Las políticas de la Reserva Federal han sido criticadas por unos y por otros desde que se inició la crisis de las subprime. El último ha sido el experto Marc Faber, que las ha calificado como catástrofe.
En concreto, el experto afirmaba en una entrevista con la CNBC que “lo que ha hecho la FED ha sido elevar los precios de los activos y el coste de la vida. Mientras, el aumento del coste de la vida es superior al de las alzas de los salarios, con lo que los ingresos de una familia típica americana ha caído en términos reales”, afirmó. (Ver entrevista con Marc Faber en la CNBC)

De hecho, el experto considera que el aumento de las diferencias entre los americanos es consecuencia de la actuación de la autoridad monetaria. Faber afirmó que “la FED eleva los precios de los activos. Eso lleva a que sean menos asequibles, la gente no puede comprar sus viviendas, sobre todos los de menos ingresos. Excepto, por supuesto, la gente rica, Ellos pueden comprar casas porque el valor de sus activos se ha incrementado”. En su opinión “cuanto más dinero impriman, más diferencias habrá y la economía se hará más débil”.

Faber aseguró en la entrevista que esta inercia conducirá a un ciclo “malicioso”. En su opinión “todo esto exige que la FED siga imprimiendo dinero. Y eso producirá con el tiempo una aceleración de la inflación que perjudicará la calidad de vida de un hogar típico americano”, aventuró.

La situación tampoco es positiva para los inversores. Desde su punto de vista, “estamos en unos mercados manipulados y nada es especialmente barato”, explicó el analista. En su opinión, un activo relativamente barato si se compra con las acciones, es el oro.

Hace algo más de un mes, Marc Faber aseguraba en una entrevista que lo peor de la crisis está aún por llegar. El autor de “The Gloom”, “Boom & Doom Report” dijo que está bastante preocupado con la posibilidad de que se desarrolle una crisis aún más grave en la segunda mitad de este año. (Ver noticia)

Si quiere recibir alertas cuando el oro cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.