Analizamos con Simón Pérez, director de Inversiones de SLM, la situación de los bonos públicos y corporates, las bolsas internacionales y le preguntamos también por el MAB, el Mercado Alternativo Bursátil. 

¿Están empezando a salir de la renta fija de España y Portugal?
“Estamos saliendo de España, Portugal e Italia considerando que ya han hecho el recorrido que tenían que hacer. En este caso, vamos a cambiar de área geográfica porque nos está costando encontrar alternativas. Consideramos que en el dólar hay que estar largos viendo una revalorización del 5% en el plazo de un año. Hay empresas en la zona dólar, como Dell, que empiezan a pagar buenos bonos.

También en emergentes, es el caso de Petrobras y de Gazprom. Lo estamos estudiando, pero todavía no nos atrevemos. Son apuestas arriesgadas, pero hablamos de rentabilidades del 5/4%. No compensa la prima de riesgo de Europa periférica, aunque sí compramos bonos de Grecia”.

¿También apuestan claramente por empresas con participación pública?
“Habría una delgada línea en la que encontramos distintos modelos de empresas semipúblicas. Hablamos, por ejemplo, del ICO, que concede un 0,2%/0,3% más de rentabilidad que el estado; tenemos el FROB también o el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico…

En el caso de Portugal, estamos comprando bonos de REFER (ferrocarriles) o Parpública (holding gubernamental); en Italia podemos encontrar Astaldi. Todas ellas tienen rendimientos de casi un 5% con vencimiento aproximado del 20%”.

¿Qué opinan entonces de la emisión de bonos de Adif?
“En principio, la idea nos parece buena. En las que el garante del Estado está detrás y faltaría ver la rentabilidad. Podría tener bastante sentido en las carteras”.

¿En qué situación se encuentran las bolsas?
“Hay una cosa clara y es que España ha abandonado la recesión, pero está en un momento de depresión. Se acabaron las caídas, pero faltan catalizadores que justifiquen las nuevas alzas. Los 12.000 puntos tienen sentido en una España que no mejore demasiado, pero los 10.000 también…

En los próximos dos años, esperamos ver esos 12.000 puntos sin que mejore mucho la cosa.”

¿Consideran, como otros gestores, que es momento de estar centrados en renta variable?
“Para nada. Existen bonos muy distintos, en función de su clase o del rating. Creemos que sí es momento de aumentar la bolsa y reducir la renta fija, pero no es o bolsa o nada… No tenemos una exposición superior al 50% en bolsa”.

¿Cómo ven a los CoCos?
“Estamos analizando el hecho de que, dada la esperada subida de tipos en 2015, hay que ir pensando en CoCos, bonos flotantes o bonos ligados a la inflación. Ir pensando quiere decir ir pensando. De momento estamos buscando candidatos. El momento para comprar bonos convertibles será dentro de seis meses. La idea es buena, pero el timing ahora mismo no es el adecuado”.

¿Qué opinan del MAB?
“La realidad del MAB es que está yendo lento y hay que tener en cuenta un riesgo como es la menor liquidez, cuentas anuales en lugar de trimestrales, etc. Es un campo en el que se puede ganar mucho más, pero también perder mucho más. Por la dificultad extraordinaria que supone, por poco volumen, poca información, en general estamos descartando el estudio de estas operaciones”.