros técnicos de Estrategias de Inversión dan al valor una puntuación de 4 puntos en una escala que oscila del 0 al 10 y señalan que su tendencia a largo plazo es bajista, pese que al medio plazo podría haber más oportunidad de entrada. Su momento total lento es negativo y el volumen que presenta es decreciente en el tiempo.




Mapfre indicadores