José Lizán, gestor de SICAV de Auriga Sociedad de Valores, analiza la situación del mercado español.

¿Sigue pensando que el Ibex 35 aun podría caer hasta los 9.000-8.800 puntos?
Lo cierto es que estamos muy laterales, aunque el lateral es cierto que es muy amplio, entre 9.350 y 11.300 puntos. Esto es un proceso de distribución normal después de dos años de subidas y a raíz de las dudas macroeconómicas, que se despejarían con la aplicación de un QE a la europea. Mientras siga este escenario no descarto ver otra pata bajista hacia 9.000-9.300 puntos. Podría ser un flash crash para luego retomar la senda. Ahora bien, si se diera esta caída, aprovecharía para comprar.

De hecho, las caídas en las divisas podrían estar adelantando esta caída en las bolsas.
Por otro lado, hay dos estabilizadores macro a nivel europeo, que son la caída del precio del petróleo y la del euro-dólar, lo que hace que descartemos una nueva recesión en Europa, aunque no descartamos dos o tres trimestres débiles.

Teniendo en cuanta que ya es final de año y estamos cerca de Acción de Gracias, si el latigazo no se da en esta semana, es posible que se pueda retrasar hasta el primer trimestre del 2015. En cualquier caso, aprovecharía estas caídas para subir.


¿Las caídas podrían retrasarse por un rally de final de año?
Lo cierto es que las cuentas empresariales no han sido tan buenas. No hay un acompañamiento de los resultados empresariales que den un apoyo al movimiento alcista, por lo que seríamos cautos.


¿Qué está sucediendo con la banca europea?
Hasta los test de estrés la banca lo había hecho bien y ahora, tras ellos, le ha tocado su corrección particular.

En Italia los bancos están siendo penalizados porque hasta 9 de ellos suspendieron los test de estrés, lo que pone de manifiesto que faltan reformas. En el caso de los bancos españoles, la penalización ha venido porque sus resultados del tercer trimestre han estado algo por debajo de lo previsto. Además, han puesto sobre la mesa una duda: ¿de dónde van a sacar beneficios los bancos en 2015 y 2016 en un entorno de tipos cero, con la mejora por el coste de los depósitos ya descontada, la mejora por el margen de precios está exprimida, el Trading de bonos también está exprimido…? Y, encima, creemos que es pronto para ver una reducción de provisiones porque aún hay entidades que entran en mora. De hecho, parte de la reducción de la mora viene porque se ha pasado el crédito a totalmente fallido y desaparece de los datos de morosidad. Así pues, el 2015 va a ser un año complicado para que los bancos ganen dinero. En este entorno, no descarto ver a Banco Santander en 6,20 ó a BBVA en 8. De hecho, correcciones hasta esos niveles serían normales y aprovecharía para comprar.

¿Aprovecharían también las caídas de las constructoras para aumentar riesgo en cartera?
La verdad es que el sector constructor en España no creo que se recupere porque no hay una vuelta de la obra civil y porque tenemos exceso de infraestructuras. Las constructoras más internacionalizadas están intentando captar demanda en los países core, como ACS, lo que veo muy acertado. En cambio, lo que ha hecho OHL, reduciendo deuda vendiendo Abertis a Espacio al Grupo Villar Mir, no me gusta, es un movimiento muy feo que pagará en bolsa.

En FCC también está pendiente la ampliación de capital, por lo que no la tocaría hasta que la llevara a cabo. Además está negociando la quita de parte de la deuda, lo que la pone en una complicada situación.

Ferrovial lo cierto es que ya no es una constructora, es más concesionaria. No espero grandes vaivenes en este valor.
La mejor apuesta dentro del sector constructor es ACS porque está mejor posicionada. Tras la reestructuración de Hochtief se ha desapalancado y se está internacionalizando. Ahora bien, sería más comprador en niveles de 27-28 euros que por encima de 30.

Sacyr ha experimentando una corrección brutal desde 5,50 a 3,10 que hacía esta mañana (un 40%). La culpa creo que es del Management, pues fue cacareando eventos que ha ido retrasando, como la venta de Testa. Falta la refinanciación de Repsol que está generando dudas sobre todo con un precio del petróleo tan bajo. Ahora bien, por debajo de 3 euros empieza a ser compra.


Conociendo las condiciones de la OPV de Endesa, ¿entraría en el valor?
Lo cierto es que Enel está desguazando Endesa, lo que no es un movimiento muy bonito. Creo que van a estar cuidando el precio hasta la OPV y la banca colocadora, con el green shoe, va a optimizar el precio de venta, ya que han fijado el máximos de la banda para la OPV en el máximo reciente. Vamos a ver a Endesa entre 14 y 16 euros hasta la OPV. Pero no recomiendo ir a ella, pues las OPV si son interesantes, no te dan acciones, hacen prorrateos y te dan el mínimo y, si no son interesantes, sí que dan las acciones y luego pasa lo que pasa. Prefiero esperar, ver cuatro o cinco trimestres de cuentas y de equipo gestor y luego decidir.