Como cada mes, Robert Casajuana, director de inversiones de SLM nos ofrece su visión del mercado y dónde están las oportunidades en Europa. 
¿Están justificadas las subidas de ArcelorMittal?
Las subidas han sido bastante espectaculares, triplicando su precio en  bolsa y sobre todo un tema muy importante es que lo que son las comodities han quedado como el activo que peor han funcionado, salvo en 2016 que han quedado como segundo mejor activo por revalorización. Por otro lado, tenemos la subida de las materias primas que va en línea con que en China, más que aterrizaje forzoso lo ha tenido suave, ha tenido crecimientos interesantes y eso hace que el mercado de comodities y del acero funcione muy bien. Eso lo ha demostrado con un giro muy bueno, ha incrementado Ebitda más de un 50% y además otros dos aspectos en los que entra Trump: está intentando ponérselo difícil a las compañías competidoras chinas, que utilizan el dumping, y por otro lado, dentro del programa de estímulo fiscal que quiere lanzar está todo el tema de infraestructuras y mejora de obra civil-. Ahí tiene mucho potencial de subida y, a pesar de éstas, sigo viéndole recorrido.

¿Ve alguna oportunidad de inversión en bancos?
En el sector financiero, que hubo tiempo que lo colocamos en el banquillo, continuamos con la idea de Bankinter, que es uno de los bancos que nos ofrece potencial alcista importante. Seguimos viendo que de los siete principales bancos españoles, el único que cotiza por encima de precio/valor contable es Bankinter, el resto está con este precio por debajo de 1, por lo tanto con descuento. Y me mantendría al margen de Popular. NO está claro que con la ampliación vaya a continuar con su estrategia de desapalancamiento, hay dudas sobre las provisiones de préstamos de dudoso cobro y de momento me mantendría al margen. Si vemos Beneficio por acción, ingresos y ventas, en líneas generales hay mejora en ventas, sobre la estimación, y en BPA no está tan bien.

En función de cómo vaya mejorando la inflación en la Eurozona, que creo que será menos el incremento de lo que algunos analistas están diciendo, hará que Mario Dragui pueda subir tipos de interés. No lo veo a corto plazo pero tenemos que verlo para 2018. Con esto, los márgen de intermediación mejorarán por lo cual, el sector bancario está a buenos precios y ha hay que ir incrementado exposición.

¿Cree que la venta de parte de Telxius dará oxígeno suficiente a la endeudada Telefónica?
Creo que es una buena noticia para ir reduciendo su deuda pero la parte que quiere vender y el importe que recibirá – sobre 1.000 millones de euros – da algo de oxígeno pero si tenemos en cuenta que tiene un apalancamiento cercano al 80%, con pasivo de 95.000 millones, no creo que sea un efecto importantísimo. Para mí el oxígeno vendría con otras ventas adicionales. En 2016 Telefónica tuvo un revés con la cancelación de la OPV de Telxius más la venta de O2. Eso sí es importante.

¿Considera interesante acudir a la ampliación de capital de Quabit?
Si analizamos el entorno, tendría muy en cuenta que el fondo KKR, que cuando entró con la ampliación de 20165 se quedó con más del 5% y actualmente con la dilución se quedará en el 0,90%. Además, tenemos al SAREB, que tenía un 7,6% del capital y con la dilución de la actual ampliación se quedará por debajo del 4%. Esos son dos aspectos a tener en cuenta. Además, el socio americano tiene una línea de crédito con Quabit que le permite hasta 60 millones de euros ampliable hasta los 80 millones de póliza de financiación. Si analizamos el precio al que sale la ampliación y el valor contable de la compañía Si el precio final de la ampliación está alrededor de 1,85 euros – actualmente cotiza a 2.13 – el valor contable era de 1,96 euros a cierre de 2016. Con lo que no hay gran descuento pero tampoco sobrecoste, pagamos lo que vale la sociedad. Si analizamos la proyección del mercado inmobiliario en España está mejorando en ciudades como Barcelona o Madrid están subiendo y sí hay potencial pero estamos algo neutros en esta ampliación.

¿Qué valores value le parecen atractivos en el mercado europeo?
Nosotros estamos apostando por un valor noruego, en una compañía que se llama Orkla, que aunque está centrada en el eje nórdico tiene presencia en todo el mundo. Es un holding de servicios financieros, química, servicios de consumo y se beneficia de forma importante en la potencial macro del bloque escandinavo y si vemos la cuenta de pérdidas y ganancias desde 2015 podemos ver que ha mejorado en términos de doble dígito en todas las variables.

A  nivel de estructura financiera, está poco apalancada – 39,1%  de deuda sobre activo – y si vemos el gráfico,  desde mediados de 20163 empezó su escalada alcista con canal alcista con soporte en 73 coronas y resistencia en 84 coronas y actualmente está más cerca del soporte con lo que pensamos que en una cartera puede dar el punto de value, estabilidad, visión a largo plazo, diversificado y canal alcista de libro desde mitades de 2013.