En las últimas semanas los principales índices europeos han intentado sacar la cabeza y escapar de las directrices bajistas que les han penalizado desde finales de 2015. Sin embargo, la mayoría arrastran pérdidas superiores al 20% desde los máximos del año pasado y durante más de dos meses, por lo que confirman la entrada en bull market, una deshonrosa situación técnica a la que se ha único el DAX a última hora.  

 IBEX 35
Después de terminar 2015 con una penalización de más del 6% y perder más de un 35% desde los máximos del año pasado, el Ibex 35 intenta sacar la cabeza. De hecho, a pesar de que, con una caída del 17% ha sido el índice que más tierra puso entre los máximos (9.335 puntos de enero) y los mínimos del año (7.746 puntos de febrero), actualmente también es el que más ha recuperado. Además, desde que cayera hasta la zona de 7.746 puntos a mediados del mes pasado, ya ha subido un 13%.

Esta recuperación básicamente fue construida durante la semana pasada, en la cual llegó a acumular hasta seis sesiones de subidas consecutivas. En las últimas jornadas el Ibex 35 está consolido los avances y descargando sobrecompra con caídas discretas que han llevado al precio a apoyarse sobre los 8.700 puntos, nivel que coincide con el retroceso de Fibonacci del 23,6% de todo el movimiento de caída entre los máximos de 2015 y los mínimos de este año. Si perfora este nivel, el Ibex 35 podría irse a apoyar a los 8.000 puntos, por donde pasa la directriz bajista que nació en diciembre y que superó la semana pasada.


 

CAC-40
El índice francés terminó el año pasado entre los primeros de Europa (9,50%) y, aunque este 2016 no ha podido evitar ser arrasado por la marea vendedora (ya perdido un 14% entre los máximos de enero (4.537 puntos) y los mínimos de febrero (3.896) y un 26% desde el punto álgido del 2015), no arrastra una caída del 20% durante más de 60 días consecutivos, por lo que no se puede considerar que haya entrado en bull market. 

Ahora el precio se está jugando el soporte de los 4.400 puntos, nivel que coincide con el retroceso de Fibonacci de toda la caída desde los máximos de 2015 y los mínimos de 2016. Si los pierde, podría buscar apoyo en los 4.200-4.225 puntos, precio por el que pasa el retroceso de Fibonacci del 23,6%.

cac

 

EUROSTOXX 50
El gráfico que presenta el EuroStoxx es muy similar al del Ibex 35, de hecho, pierden prácticamente lo mismo en el año (7,50%), y eso que venía de revalorizarse más de un 4% el año pasado. Sin embargo, en los últimos meses las caídas se han acelerado y ya ha retrocedido un 30% desde los máximos de 2015 y los mínimos de este año. Además, lleva dos meses por debajo de los 3.063 puntos, que marcan el bull market de este índice. 
 
Ahora el índice compendio europeo perdió más de un 15% entre los máximos del año de enero (3.178 puntos) y los mínimos de febrero (2.680 puntos) y luego ha recuperado un 12%. Ahora el precio está soportándose también en el retroceso de Fibonacci del 23,6%, correspondiente a los 2.950 puntos. Si aguanta sobre este precio, podría subir hasta los 3.150 puntos, mientras que si lo perfora, corre el riesgo de deslizarse hasta los mínimos anuales otra vez y quedar condicionado por la directriz bajista que nació en diciembre y de la que escapó a finales de febrero.
 
eurostoxx



DAX
El DAX-30 ha acabado sucumbiendo a las caídas del resto de Europa. En este caso, si cabe, han hecho más “pupa” porque el selectivo venía de marcar máximos históricos en abril en 12.374 millones y, desde ese nivel ha llegado a caer un 30% hasta los mínimos de 8.752 puntos de hace un mes. De hecho, la mitad de ese porcentaje lo ha perdido desde este año. Por tanto, el DAX ha entrado en un “bear market” (pierde más del 20% desde máximos y durante 60 días consecutivos).

Ahora el DAX intenta no perder los 9.600 puntos (23,6% de retroceso de Fibonacci) y, si logra conservarlos, podría cotizar por encima de los 10.000-10.100 puntos. Por debajo el índice alemán aun corre el riesgo de volver a mínimos anuales.
 
dax


 
FTSE-100
El índice inglés, en cambio, ha logrado escapar al zarpazo del oso, pues no ha permanecido más de 60 días por debajo de los 5.682 puntos que marcan esa barrera del 20% de caída desde máximos del año pasado. Además, acotando el gráfico a este año, vemos que el FTSE-100 está a punto de pasar a terreno positivo después de que haya escapado del canal bajista que le ha condicionado en los últimos 12 meses.

El FTSE-100 ha cerrado las últimas tres sesiones sobre los 6.100 puntos, nivel por el que pasa la parte alta del canal bajista y el retroceso de Fibonacci del 38,2%, por lo tanto, es un nivel vital para el índice. Si aguanta sobre este precio, podría irse a los 6.300 puntos, en cambio, si vuelve a sucumbir al canal bajista, podría descender hasta los 5.900 puntos.
 
ftse 100


Estrategias de Inversión busca valores con tendencia alcista en este Momento.  Seleccionamos las acciones más alcistas combinando análisis fundamental y técnico para encontrar aquellas compañías con ventas y beneficios crecientes y que además su cotización nos ofrezca una oportunidad de invertir. Apúntate con nosotros.


Le interesa leer:
Estrategias de  trading para aprovechar y evitar la volatilidad

 El bull market del S&P se ha hecho mayor y ha madurado