Por muy difícil que parezca, con un horizonte de inversión a largo plazo, hay empresas que lo están haciendo bien, que sus negocios están consolidados y que ofrecen una rentabilidad recurrente. Son títulos defensivos ante un escenario complejo y que sirven para protegerse contra temporales inesperados.
 

La última cumbre en Doha por parte de los países productores del petróleo ha vuelto a reabrir el melón de la incertidumbre en los mercados. Y lo ha hecho porque, finalmente, no se ha llegado a un acuerdo para reducir la producción del oro negro a niveles de enero. Esto no produce sino mayores dudas a los inversores, dado que el escenario sigue siendo incierto sobre la economía global con unos precios de crudo tan deprimidos.

Esa es una de las razones por las cuáles muchos intentan buscar el escudo para protegerse contra nuevos flechazos que puedan recibir las bolsas. Unos ataques que pueden llegar en los próximos meses si es que el clima internacional no ha cambiado y si además algunos de los cisnes negros que pueden azuzarnos terminan por convertirse en realidad.

En el mercado español en concreto es difícil dar con valores que a corto plazo puedan sacarnos de un apuro sin asimilar para nuestra cartera un nivel de riesgo elevado. Por el contrario, si alargamos el plazo de obtención de retorno, o si lo que queremos es salvaguardarnos de unos vientos en contra que pueden ir ganando enteros a medida que vaya avanzando el ejercicio, entonces sí que se puede seleccionar algunas compañías cuyos negocios son estables, cuya rentabilidad por dividendo es generosa y cuyos beneficios son recurrentes. Valores defensivos y que, en términos generales al largo plazo, lo están haciendo bien.

En estos términos y aplicando filtros por fundamentales –crecimiento medio de ingresos y beneficios–, a los que se le une la rentabilidad por dividendo media, además de por el comportamiento en el parqué español en los últimos cinco años, damos con seis acciones que se pueden considerar más defensivas y rentables para el largo plazo: Enagás, Red Eléctrica, Abertis, Inditex, Gas Natural e Iberdrola.
 

Acciones defensivas por fundamentales

 


La que se observa que es más equilibrada uniendo las cinco variables es Inditex. No en vano es la que mejor desempeño ha tenido en los mercados con una subida demás del 25,2% en el último lustro. Además, muestra un incremento de ganancias y ventas espectacular en la última década. En torno a un 14,9% en cuanto al resultado neto y un incremento medio del 12% en el capítulo de facturación. Sin embargo, su rentabilidad por dividendo, en promedio, es la peor de esta selección: un 1,9%.



En las eléctricas también encontramos solución para los que tengan mayor aversión a los vaivenes del mercado y tengan un horizonte temporal de inversión más alto. Red Eléctrica, Gas Natural, Iberdrola o Enagás, muestran la firmeza del sector en los últimos tiempos. La regulación surte efecto positivo en las compañías cuyos beneficios e ingresos crecen a ritmos elevados. Algo que tiene reflejó en su cotización en los mercados.

Enagás, que ha subido cerca del 12,7% en los últimos cinco años, tiene un aumento medio de los ingresos del 6% y un avance del beneficio medio del 8%. Asimismo, ofrece un retorno por dividendo medio del 5,4%. Porcentaje que ahora mismo, en función a beneficios y cotización, se encontraría en el 4%.

En el caso de Red Eléctrica ha tenido una evolución grata en la bolsa madrileña al mostrar  alzas del 18,6% en los últimos cinco años. Su beneficio aumenta a ritmo de doble dígito (13,1%), mientras que sus ventas suman un 8,5% de media. Es otra compañía cuya rentabilidad por dividendo es atractiva: un 4,7% de media, mientras que la actual se sitúa en el 3,2%.



Iberdrola se encuentra en este grupo. La eléctrica aunque ha tenido un comportamiento más tibio en bolsa, con una revalorización del 4,3% en los últimos cinco años, tiene una subida media de ingresos del 10,3% y de beneficios del 4,1%, lo cual habla de la consolidación de su actividad a medida que avanza el tiempo. Su rentabilidad por dividendo media es la más atractiva de estos valores, un 6,3%, mientras que actualmente asciende hasta el 3,7%.

 

 

 

Rentabilidad por dividendo media actual

 




Para terminar con las compañías que se enmarcan dentro de la industria eléctrica falta hacer mención a Gas Natural. La empresa rinde en la bolsa a una media en los últimos cinco ejercicios del 11,4%. Su facturación avanza a un 10,3% de media y sus ganancias suman a un promedio del 4,1%. Asimismo, el retorno por dividendo medio es del 5,4% y del 4,6% en el presente.



Por último, hay que hacer mención a Abertis. En los últimos cinco años ha mostrado alzas en el mercado del 7,5%. La empresa tiene una facturación que crece a una media del 8,7%. Además, su rentabilidad por dividendo media asciende hasta el 5,7%. Actualmente es la tercera más alta de este ramillete de acciones, puesto que se establece en el 3,9%.