José Lizán, gestor de SICAVs de Auriga Sociedad de Valores, repasa la actualidad de los mercados entre la que destaca el descenso del precio del petróleo y las oportunidades de inversión que puede haber en estos momentos.
 
¿Qué se puede esperar para el Ibex 35 durante los próximos meses?

La verdad es que no solo para el Ibex 35, ya que esto no es un movimiento específico de un índice, sino que es sell off de activos de riesgo. Las bolsas europeas son las que más lo están haciendo. Esto no es un movimiento puntual del mercado español. El Ibex 35 el año pasado tuvo un peor comportamiento, pero esta caída no está siendo específica de un índice. Es un temor a una ralentización global y está afectando a todos los activos de riesgo. Las bolsas emergentes, la europea, incluso el Nikkei que ha caído casi 4.000 puntos desde sus altos en 21.000. Es decir, es un efecto de riesgo de global y como tal hay que tomarlo.

Si pasamos a las valoraciones del Ibex 35, en los últimos dos años ha pasado algo muy similar. Empezamos el año con un optimismo por la macro. Eso es algo que sí se ha cumplido. En la realidad económica del país sí que ha habido una normalización del sector inmobiliario, de los crecimientos, del consumo, que se cotizaron en el índice de forma errónea, porque al final el Ibex 35 refleja de forma muy asimétrica el comportamiento de la economía española. El sector turismo, que es el grueso del PIB español está muy poco representado en el índice. Lo que al final está representado es el sector de la construcción, que está en saneamiento, el sector bancario, en el que los dos grandes están afectados por el efecto de las divisas emergentes y la curva de tipos. Y, por otro lado, las compañías de calidad en unas valoraciones y unos múltiplos muy exigentes que han sido el refugio durante la crisis. Al final esas expectativas que había sobra la economía española sí se cumplió, pero no se tradujeron en una mejora de las cotizaciones ni de las estimaciones de beneficios en la bolsa. Desde mi punto de vista en términos de valoración el Ibex 35 en 8.800 es más una compra que una venta, aunque eso no quiere decir que no veamos una caída adicional por debajo de esos niveles. Estamos viendo que es una crisis global de venta de activos de riesgo y cuando eso ocurre no se sabe cuándo la oleada se va a calmar. Aún con todo, desde mi punto de vista hay valoraciones atractivas en la bolsa española. Pero es difícil ver un Ibex 35 rebotando hasta que el petróleo y las divisas emergentes no se frenen. Quizás no hay que ser el más listo de la clase y dejar algo de liquidez por si hay pánico en el mercado.

¿Qué puede pasar con el petróleo de cara al medio y largo plazo?

Hay que coger un poco de perspectiva. El petróleo viene de un máximo de 129 dólares. Estamos en niveles de 29 y 30 dólares, que significa una caída de casi el 80% desde sus máximos. Esto no es un tema de oferta y demanda desde mi punto de vista. Estos últimos coletazos del crudo es pura especulación del mundo financiero. Cuando un mercado se pone en volatilidad es el juguete perfecto para el mundo del derivado y de la especulación. Creo que estamos ante los últimos coletazos del crudo. Pienso que un crudo en los 40 y 60 dólares es lo que se va a producir a lo largo de 2016. Cuando haya un cierre de posiciones bajistas vamos a ver un movimiento espectacular en el crudo.

¿Qué se puede hacer con Repsol en este escenario?

La clave en Repsol será el precio medio para el conjunto del año del crudo. Desde luego en un crudo en 30 dólares la cotización se desploma, porque al final el business plan de Repsol con la compra de Talisman en el timing fue nefasto. El dividendo está en juego, porque en el  plan de negocio tienen previsto una media de 55 dólares el barril para el conjunto del año y desde luego si estamos en 30 dólares muchos meses el business plan es papel mojado y el dividendo está en entredicho o tendrán que acometer desinversiones que no les guste en determinados activos para poder afrontar el dividendo. Al final si cortan el dividendo Sacyr y Caixabank va a sufrir bastante. Creo que van a presionar mucho en el consejo para que no se corte el dividendo. Entonces la clave en todo esto va a ser cuál va a ser el precio medio del crudo. La clave de Repsol va a ser la política de dividendos pero esto hasta final de año no lo vamos a saber. Creo que tiene músculo para que se soporte la política de dividendo dos o tres trimestres a corto plazo, pero si a final de año si está por debajo de 55 dólares el barril va a haber serias dudas. Entonces creo que hay que esperar a que haga suelo el crudo para tomar posiciones en Repsol aunque sí creo que está atractiva a precios actuales.

¿En el caso de ArcelorMittal o Acerinox se podría hacer algún tipo de estrategia?

Pienso que hay que diferenciar por compañías. Está claro que el sector está en un momento complicado, porque no terminan de estabilizarse los precios de las materias primas. Sí que es verdad que no es lo mismo una compañía de ArcelorMittal que su nivel de endeudamiento es elevado que una compañía como Acerinox que está en una posición más desahogada con una calidad tremenda y unos procesos productivos y un control de costes muy eficiente. Desde mi punto de vista Acerinox es una gran oportunidad pero hasta que no se estabilicen las materias primas va a ser muy complicado. Querer cogerlas en el mínimo va a ser muy difícil. Como inversor medioplacista creo que son niveles en los que hay que ir acumulando. Creo que en Acerinox sí hay valor a 8 euros.

¿El rebote de Santander cree que es algo puntual o un cambio de tendencia?

Creo que aquí nos vamos a tomar un respiro y vamos a ver los resultados empresariales. Empezamos ahora la campaña de resultados y tendremos ahora dos o tres semanas en las cuales los 4 euros serán muy difíciles de perforar. Creo que eso va a suceder y vamos a ver la realidad de las compañías. Que nos digan si tienen que provisionar algo en el mundo emergente y de verdad están justificadas estas valoraciones o no. Desde luego algún susto habrá dentro de la parte del mundo emergente. Probablemente los trimestrales de las compañías afectadas por las materias primas afloren lo que está descontando el mercado y las realidades.

¿Con este escenario una ampliación de capital de Santander es casi ya una realidad?

No creo que a corto plazo vaya a haber algo así o al menos no lo espero para el primer trimestre. Más adelante ya veremos. Pienso que todavía tienen músculo. España les está mejorando poco a poco las cifras. Están siendo agresivos comercialmente y están ganando cuota de mercado con la cuenta 1,2,3. En marzo sale todo el tema de la supervisión del BCE y ahí podría ser un poco cuando se acerquen las fechas complicadas. No creo que en enero o febrero vayamos a tener un anuncio de ampliación de capital.

¿De cara al medio plazo IAG sería una apuesta interesante?

IAG me gusta mucho y ha sido una historia de éxito y brillante, pero mucho está metido en precio. Me gusto más en este instante Air France. Tiene esos catalizadores del crudo. Era una compañía semipública con una estructura muy ineficiente en costes ha empezado a hacer lo que hizo IAG hace años, que es reducir su plantilla, a hacer recortes de empleados, bajar los salarios, ha tenido huelgas… Cuando IAG hizo eso tuvimos la explosión en IAG, porque al final se produce una mejora en la cuenta de resultados impresionante. Air France está en ese inicio y la cotización está por los suelos todavía. Mantengo posiciones en IAG, pero tengo posiciones más fuertes en Air France porque su potencial es muy superior a estos niveles.

¿Cuáles serían los valores más interesantes para aprovechar un rebote en el mercado español?

Hay que distinguir entre oportunidad por precio o trading. Si uno se la quiere jugar a un rebote de la bolsa está claro lo que hay que comprar. Hay que comprar Acerinox, Santander, DIA, BBVA. Todo lo que está con unas caídas de 40% o 50% el año pasado y en este año 10% o 12%. Si uno quiere jugar un rebote eso.
Otra cosa es si alguien quiere jugar una posición estratégica a largo plazo en valores de calidad, que yo lo que hago normalmente es jugar con los valores más agresivos y aparezco y desaparezco. Hago movimientos en función de las caídas. La posición estructural de la cartera no la mantengo en estos valores. Para mantener posiciones estables siguen siendo las papeleras, me gusta Faes Farma que está rompiendo la zona de los 2,65 y 2,70; he empezado a hacer una posición en FCC en torno a los 6 y los 7 euros y cada vez que pierde la zona de los 6,80 y 6,5 voy incrementando posiciones porque creo que esta ampliación de FCC es la definitiva y probablemente se vaya hacia los 9 euros.  Luego por ejemplo probablemente 4 en Santander sea compra y en 4,5 venta.