Daniel Pingarrón, estratega de IG, considera que la crisis política desatada en Ucrania está afectando a las bolsas internacionales, especialmente a la española. 
 
PREGUNTA-. ¿La situación en Ucrania podría afectar a los mercados?
RESPUESTA-. “Este tema lo tenemos sobre la mesa desde hace bastantes días. Lo que ha ocurrido durante las últimas horas es el despliegue de tropas rusas sobre la frontera de Crimea y es lo que ha alterado a los mercados.

Si ya nos metemos en temas bélicos, vamos a ver cómo acaba. Uno de los primeros en recoger todo esto es el euro que ya ha perdido la figura del 1,37. Estamos viendo que los bonos suizos y alemanes están viendo conmocionar sus movimientos y el Ibex 35 está siendo uno de los índices más afectados.

Hasta que tengamos una mayor calma en esta situación y hasta que el S&P 500 no supere la zona de los 1.850 puntos deberíamos olvidarnos de posiciones largas. Estaríamos más bien cortos que largos en bolsa y, por supuesto, en el euro”.

P-. ¿Dónde podría encontrar el S&P500 un catalizador para intentar romper resistencias?
R-. “Los catalizadores podrían estar posiblemente en algo de política monetaria. Hoy Yanet Yellen comparece ante el Senado, tenemos reunión del BCE…Respecto a los datos macro que estamos conociendo no están ejerciendo como catalizador. Hay una ambición muy clara de superar los máximos históricos en 1.850 puntos, pero no ligaría la superación de esa resistencia, si se apaga el tema de Ucrania y tras tres intentos consecutivos, podríamos ver ese impulso al alza.

Si en la reunión de la FED de marzo no se reducen esos 10.000 millones de dólares de estímulos podríamos ver ese catalizador, aunque no creo que se produzca. O podríamos caer más, por el otro lado. El escenario normal es que no nos alejemos de esta zona, al menos, por la parte de abajo”.

P-. El PIB del último trimestre del año en España ha caído hasta el 0,2%, ¿vamos hacia un cambio de modelo económico?
R-. “Lo que hemos intentado es cambiar la aportación del sector inmobiliario al PIB por el turismo. Ese es el cambio de modelo.

La revisión a la baja del PIB es algo que no se esperaba.

Con esto tenemos a las cuatro principales economías de la zona euro creciendo a niveles muy parecidos, Alemania (0,4%), Francia (0,3%), Italia, en la cola, al 0,1%, y España ahora, al 0,2%. Creo que estaremos más o menos en ese entorno para este año, con todas teniendo un comportamiento bastante parecido”.

P-. ¿Francia podría dar algún susto con respecto al crecimiento?
R-. “En general, estas proyecciones se van a mantener bastante estables. Hollande ha anunciado ahora una serie de medidas que podrían impulsar algo el crecimiento”.

P-. Con las cuentas de las compañías energéticas presentadas vemos como adolecen la reforma del sector. ¿Cómo veremos a este sector?
R-. “Hay un impacto claro en las cuentas que ya estaba descontado. No ha penalizado cuando se han publicado estas cuentas y, de hecho, Iberdrola es uno de los blue chips que mejor se ha comportado en el último mes.

No vemos valor en las energéticas, pero tampoco lo están haciendo tan mal.

Respecto a los últimos resultados que hemos conocido hoy, como Telefónica u OHL, el mercado no lo está recogiendo bien, pero más bien por las tensiones en Ucrania. Sería muy importante que los blue chips dejaran de hacerlo tan mal. Los bancos se han acercado algo a la evolución del selectivo y necesitamos que Inditex y Telefónica dejen de hacerlo tan mal”.