Si en 2015 el sector bancario fue el que más puntos le robó al Ibex 35, en lo que llevamos de 2016 revalida este deshonroso distintivo. De media todos pierden más de 2.300 millones, aunque en los grandes este lastre ha sido exponencial, hasta el hecho de convertir a Santander en la acción que más pérdida de capitalización ha experimentado.

PÉRDIDAS DE CAPITALIZACIÓN EN LOS BANCOS DEL IBEX 35
PERDIDAS BANCOS


Los bancos son el sector más pesado y también el que más dinero ha hecho perder al Ibex 35 en lo que va de año. En tres semanas las financieras han experimentado una fuga de capital de 19.272 millones de euros, y eso que, gracias al fuerte rebote de finales de la semana pasada, recuperaron casi 4.000 millones. Pero los accionistas buscan inversiones rentables y, en este sentido, los bancos no ofrecen tanta confianza porque “no les beneficia la política monetaria del BCE, que presiona sus márgenes a la baja. Si a eso le sumamos que los dos grandes bancos españoles tienen gran exposición a países con problemas económicos, nos deja un cóctel bastante negativo en el que no se pueden descartar nuevas ampliaciones de capital”, razona Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG. 
 
Así pues, vemos una fuerte salida de dinero en Santander, por el temor a la presión en sus márgenes, su exposición a Brasil y los rumores que apuntan a que podría ser el comprador de Bankia. Así pues, Santander ha sido el banco más penalizado, aunque también es razonable debido a que capitaliza cinco veces más que Bankia o diez más que Popular. Así pues, la entidad presidida por Ana Patricia Botín se ha dejado por el camino 6.555 millones de euros, casi una tercera parte de lo que capitalizaba el 31 de diciembre de 2015, luego de recuperar casi 4.500 millones en la sesión de fuerte rebote del viernes.


 
Siguiéndole en pérdidas encontramos a BBVA, que ha pasado de capitalizar 43.500 millones a 39.200 millones, es decir, se le han fugado de casa más de 4.300 millones. Para que se hagan una idea de la magnitud de esta pérdida, el capital que ha salido de BBVA es más de lo que valen las tres acciones más pequeñas del Ibex: OHL, Sacyr y Técnicas Reunidas, y eso que el viernes recuperó de una atacada 2.500 millones.
 


Pero, quizás a la que más herida le haga es a Popular, que en unas semanas se ha convertido en el banco con menor capitalización del Ibex 35, cuando a finales de 2015 Bankinter era el farolillo rojo. La entidad presidida por Ángel Ron ha sido la más penalizada porcentualmente, cayendo un 20% y viajando a mínimos de 23 años. Estas caídas se han traducido en pérdidas de 1.300 millones de euros. Ahora, pese al rebote del viernes, Roberto Moro, de Apta negocios, avisa que "por la forma y contundencia con la que ha caído, los niveles a partir de los cuales emitiría señales de neutralidad, quedan muy lejos. Mejor no tomar posiciones".


 
También hay que llamar la atención sobre las pérdidas de Caixabank. Hasta el viernes eran de 3.000 millones y, gracias al empujón del petróleo, a día de hoy son de 1.900. Y decimos que el petróleo ha empujado su capitalización porque, si comparáramos la gráfica de Caixabank con la del Brent, vemos que han corrido parejos en el último año, debido a los inversores la han penalizado por su condición de mayor accionista de Repsol. 
 
EVOLUCIÓN CAPITALIZACIÓN BANCOS DEL IBEX 35
CAPITALIZACION BANCOS