Las utilities europeas - empresas eléctricas, gasistas y de gestión del agua- no suelen ser los clásicos valores en los que los inversores buscan grandes tirones alcistas a corto plazo, más bien, todo lo contrario, estabilidad y recorrido de medio plazo acompañado de buenas rentabilidades por dividendo. En este sentido, las mejores oportunidades dentro del sector son las siguientes.

Las utilities se han considerado tradicionalmente valores refugio y más en el actual entorno de tipos de interés bajos, algo muy favorable para un sector que tiene un apalancamiento superior al de la media del mercado y que suele retribuir con dividendos altamente rentables. Además, cada vez más estas compañías diversifican su negocio geográficamente y cuentan  con altas barreras de entrada que blindas sus negocios dentro de sus propios países, lo que favorece la estabilidad de sus cuentas. Esto nos lleva a buscar rentabilidad, por la vía del dividendo y también por la del recorrido bursátil y, si es junto, mejor que mejor.
 
Dividendos: las españolas son las reinas
La rentabilidad media por dividendo del sector de utilities en Europa es del 5%, un porcentaje muy superior a lo que ofrece la renta fija, que cada vez se encuentra más limitada. Si le añadimos que estamos en una época muy volátil, nos encontramos ante un escenario atractivo para apostar por sectores defensivos, y más aún si contribuyen con un dividendo elevado, como las utilities. En este sentido, el mercado español es el rey de los dividendos y precisamente todas las utilies se encuentran en el top 10 de retribuciones más rentables de nuestro índice. Sus dividendos son estables, basados en unas cuentas recurrentes, más ahora que se han disipado las dudas del mercado, dejando el marco regulatorio en un escenario mejor de lo esperado y se han revisado al alza de los beneficios empresariales. Adicionalmente, nuestra utilities, en general, no tienen una gran dependencia de la evolución del precio del petróleo, lo que abona un entorno de mercado y negocio más favorable.

Así pues, no es de extrañar que los expertos consultados destaquen oportunidades de inversión por dividendo en el sector en España. Victoria Torre, responsable de producto y análisis de Selfbank, indica que compañías como Iberdrola y Gas Natural podrían anunciar una mejora de la retribución al accionista: “ambas parecen en condiciones de revisar al alza su política de dividendos. Iberdrola apuesta por una remuneración sostenible a sus accionistas y por mantener una solidez financiera, por tanto,  sus perspectivas son atractivas desde ambos puntos, tanto por recorrido como por dividendo”. El consenso de expertos espera que la eléctrica aporte una rentabilidad por dividendo del 4,74% este 2016.

En cuanto a Gas Natural, cuya retribución al accionista este año podría rentar al 5,50%, la experta apoya su recomendación de inversión por dividendo en que “en mayo presentará su plan estratégico para los próximos años, que contará principalmente con tres líneas de crecimiento: generación de electricidad, comercialización de gas y redes de distribución”.

 
Recorrido bursátil: apuesta a medio plazo
El recorrido bursátil de las utilities suele ser más acotado que en otro valores y no sorprenden con bandazos de corto plazo, lo que las hace candidatas ideales para formar parte de las carteras  de inversor más tranquilos y de medio y largo plazo. “La baja volatilidad, en un entorno que se está antojando muy volátil, es un plus, aunque no quita que en determinados momentos una energética concreta pueda presentar una elevada volatilidad por motivos endógenos”, dice Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG. También es cierto que el sector energético español tiene actualmente un punto de riesgo: la incertidumbre política; “es un sector que dependen mucho del Gobierno de turno y está fuertemente regulado… y en un momento en el que no hay Gobierno, y no se sabe qué Gobierno puede formarse, ahí tienen un punto de vulnerabilidad”, indica Pingarrón.

En cuanto a recorrido bursátil de medio plazo, Víctor Peiro, director de análisis de Beka Finance, apuesta por Endesa, “que además repartirá un dividendo atractivo en julio”, añade. Pingarrón también muestra predilección por el potencial recorrido de este valor, incluso a corto plazo, pues comenta que “es la más elástica y cíclica de sus sector en nuestro país. Endesa ha caído mucho desde noviembre y creo que tiene un claro margen de rebote”. Además, al prometedor potencial bursátil hay que sumarle la rentabilidad por dividendo que ofrece, superior a la media del Ibex 35. Así pues, tenemos que el consenso de mercado espera que la rentabilidad por dividendo de Endesa para este año sea del 7%, lo que sumado al potencial de subida hasta precio objetivo (18,26 euros) podría aportarnos un 12% de rentabilidad para este ejercicio.

Peiro también considera que Iberdrola podría estar en una cartera de medio plazo, “ya que mejorará sus resultados este ejercicio y la rentabilidad acumulada en bolsa, más la del dividendo, serán de las mejores del sector”. Precisamente Iberdrola ha sido la utilities españolas que peor se ha comportado en los últimos años, aunque siempre ha tenido una rentabilidad superior a la del Ibex 35.
 
Y seguimos jugando en casa, pues Nicolás López, director de análisis de M&G Valores, destaca que Enagás nos puede ofrecer una rentabilidad del 10% anual. “se puede esperar de esta compañía recibir un dividendo del 5% anual, sumado a una revalorización del valor del 5%. Interesante”.
 
EVOLUCIÓN UTILITIES ESPAÑOLAS vs IBEX 35

 
Consulte el artículo completo en la revista Estrategias de inversión. Si ya es suscriptor, descárguese el pdf AQUÍ. 
Si no es suscriptor, regístrese AQUÍ