Como cada mes,  Víctor Peiro, director de análisis de Beka Finance analiza la situación de los mercados y los motivos de incertidumbre para los próximos meses. 
 
El Ibex35 no ha comenzado  con buen tono el año. ¿Dónde puede estar el suelo del selectivo en este momento?
En el caso del Ibex hay factores adicionales, como los políticos, que afectan pero a nivel Europa estamos llegando a niveles similares a los de septiembre de 2015 cuando se produjeron las tensiones en la divisa china.  Ahora se están utilizando excusas parecidas que no están afectando a los fundamentales de las compañías, ni españolas ni europeas. El suelo debería estar cerca. Ahora empezarán a publicar resultados las empresas y no ha habido muchas cosas nada más que en el sector energético que hayan hecho variar éstos.

China, elecciones, Brasil ¿cuál insuflará más volatilidad al selectivo español?
El de las elecciones generales pues ya está afectando, lo hemos visto en la reducción de los volúmenes y reduce la decisión de muchos inversores en tomar posiciones más o menos estables en la bolsa española. Está claro que mucha gente mira valores que han tenido grandes caídas en estos días pero tampoco se atreven a tomar posiciones de largo plazo, con lo que en el caso de Ibex35 son las elecciones generales lo que más va a afectar. Las otras son excusas que se  irán diluyendo. China está cambiando su modelo económico y debería estar descontado y hay un factor, como es la subida de tipos de la FED,  que también está bastante definido. Subirá tipos moderadamente en líneas con lo que aconseje la economía.

Hay muchos inversores que no se atreven a tomar posiciones por la inestabilidad política. ¿Es su opinión? ¿Cree que es mejor aprovechar rebotes para salir del mercado o es momento de tomar posiciones?
Estamos en un momento bastante bueno para tomar posiciones a medio plazo pero depende un poco del perfil de inversor. Si está  mirando inversiones a más de un año, estamos mirando incluso Blue Chips porque una de las cosas que nos está dejando el mercado es valores atractivos en algunos valores que antes estaban caros. Otra cosa es el inversor que vaya a invertir a menos de un año, que quiera esperar a tener más visibilidad  porque el tema de la constitución del gobierno en España aunque se haga no será muy duradera  y la incertidumbre durará todo el año, es mejor construir carteras en valores europeos y en bolsa español hacerlo solo en valores buenos que hayan caído.

¿Es ArcelorMittal uno de esos valores?
La cotización de ArcelorMittal ha caído alrededor de un 80% desde sus máximos, ha reducido su capitalización hasta los 5.000 millones pero su Ebitda también ha caído en esas proporciones.  Pero es que además las materias primas de las que depende han caído con lo que eso de que es el mejor momento no lo sabemos hasta posteriori. Yo suelo decir que no hay que coger un cuchillo cuando está cayendo, con lo que ahora estamos más cerca de los 0 euros que cuando estaba a 60 euros. Yo en este tipo de empresas esperaría a tener más visibilidad.

¿Qué haría sobre el sector financiero? Podría ser uno de los objetivos de las operaciones corporativas.
El volumen de negocio de préstamos e hipotecas ha bajado mucho pero estamos en otra onda. Menos morosidad, los tipos de interés no dejan margen, el sector se está transformando a un mayor peso tecnológico con lo que hay retos pero creo que lo peor ha pasado y posibles objetos de fusión podrían ser interesantes para tomar posiciones. Incluso bancos grandes, que han sufrido por su exposición a emergentes, podrían ofrecer unos precios bastante atractivos.

Repsol es de las compañías más penalizadas por la caída del precio del crudo. Han tomado medidas para revertir esta situación pero ¿es suficiente para formar un suelo a medio plazo?
El problema de predecir en estas empresas ligadas al crudo es que ahora mismo éste no se mueve por fundamentales. Tenemos que tener claro que la demanda de petróleo ha seguido creciendo. Es un problema de oferta y de la lucha entre Arabia Saudí e Irán para mantener los precios bajos para que Irán no pueda sacar la producción. También la guerra entre la producción tradicional y las nuevas técnicas de EEUU. Teniendo esto en cuenta, me pasa como en Arcelor, que esperaría alguna señal para entrar con más visibilidad fundamental.

En su última entrevista, nos recomendaba valores como DIA, Almirall, BME, NH, Rovi o Almirall… ¿Han cambiado algo su objetivo?
Me siguen gustando porque la caída del mercado, que es cierto que es pareja en Europa, viene por los factores heterogéneos de China,  miedo a recesión… no por nada concreto. En estos últimos meses, la economía española ha ido bien: datos de ventas de vehículos buenos, datos de ocupaciones hoteleras buenos…con lo que son compañías que ofrecen oportunidad incluso de recargar más las carteras y además se han abierto posibilidades en otras como Telefónica o Iberdrola e incluso empresas que  tradicionalmente estaban caras, como Ferrovial e Inditex, con esta caída pueden estar atractivas.

¿Han descontado la situación de la economía brasileña?
Hemos visto cambios políticos en Venezuela, Argentina y este año es el de los cambios políticos en Brasil. Además hemos visto otro tema, y es que los fundamentales de los negocios de telefonía, banca y seguros  están yendo bien. Ayer cogimos noticias de las captaciones de clientes de telefonía móvil en Brasil que están yendo muy  bien, con lo que esta parte no está dañada y sigue avanzando.